sábado 04 abril 2020

Assange permanece en prisión preventiva pese al riesgo de contraer COVID-19

Londres(EFE).- Julian Assange, reclamado por Estados Unidos por las revelaciones de su portal WikiLeaks, permanecerá en prisión preventiva en el centro de alta seguridad de Belmarsh, en el sur de Londres, pese al riesgo de contraer COVID-19, según spuso este miércoles un tribunal británico.

La jueza Vanessa Baraitser de la corte de magistrados de Westminster rechazó la solicitud de su defensa, que en una audiencia preliminar pidió su puesta en libertad condicional con el argumento de que su mala salud física y mental -tras diez años de cautiverio sin haber sido condenado- le hacen “vulnerable” al coronavirus.

Baraitser aceptó la posición de la fiscal Clair Dobbin, en representación de la Justicia estadounidense, que señaló que no se han registrado casos entre presos de esa cárcel (sí hay muchos funcionarios de baja) y advirtió de que el detenido presenta “un alto riesgo de fuga”.

La petición de los abogados de Assange, que se enfrentará a la segunda fase de su juicio de extradición en mayo tras una primera en febrero, se produce después de que el Gobierno británico haya indicado que se plantea liberar temporalmente a algunos reclusos para reducir la incidencia de COVID-19 en las prisiones del Reino Unido.

Al emitir su dictamen, la jueza dijo que no tiene “ninguna razón” para dudar de la eficacia de las medidas adoptadas por Belmarsh para combatir el virus y constató que el australiano, de 48 años, no es “el único preso vulnerable” a la pandemia.

“Tal como están las cosas, esta pandemia global no proporciona motivos suficientes para justificar la liberación” de Assange, cuya “conducta pasada” hace temer que, si es liberado, “no regresará para atender” este proceso judicial, declaró.

Durante la vista, que el interesado siguió brevemente por videoconferencia desde Belmarsh, la fiscal incidió en que el fundador de WikiLeaks, que afronta diecisiete cargos de espionaje y uno de intrusión informática en Estados Unidos, no se encuentra dentro del “grupo de riesgo” para contraer de la enfermedad.

Sin embargo, el abogado defensor Edward Fitzgerald afirmó que su cliente padece infecciones respiratorias, lo que fue respaldado por testimonios médicos por escrito y de su pareja, que no fue identificada.

Fitzgerald descartó, además, que haya riesgo de fuga y señaló que el periodista “tiene pareja e hijos y estrechos lazos con ellos”, de manera que, si fuera liberado, viviría en familia también con su padre en un lugar del país “a muchas horas de Londres”.

Tras la decisión de hoy, Assange deberá esperar en prisión a que se reanude su juicio de extradición, lo que estaba previsto para el 18 de mayo, si bien la fecha podría posponerse por las restricciones aplicadas en el Reino Unido para contener la propagación del coronavirus.

Previamente, habrá otra vista preliminar de control el 7 de abril, si las circunstancias lo permiten, señaló la jueza.

Assange es requerido por Estados Unidos por la difusión en WikiLeaks en 2010-2011, en colaboración con medios internacionales, de documentos secretos que revelaron crímenes de guerra en Afganistán e Irak, el maltrato de presos en el centro de detención extrajudicial de Guantánamo y abusos de derechos humanos en todo el mundo.

Washington le imputa haber ayudado al antiguo soldado estadounidense Bradley Manning (ahora Chelsea Manning) a acceder ilegalmente a ordenadores del Departamento de Defensa y de poner vidas en peligro al difundir las identidades de las fuentes contenidas en los documentos sustraídos.

El informático, que se declara inocente al considerar que se limitó a ejercer una labor periodística, rechaza su entrega con el argumento de que no tendrá un juicio justo en Estados Unidos, que ha indicado ya que no le aplicará la primera enmienda de su Constitución, que protege la libertad de expresión.

Arrestado inicialmente en 2010 en Londres a instancias de Suecia por un caso de presuntos delitos sexuales hoy archivado, Assange ha pasado casi una década confinado, primero bajo arresto domiciliario y después en la embajada de Ecuador, que en 2019 le retiró el asilo político, y ahora en la prisión de Belmarsh a la espera de que se resuelva este proceso.


About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Contact us
Scroll Up