Jueves 17 octubre 2019

Isabeli Fontana: “Estamos en esta vida para compartir algo bueno con los demás”

Entra en el estudio de Madrid desbordando tanta energía positiva que a los pocos minutos estamos todo el equipo boca abajo haciendo ejercicios para liberar estrés. “Esto lo he aprendido en un curso de ‘coaching’ que me ha cambiado la vida”, afirma orgullosa.

Isabeli Fontana es brasileña –aunque por su nombre ya se imagina su ascendencia italiana–, empezó su carrera de modelo con sólo 13 años y desde ahí todo ha ido ‘in crescendo’. Victoria’s Secret fue la marca que la catapultó a la fama, pero ha trabajado para muchas otras; la última, Carmela, la firma de calzado de la que es imagen. El pasado julio cumplió 36 años y, como buena cáncer, sigue en continua búsqueda de su felicidad.

 

En tu biografía de Instagram te defines como “soldier of love”. ¿Qué significa ser una soldado del amor?

(Se ríe a carcajadas). Nadie me había preguntado esto nunca. Yo creo que todos lo somos, estamos en esta vida para dar amor, para compartir algo bueno con los demás y hacer a todo el mundo más feliz. Especialmente ahora, que estoy aprendiendo sobre ‘coaching’ y estoy muy contenta porque lo que me hace realmente feliz es ayudar a los demás a sentirse mejor.

¿Te gustaría dedicarte a ello?

Profesionalmente no, porque mi trabajo me gusta mucho y no sirvo para estar durante horas en una oficina. A mí me gusta hablar, compartir experiencias y que las compartan también conmigo; aprendo mucho con la gente.

– Tienes más de un millón de seguidores en Instagram. ¿Crees que las nuevas generaciones de modelos lo tienen más fácil gracias a la visibilidad que dan las redes sociales?

Las redes sociales están haciendo todo más accesible. Ahora puedes compartir tu vida o tu trabajo con las personas que te siguen y, así, inspirar a otros. Es como un ‘one to one’, todo el mundo puede hablarte y eso ha convertido el planeta en un lugar más cálido.

– Muchas marcas han pasado de tener como imagen a una modelo o una ‘celebrity’ a contratar ‘influencers’. 
¿Hay sitio para todas?

Sí, este mundo es muy grande. Creo que las ‘bloggers’ pueden aportar cosas positivas, igual que cualquier persona.

– Y especialmente tú, que sigues siendo una ‘supertop’. Además de ser embajadora de Carmela, ¿qué proyectos tienes para los próximos meses?

Me estoy centrando en mis estudios, porque sé que puedo inspirar a la gente no sólo por fuera, sino también por dentro. El mundo interior es muy profundo y es importante saber cómo educarse a uno mismo. Yo empecé como modelo cuando era una niña, tenía 13 años y ahí todo giraba en torno a mi apariencia exterior: maquillaje, ropa… Ahora creo que antes que todo eso, algo dentro de ti tiene que crecer para que te sientas más confiada. Las prendas sientan mucho mejor cuando estás segura.

Isabeli Fontana

– ¿Volverías a empezar tan joven?

Everything happens for a reason (todo pasa por alguna razón). Hace años las cosas eran diferentes, hoy no podría pasar lo mismo porque el mundo está cambiando y hay nuevas reglas que hacen que las modelos no puedan ser menores de 16 años. Pero en aquel momento fue algo muy importante para mí porque yo crecí en un pequeño pueblo y así podía ganar dinero para ayudar a mi familia. Tuve que dejar la escuela, así que regresé a ella años después, cuando estaba embarazada. ¿Si haría lo mismo? Creo que ninguna época es igual, la vida avanza, todo está en movimiento y yo no me siento la misma persona que cuando empecé, pero eso me hizo crecer. Ahora mi esencia es idéntica, pero no soy la misma.

A los 15 años ya desfilabas para Victoria’s Secret. Hay muchos mitos sobre la preparación de las modelos para sus desfiles que, por cierto, no van a volver
 a retransmitirse por televisión. ¿Qué
 hay de verdad en lo que se cuenta?

Yo era afortunada porque no tenía que prepararme mucho, ya que era de constitución delgada. En realidad comía bastante comida basura, porque mi metabolismo me lo permitía. Tomaba refrescos con azúcar, bollería… y todo eso se acumula, así que es ahora cuando noto ese veneno. Si cuando tienes 15 años comes bien, vas a sentirte más sana en el futuro. Pero claro, eso lo he aprendido un poco tarde.

– ¿Cómo era la relación entre los ángeles?

Era muy divertido y los ‘shootings’ siempre eran en sitios preciosos, muchas veces en la playa. Y, por cierto, aunque me echaba protección solar todo el rato, por culpa de trabajar tantas horas al sol ahora tengo varias manchas en la cara y voy al dermatólogo para tratarlas. Supongo que es el precio que tienes que pagar.

– Con 20 años ya eras madre de tu primer hijo. ¿Cómo afectó esa circunstancia a tu carrera profesional?

Paré durante aproximadamente un año y, cuando volví, era incluso más fuerte. Sentía cómo la gente me respetaba más.

– Entonces, ¿crees que la maternidad aporta una cierta fortaleza?


Es una experiencia que te hace aprender a respetarte a ti misma y, cuando eso ocurre, los otros también te respetan.

– Has compartido una foto en un templo budista, otra rezando en Jerusalén…
¿Te identificas con alguna religión?

Es cierto que me gusta la religión, pero no sigo ninguna. A veces, en los malos momentos, necesitas palabras positivas de cualquier credo para sentirte mejor y tener fe. Yo quizás me identifico más con el budismo, porque trabaja especialmente la meditación y el interior de uno mismo. De la filosofía de Buda me gusta que seamos más conscientes del cuerpo y de la mente. Esa es mi religión.

Haces yoga, meditas… ¿Hasta qué punto nos afecta tener una energía positiva?

¡Influye en todo! Creo que la parte espiritual es muy importante.

 

 

¿Qué más haces para estar a gusto en tu piel y mantenerte en forma?

Estudio en profundidad cómo la comida puede darte mayor calidad de vida; es bueno dedicar tiempo a chequear cómo te alimentas. Muchas chicas jóvenes piensan que por saltarse comidas van a adelgazar y a estar mejor y eso no es cierto en absoluto. Lo que tienen que hacer es alimentarse de forma saludable. Si comes bien, no necesitarás tanta cantidad porque tu propio cuerpo la transformará en azúcar y esto hará que te sientas menos hambrienta.

-También has defendido el movimiento ‘fur-free’. ¿Has tenido que ceder alguna vez y llevar una prenda de origen animal con la que no te sentías a gusto?

Sí. Además soy vegetariana desde hace cinco años, pero es un poco delicado hablar sobre este tema, especialmente en la industria de la moda.

-Y en tus redes sociales muestras a menudo tu compromiso con el movimiento LGTB.

Sí, estoy a favor de la integración porque todos buscamos el amor. Muchos de mis amigos pertenecen al colectivo LGTB y es importante que todo el mundo aprenda a aceptar a los demás y, sobre todo, a uno mismo: si no te quieres como eres, difícilmente aceptarás a los demás.

-Con esos ideales, ¿qué opinas de que gobierne la extrema derecha en Brasil?

Creo que todos los extremos son malos. Me gusta estar en el medio, como dice Buda, no posicionarme en la izquierda o en la derecha, sino buscar el equilibrio. Si me sitúo en el lado derecho, ¿qué ocurre si necesito algo del izquierdo?

-Tienes un tatuaje de unas alas en tu espalda y lo has compartido con las frases “free spirit” y “respect”. ¿Alguna vez has sentido que tu carrera de modelo ha condicionado esa libertad?

Sí. Vengo de Brasil, que era un país un poco cerrado, y yo sentía que en la zona de donde soy la gente me juzgaba mucho. En el pasado ser modelo se relacionaba con la prostitución, así que cuando empecé mi carrera pasé por momentos difíciles y tuve que aprender 
a lidiar con toda clase de comentarios.

 

 

A menudo se habla de la desigualdad salarial entre hombres y mujeres, pero en el negocio de la moda vosotras ganáis más. ¿Tú serías partidaria de igualarlo en todos los sectores?

Por supuesto, la igualdad es el mejor camino. No es justo que por el mismo trabajo un hombre gane más dinero; las mujeres no nos merecemos menos que ellos. Por eso tenemos que unirnos para sentir que, juntas, somos mucho más fuertes. Por suerte, las cosas han cambiado y las mujeres ya no nos enfrentamos entre nosotras porque nos hemos dado cuenta de que, si nos sentimos solas, todo es más difícil.

-¿Qué mensaje lanzarías a todas esas chicas que te siguen en redes y piensan que tu vida es absolutamente perfecta?

¡Lo primero que les diría es que ninguna vida es absolutamente perfecta! Yo estoy intentando hacer las cosas bien para enviar un mensaje positivo a las mujeres jóvenes que me siguen. Y, al final, la mejor lección es todo lo que estoy aprendiendo ahora como ‘coach’. (C).


About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Newsletter

Scroll Up