Domingo 19 mayo 2019

Los empresarios mexicanos advierten de los costes millonarios provocados por la escasez de combustible

La escasez de combustible en México está apretando las tuercas de las empresas y los empresarios, a su vez, las del Gobierno. Tras más de una semana de caos de suministro en al menos siete Estados del centro del país, las principales patronales mexicanas han escalado las críticas hacia el plan contra el robo de combustible del presidente Andrés Manuel López Obrador. Representantes empresariales han advertido del impacto económico millonario de las medidas y reclamado la pronta reapertura de las tuberías, cerradas para taponar y evitar más ordeñas clandestinas.

Sin cuestionar la necesidad del combate contra el mercado ilegal de combustibles, cuyo coste el Gobierno cifra en más de 60.000 millones de pesos anuales, unos 3.000 millones de dólares, los dirigentes patronales han pedido un giro en una estrategia que consideran deficiente. “La planeación ha adolecido de graves errores y una implementación dañina para la población y para las empresas”, ha denunciado este jueves en rueda de prensa el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, junto con representantes empresariales de los Estados afectados. En base a una encuesta con 3.500 empresarios, Coparmex ha cifrado las pérdidas en tres de los Estados afectados en 1.250 millones de pesos, más de 60 millones de dólares, y miles de empleos. “Si hay que abrir los ductos, que se abran ya y si se tiene que importar la gasolina que se haga ya”, ha declarado De Hoyos.

En cualquier caso, las patronales no ven sostenible la distribución de petróleo desde las refinerías por medio de 5.000 camiones cisterna, un sistema que hasta ahora no ha logrado compensar el cierre de las tuberías ordenado por el presidente. “No debe prolongarse por más tiempo la distribución por pipas”, ha señalado el dirigente de Coparmex. “Si no se soluciona, tendremos que disminuir el ritmo de producción; ahora, es imposible mover al país sin combustible”, ha coincidido Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, la otra gran patronal mexicana.

Frente a la alarma de los empresarios, López Obrador ha llamado a la calma y defendido la efectividad de las medidas tomadas. Sin cambiar de curso, el presidente ha insistido este jueves en que no hay desabasto ni tampoco “marcha atrás”. Según estadísticas citadas por el presidente, el número de camiones cisterna robados ha bajado de un promedio diario de 787 a 177 desde la puesta en marcha del plan.

Además, la estrategia ha recibido este jueves un espaldarazo desde fuera del Gobierno. El director para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional, Alejandro Werner, ha apoyado el plan contra el robo de combustible, al señalar los efectos positivos que puede traer a largo plazo. “Creemos que es obviamente el objetivo adecuado, el hacerlo con fuerza y de manera muy decidida es muy importante”, ha defendido el alto cargo en una conferencia este jueves. Sobre las repercusiones de la escasez, Werner ha señalado que no ve impactos en la inflación ni en la actividad económica, siempre y cuando se vaya restableciendo el suministro. Por ahora, el Gobierno todavía no ha puesto fecha a la normalización.

Pese al compromiso de Pemex, la empresa estatal de petróleo, de mandar miles de barriles a los Estados afectados, los problemas de escasez persisten y las autoridades regionales se han quejado de retrasos y de la insuficiencia de los envíos. Diego Sinhue, gobernador de Guanajuato, uno de los Estados más golpeados por la crisis, advirtió el miércoles que si no recibe los 41.000 barriles prometidos importará la gasolina desde Texas, en Estados Unidos.

A las advertencias de los empresarios sobre el coste de la escasez se ha añadido la del gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León. “El traslado de bienes y productos puede estar resintiendo estas afectaciones en el suministro, y qué tan sostenida sea esta afectación puede tener un reflejo en la actividad económica y en la inflación”, ha señalado este jueves durante un seminario.

Entretanto, Ciudad de México, donde conviven diariamente más de 20 millones de personas, atraviesa este jueves su tercer día de escasez. Largas filas de coches y de personas cargadas de garrafas vacías se acumulan frente a las estaciones de servicio que siguen abiertas. Mientras, decenas de gasolineras -de las 400 que hay en la capital- permanecen cerradas por falta de suministro ante el fuerte incremento de la demanda. En una de ellas, el puesto callejero de comida y café de Guadalupe Saldaña no vive sus mejores días; apenas tiene clientes y le preocupa no encontrar productos con que abastecerse. “En la vida, sin gasolina, dejamos de funcionar”. (Efe).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Newsletter

Scroll Up