domingo 12 julio 2020
Phoenix Mediossábado 23 mayo, 2020
16543173w.jpg

México (EFE).- Más de 70 artistas internacionales, entre los que resaltan Rosalía, Alejandro Fernández o Maluma, participarán el 30 de mayo en “Se agradece”, el festival televisivo mexicano que bajo el lema “por un país que nunca se rinde” pretende homenajear a todos aquellos que están salvado vidas durante la pandemia de coronavirus.

“En uno de los momentos más difíciles para México y el mundo, hoy más que nunca tenemos que agradecer y estar unidos. Juntos en un evento sin precedentes con grandes artistas (…) reunidos por una sola causa: ¡levantar a México!”, publicó en su perfil de Instagram la aplicación musical Trebel, organizadora del evento.

Precisamente, el listado de estrellas que se reunirán en la transmisión ese sábado a las 07.00 hora local (12.00 GMT) contempla a otros grandes nombres como Alejandro Sanz, David Bisbal, Maná, Juanes, Los Ángeles Azules, Carlos Rivera, Rosalía, Gloria Trevi, Timbiriche o Sebastián Yatra, entre otros.

Desde las redes sociales, algunos de estos músicos ya han expresado el orgullo que les representa formar parte.

“‘Se agradece’, un concierto donde la música y la solidaridad se vuelven uno mismo. Por años nos hemos llevado los aplausos en el escenario, ahora nos toca reconocer a todos esos héroes que están afuera arriesgando su vida por salvar las nuestras”, escribió Yahir en su cuenta de Instagram.

Caifanes, Los Tigres del Norte, Pablo Alborán, Christian Nodal, Thalía, Lila Downs, Ana Torroja, Luis Fonsi y Lucero también han confirmado su presencia en el evento.

Con este, ya son varios los festivales, conciertos y eventos musicales en línea que se están celebrando en los últimos meses debido a la obligación de quedarse en casa y no acudir a eventos multitudinarios durante la cuarentena a causa del coronavirus.

Y no podría ser menos en México, un país que rezuma cultura por sus poros y uno de los lugares donde más música, tanto en directo como en “streaming”, se escucha.

Una de las propuestas con mejor recibimiento está siendo Chingones Unidos por México, del canal de YouTube de la cerveza Victoria, en el que ya han participado artistas de la talla de Ximena Sariñana, Bronco o Alejando Fernández.


Phoenix Mediossábado 23 mayo, 2020
16543882w.jpg

Miami(EFE).- Carlos Vives presentó este viernes “Cumbiana”, el disco más experimental de su larga trayectoria en el que, como confesó a Efe, rinde un homenaje al aporte de los pueblos indígenas anfibios de Colombia en la riqueza musical latinoamericana gracias a la cumbia, un género que ha viajado por todo el continente.

“Siempre hemos pensado que la alegría de nuestra música viene de nuestros ancestros africanos, pero en realidad, nuestros pueblos indígenas son los que han aportado esa exuberancia a la música latina”, explicó Vives, quien lleva años convertido en una especie de antropólogo de los géneros de la región.

Para celebrar y rescatar ese legado histórico, el cantautor decidió enfocarse en la cumbia, un ritmo que según dice nació en el delta del colombiano Río Magdalena, donde aún habitan los descendientes de la etnia del pueblo Tairona.

Su civilización floreció en las faldas de la Sierra Nevada de Santa Marta, la ciudad natal de Vives, por lo que ha querido hacer de “Cumbiana”, precisamente, “su territorio ancestral”.

“Imagínate una ciudad como La Habana o San Juan a los pies de una montaña con nieve”, sugirió el artista con un orgullo que plasmó en los 10 temas de su nuevo trabajo.

En ese listado aparecen colaboraciones con artistas como Rubén Blades, Alejandro Sanz, Ziggy Marley y Elkin Robinson, pero también artistas inesperados, como Jessie Reyez, una joven cantante que le recomendaron sus hijas.

“Estaba buscando una voz femenina para la canción ‘Hechicera’ y mis hijas, las dos, me dijeron que tenía que ser Jessie. Yo no la conocía, pero estoy feliz con el resultado. Me impresionó”, indicó Vives, quien tiene cuatro hijos. La mayor es Lucía de 24, mientras Elena, de 11, es la primera de su matrimonio con Claudia Helena Vásquez.

Elena Vives, precisamente, ayuda a su padre con las voces en varias de las nuevas canciones, entre las que se destaca “Rapsodia en La Mayor (Para Elena)”.

La niña canta junto a Vives en francés y demuestra que no solo ha heredado el amor por la música, sino también su deseo por interpretar y entretener.

Pero las huellas femeninas no terminan ahí. La producción ejecutiva del disco está a cargo de su esposa, algo que enternece a Vives hasta el punto de decir que en todos sus años en la música, “jamás había sentido a alguien que estuviera tan interesado y preocupado” de lo que hace.

“Eso cambió hasta que conocí a Claudia Helena. Ahora todo es un esfuerzo familiar”, dijo.

Vives sonríe con la frase “Amor del bueno”, que cae perfecta para describir a la familia que ha armado, pero que va más allá de la sangre e incluye a los 400 empleados con los que cuenta en otros negocios paralelos a la música, como un prestigioso restaurante en Bogotá.

Por ellos, dice, ha perdido el sueño durante el confinamiento obligado por la pandemia del coronavirus, ya que las autoridades colombianas han prohibido la apertura de ese tipo de establecimientos para evitar el avance del virus en el país.

“He descubierto de mí mismo que veo a la gente que me ayuda con lo que soñé y he construido como a mis hijos. Como padre, estoy dispuesto a hacer lo que haya que hacer para seguirles pagando y ayudando aunque no haya ingresos como antes”, afirmó.

AMOR A RITMO DE CUMBIA

Ese amor también se le desborda por su Colombia. Y es que no hay Carlos Vives sin el vallenato, las fusiones de guitarras eléctricas y acordeón, sin los ritmos afro.

Poco a poco, ha ido poniendo la lupa sobre las expresiones musicales de su país y lo está haciendo de nuevo con la cumbia, aunque reconoce que “es el género que menos lo necesita”.

Para Vives, la cumbia es tan generosa que la adoptaron en Argentina, en Centroamérica, en México y en el suroeste de Estados Unidos. “En cada lugar donde ha viajado la cumbia se ha fusionado con ese pueblo”, indicó.

Pero como no ha pasado lo mismo con sus creadores, Vives decidió poner su lupa en ellos: “En Colombia y en general en Latinoamérica no apreciamos a nuestras culturas indígenas anfibias que son las que nos han dado la característica cultural de la que estamos más orgullosos: la alegría”.

Eso no significa que “Cumbiana” es un disco de cumbia, como ya se pudo apreciar en “No te vayas” y “For Sale”, los dos primeros sencillos que ya ha promovido, el segundo junto a Alejandro Sanz.

Hay una base del género presente en casi todos los temas, pero al reconocer que es el disco más “atrevido y experimental” de su carrera, el artista recuerda sus investigaciones en bibliotecas de sonidos industriales, su búsqueda por un pop más psicodélico, sus esfuerzos por encontrar ese sitio en el que la cumbia se encuentra con el flamenco, con el reggae y con la salsa.

Así nació “Canción para Rubén”, que compuso con su colega panameño Rubén Blades, al igual que con “El hilo”, en el que la cumbia se encuentra con el calipso y el reggae y que dan tono a este esperado trabajo del colombiano.

Precisamente, aunque el equipo de Vives fue el centro de serios debates sobre la pertinencia de sacar el disco en estos tiempos de coronavirus, a sus 57 años Vives tiene cada vez más claro que “hay pocas cosas más poderosas que la música”, más cuando además de alegrar “también dan homenaje a lo mejor de lo que somos”.


Phoenix Mediosdomingo 10 mayo, 2020
16508050w.jpg

Miami(EFE).- El ejecutivo musical español Jesús López, quien ha sido testigo y artífice de varios de los mayores éxitos de la música hispana, se siente “muy optimista” sobre el futuro de la industria en estos tiempos de coronavirus, aunque reconoce que hay que “educar” a los Gobiernos sobre su importancia.

“Vamos a salir reforzados. Tenemos la raíz muy bien plantada y más optimista no puedo ser”, dijo en una entrevista virtual con Efe López, CEO de Universal Music Latin America and Iberian Peninsula y la figura detrás de los éxitos “Macarena” o “Despacito” y de artistas como Juanes, Alejandro Sanz, los Tigres del Norte o Maná.

Aunque reconoce que siempre ha visto el futuro de la industria positivamente, incluso en los peores años de la historia reciente -como entre 2005 y 2015 cuando la piratería mermó radicalmente los ingresos del sector y él siguió invirtiendo y expandiendo la empresa-, afirma que su confianza actual tiene bases concretas.

Por un lado está “la creatividad e innovación” que se ha visto entre artistas y el personal de las disqueras desde que comenzaron las medidas de confinamiento por la expansión del COVID-19.

Al hablar de Universal en particular, López recordó desde su casa en Miami cómo los dos primeros artistas hispanos en hacer un concierto en vivo a través de las redes fueron dos de los suyos: Juanes y Alejandro Sanz, a los que describió como “los primeros damnificados” de la pandemia.

Los dos tenían conciertos “sold out” (agotados) en Bogotá que habían sido suspendidos cuando se encontraron en Miami y decidieron darle un minishow a su público.

“Fue todo orgánico y el primer paso en una serie de iniciativas que han salido de todas partes de la empresa. Hasta el empleado que uno ni piensa ha salido con una gran idea”, indicó.

Entre ellas, mencionó ruedas de prensa virtuales con periodistas de toda América Latina, como sucedió con el lanzamiento de nuevas canciones de Chyno y Nacho y Luis Fonsi, o cuando J Balvin promovió su disco “Colores” con entrevistas “en todo el mundo”.

También han organizado conciertos en las redes y tejido patrocinios con empresas, además de apoyar iniciativas de los mismos artistas, como la hora en las noches que Sebastián Yatra ha dedicado a leer cuentos para niños o la sesión de buenas noticias que ha lanzado Antonio Orozco.

Todas han generado tanto interés que otros colegas se han sumado.

“Todo eso surgió porque nos dimos cuenta de que hay sectores del público que necesitaban ayuda particular”, indicó.

“Ellos y nosotros estamos aprendiendo nuevas habilidades”, comentó también al poner de ejemplo el video de “Si ella te quiere”, el estreno de David Bisbal y Aitana que fue totalmente casero.

El segundo cambio importante ha sido, en su opinión, cómo la industria está desarrollando otras formas de marketing y “más que todo de acompañar a la gente. No a los consumidores. A la gente”, subrayó.

UNA DROGA BUENA

López, que nació en la ciudad gallega de El Ferrol y dio el salto a América gracias al trampolín de “La Macarena” -el primer éxito en español que tuvo impacto mundial-, se confesó también un enamorado de la música autóctona de cada país.

Su pasión personal es el flamenco, pero en general ama y defiende las expresiones de cada país y el esfuerzo de todas las personas vinculadas a esta industria fuertemente golpeada por el confinamiento.

Por eso, aunque afirma que los números de la empresa que ha dado los dos mayores éxitos en español de los últimos tiempos -“Despacito” y “Mi gente”- siguen bien, reconoce que hay miles de familias afectadas por la suspensión de espectáculos musicales.

“Son personas que estamos ayudando como industria”, aseguró.

Sin embargo, para López es “esencial” en este punto que se acabe esa diferencia entre “alta cultura y baja cultura”, pues cualquier tipo de representación artística es más que nunca “esencial para la gente” que ha tenido que recluirse en casa.

Para el ejecutivo, en estos momentos en los que la salud mental de la humanidad va a quedar impactada, “la música es una medicina, una droga buena que hoy se necesita más que nunca”.

Por eso encuentra fundamental que los Gobiernos de los países asuman la necesidad de apoyar a los trabajadores por contrato de la industria discográfica, de conciertos y otros sectores conexos de la música, en especial las presentaciones en vivo.

¿DÓNDE ESTÁN LOS VIDEOS?

Muchos de los temas que ha lanzado Universal desde que comenzaron a aplicarse en Europa y América las medidas de confinamiento de la población ya tenían sus videos grabados, pero a López le preocupa cuándo podrán “comenzar a desarrollar nuevos”.

Reveló que la empresa ya tiene lista la nueva producción de Juanes, “pero es un disco que necesita el componente audiovisual para ser entendido mejor”.

“Para nosotros es importante tener la capacidad de reactivar la producción de la parte de imagen de la música, aunque sea de forma diferente, respetando la distancia y con muchos menos en la producción”, instó.

Aunque los artistas se han dedicado en su mayoría a conectarse con su público en sus redes, en conciertos benéficos o con canciones que reflejen de alguna manera el momento particular que se vive, el ejecutivo español afirmó que el apetito del público “va a seguir siguiendo igual”.

“La gente va a seguir queriendo perrear con un reguetón o emocionarse con un tema de Mon Laferte o un mariachi de Alejandro Fernández”, argumentó sobre la necesidad de reactivar poco a poco la manera de llevar nueva música y sus imágenes a los fans.

En esa línea, como un hombre que ha estado en la primera fila del acontecer artístico del mundo hispano López, recordó: “En la música hay ciclos. Yo he estado involucrado con la movida madrileña, el rock en español y el reguetón, pero de repente salía un José Luis Perales y te decía ‘Y cómo es él’ y tiene éxito”.

“La música es multicolorida y tiene caminos infinitos para llegar al alma de cada quien”, cerró.


Phoenix Mediosmiércoles 18 marzo, 2020
16356377w.jpg

Buenos Aires (EFE).- El argentino Luciano Pereyra, uno de los tantos artistas cuya gira ha quedado desbaratada por la pandemia del coronavirus, afirmó a Efe que, en momentos difíciles como los que vive hoy el mundo, la música ejerce como “un respiro” para el alma, algo así como “lugar de encuentro” para la sociedad.

En una charla en Buenos Aires para presentar su nuevo tour, que planea llevar a Estados Unidos, España, México, Uruguay, Perú y Chile y que ahora está en el aire, el cantante, de 38 años, se refirió a la “incertidumbre generalizada” que vive el mundo en este momento “distinto, raro y difícil”.

“Que más allá de un concierto, esto encuentre una solución pronta y rápida por el bien de la humanidad”, afirmó el músico, originario de la ciudad bonaerense de Luján y con más de dos décadas de trayectoria, tiempo en el que ha cantado solo o junto a artistas como Juan Gabriel, Alejandro Sanz, José Feliciano, David Bisbal y Carlos Vives.

LA BENDICIÓN DE CANTAR

Desde que en 1998 y con solo 17 años cumplió el “sueño” de publicar “Amaneciendo”, el primero de sus 14 discos, una de las cosas que más disfruta en su vida es salir de gira.

“Cuando tengo la posibilidad de compartir la alegría que me da hacer música, siempre digo que eso es una bendición, y que la música sea un lugar de encuentro donde hoy nos toca vivir tantos momentos difíciles como sociedad”, señaló.

El compositor, cuyo estilo fusiona música pop y urbana con ritmos del folclore suramericano, va más allá: “Que la música sea un respiro al alma por un ratito, o por una hora y media o dos que dura un concierto, siempre hace bien”.

Pereyra arrancó en febrero pasado un intenso año de recitales en el festival chileno de Viña del Mar, en el que cantó por primera vez en su carrera: “Fue supermágico salir a un escenario tan imponente, que toda la gente esté coreando realmente fue muy emotivo. No lo voy a olvidar jamás”, afirmó.

El siguiente concierto iba a ser en Paraguay el 21 de marzo, pero ya está suspendido. Habrá que ver qué pasa con todos los que desde finales de mayo tiene previstos en el resto de países.

CON LA MÚSICA EN LA SANGRE

Se puede decir que Argentina conoce a Luciano casi desde que nació. Ya de niño empezó a aparecer en programas de televisión, como uno presentado por la brasileña Xuxa, que aún se puede ver en YouTube y en el que, acompañado por un guitarra casi más grande que él, hizo su propia versión de “Solo le pido a Dios”.

Esa canción de León Gieco, que popularizaron Mercedes Sosa o Ana Belén, fue como una especie de talismán para Pereyra, quien en el 2000 volvió a cantarla pero ante el papa Juan Pablo II, durante el Jubileo celebrado ese año.

“No nací prodigioso, pero sí muy laborioso. A mis papás los vi trabajar toda la vida, no conozco otra manera”, remarca.

De su padre asegura que heredó la “pasión” por la música, y de su madre la “razón”, la que le llevó a estudiar y formarse en canto, guitarra o piano.

“Dios y la vida han sido muy generosos conmigo y la música fue un instrumento para seguir creciendo como persona, que eso es fundamental. Para vivir y poder expresar lo que siento a través de las canciones, siempre digo que me resulta mucho más fácil cantar una historia que contar una historia, pero para eso hay que vivir”, sentencia.

EL ROMANTICISMO QUE NO PASA DE MODA

Convencido de que hoy la música está “globalizada” y casi no se separa por géneros, reconoce que a él siempre le gustó fusionar su “raíz folclórica” con todo lo que suena “actual”.

“Nosotros somos los que cometemos el error de discriminar la música cuando la música a nosotros no nos discrimina”, enfatiza.

También queda claro que el “amor” que le pone a su música queda reflejado en las letras: “El romanticismo y el amor no van a pasar de moda jamás”, revela.

“Te estás enamorando de mí”, “Quédate conmigo”, “Qué suerte tiene él”, “Como tú” y su más reciente sencillo, “Me mentiste”, son algunos de sus grandes éxitos, cantados con sus particulares agudos.

“Anatómicamente uno va cambiando y vaya a saber hasta cuándo duran… pero mientras duran y uno los tiene, los tiene que seguir entrenando y cuidando”, sentencia.

UN LLAMADO A MARC ANTHONY

Tras más de un millón de discos vendidos, según se destaca en su web oficial, y recuperado de los complicados problemas de salud que años atrás le llevaron a estar hospitalizado largas temporadas, su presente está marcado por una gran exposición pública, con “muchas canciones sonando” y de cantar con artistas que “quiere y admira”.

Consultado por quién desea añadir a su larga lista de duetos, el polifacético artista -ha puesto banda sonora a varias series de televisión y hasta ha ejercido de actor- acaba sincerándose.

“Uf… Ya pedir después de haber cantado con tantos es como demasiado, pero me gusta que la vida me sorprenda. Esperemos que Marc Anthony esté viendo esta entrevista y de repente por ahí hacemos un dueto con él”, contesta riendo.


Phoenix Mediosmiércoles 13 noviembre, 2019
15968484w.jpg

Las Vegas (EE.UU.) (EFE).- Andrés Calamaro, versátil, polémico y veterano de la música latina, es uno de los artistas de la “vieja escuela”, como él mismo define, que sigue dando de qué hablar tanto sobre él como de sus discos. Su último, “Cargar la suerte”, está nominado a Álbum del año en los Latin Grammy.

El argentino hizo una parada en su gira para llegar a la trepidante ciudad de Las Vegas (EE.UU.), sede de la 20 edición de esos premios que él mismo vio fundar y en los que en esta ocasión cuenta con cuatro nominaciones que comparte con compañeros como Alejandro Sanz, Rubén Blades y Rosalía, sobre quienes se deshace en halagos.

“Vadea un poco verse con Rubén Blades y Alejandro Sanz, estamos hablando de artistas que además de haber grabado un disco que podría ser del año, son de gran recorrido”, asegura Calamaro desde la habitación de uno de los hoteles de la luminosa urbe.

Mientras en las plantas de abajo ultiman los preparativos para la gran celebración de la música latina, el músico conversa con Efe, como uno de los creadores que mejor ha unido las culturas a ambos lados del Atlántico.

Pregunta: Has visto nacer estos premios, veinte años después sigues recibiendo nominaciones por tus trabajos junto a compañeros también de gran recorrido. ¿Que hacéis para manteneros?

Respuesta: Prefiero no contarte todo lo que hice… Yo empecé muy joven tocando teclados, era músico de sesión, me vestía de negro y estaba preparado para tocar de todo. Mira, yo para durar tanto veo corridas de toros, sería muy experimental y muy interesante que la academia premie como disco del año, el ultimo en agradecer en la gala, a un taurino con antecedentes penales. Sería un paso, una reivindicación para el rock.

P.- ¿Ha desaparecido el rock?

R.- No se ha perdido el rock. En América Latina no apareció el rock hasta más tarde porque no hacía falta por la diversidad de sus ritmos y sus paisajes. (…) Empezó como un género con el rock and roll, pero a partir de los años 1960 se transformó a otra cosa, tiene un perfil ideológico, consumo cultural, otras tendencias… Es un vehículo de libertad. La relación del rock con la industria siempre ha sido conflictiva.

P.- ¿Y la idea del disco? Se premia al Álbum del año en la era del “streaming”…

R.- Lo sé, lo sé. Nosotros somos de la vieja escuela. Antiguamente los contratos discográficos eran todos iguales, para no imprimir tu nombre en todas las páginas ponía ‘el artista’ y luego aparecían todas las obligaciones. Grabábamos discos como una obra, no sé si estarán en museos, algunos podrían, nosotros somos el arte popular.

P.- ¿Qué disco expondrías tú en un museo?

R.- Los de Héctor Lavoe e Ismael Rivera, también a The Allman Brothers, los versos de la “Milonga del Sur” y obras de música regional como la nordeste argentina, preciosa.

P.- ¿Y tuyo?

R.- Podría hacer una lista buena, pero tengo un par de discos que dicen las malas lenguas que tienen ese estatus: “Alta Suciedad” y “Honestidad Brutal”. Luego está “El Salmón”, que no tengo palabras para describirlo, compuesto de cinco álbumes, intentamos hacer el disco imposible.

P.- Hablando de discos… Acabas de participar en un homenaje a “Mediterráneo” de Joan Manuel Serrat.

R.- Sí, es una grabación no por Serrat, sino para él. Espero que la escuche. (…) “Mediterráneo” tiene una inspiración propia, no se agarra a nada. Probablemente define la identidad del catalán español.

P.- ¿Lo mediterráneo puede ser latino?

R.- Yo creo que sí entra en lo latino, por el mérito de los artistas que lo hacen entrar. Joan Manuel Serrat, Enrique Bunbury con Héroes del Silencio, Peret, el Pescaílla, la rumba catalana, la música andaluza… Y Rosalía, ¡pero qué estoy diciendo!, que es catalana, Rosalía.

P.- ¿Hace música latina Rosalía? Ya sabes que ha habido polémica con ello..

R.- ¡Pero claro, y global! Rosalía es lo más bonito, lo más interesante… ¡y más que interesante en muchos años! Tengo que hacer memoria para recordar a un artista hispano latino tan importante, con nada más que 2 o 3 discos, yo creo que desde Alejandro (Sanz), aunque tal vez estoy olvidando algo.

P.- ¿Escuchaste su primer disco de flamenco? ¿Qué te parece su carrera y su fenómeno?

R.- No solo lo escuché, estábamos juntos en la alfombra como nominados ese año. No era aún el fenómeno que es ahora, pudimos conversar. Era un disco importante pero Rosalía se está multiplicado, no se sabe el techo que tiene.


Phoenix Mediosjueves 7 noviembre, 2019
15947129w.jpg

Los Ángeles (EE.UU.)(EFE).- Los Latin Grammy apuran ya los preparativos para celebrar su vigésima edición, que tendrá lugar el 14 de noviembre, y lo hacen convertidos no solo en la gran fiesta de la música latina sino también en un instrumento de cohesión cultural y de memoria y promoción de los ritmos iberoamericanos.

Alejandro Sanz y Rosalía, con ocho y cinco nominaciones, serán los favoritos en Las Vegas (EE.UU.) para estos Latin Grammy, pero en el camino a esta gala número veinte no todo fue de color rosa, tal y como explicó a Efe el presidente de la Academia Latina de la Grabación, Gabriel Abaroa Jr.

“Hace veinte años, la Academia Latina de la Grabación nos la hicieron”, dijo en alusión a que esta institución surgió directamente de la Academia de la Grabación, la organización que ideó los Grammy.

“Nos crearon a imagen y semejanza con la única salvedad de que los estatutos eran en español (…). Nos costó mucho montarnos en esta estructura, entenderla, y, en lugar de criticarla y despedazarla, readaptarla y reconstruirla (…). Fue un proceso de mucho aprendizaje en el cual se sufrió mucho porque las criticas más acervadas venían de nuestra propia gente”, agregó.

El 13 de septiembre de 2000, el Staples Center de Los Ángeles (EE.UU.) acogió la primera edición de los Latin Grammy.

Luis Miguel ganó el premió al álbum del año (“Amarte es un placer”), Marc Anthony se apuntó el gramófono de la canción del año (“Dímelo”) y Maná junto Santana se anotó el reconocimiento de grabación del año (“Corazón espinado”).

Así comenzó el palmarés de unos reconocimientos que sirven para radiografiar la historia y evolución de la música latina en las últimas dos décadas.

Un ejemplo elocuente: Juanes ganó en 2001 el Latin Grammy al mejor nuevo artista en la segunda edición de los premios y este año se llevará el premio Persona del Año como tributo a toda su carrera.

También se llevó el codiciado premio a nuevo artista Calle 13 (en 2006), el fenómeno que desde Puerto Rico conquistó el continente americano y que con 22 premios es el grupo más laureado de los Latin Grammy.

De rebote, René Pérez (Residente), la mitad de Calle 13 junto a Eduardo Cabra (Visitante), es el artista individual más laureado con 24 Latin Grammy.

Al margen de los récords, el historial de estas distinciones reserva también espacios de honor a estrellas como Juan Luis Guerra, Alejandro Sanz, Shakira, Carlos Vives, Caetano Veloso o Natalia Lafourcade.

Pero Abaroa Jr. tienen una espina clavada: “Me duele no haber iniciado estos premios hace cincuenta años”.

El máximo responsable de los Latin Grammy dijo que, a diferencia de sus hermanos anglosajones (que en 2020 celebrarán su 62 edición), estos galardones no pudieron reconocer a grandes figuras en sus momentos de mayor esplendor.

Entre ellos citó, por ejemplo, a Julio Iglesias, Rocío Dúrcal, Mercedes Sosa o Camilo Sesto.

Aunque los Latin Grammy encontraron un remedio: el premio Persona del Año que anualmente rinde homenaje a un gran artista o grupo y que ha ido a parar a mitos como Juan Gabriel, Vicente Fernández, José José, Gloria Estefan o Gilberto Gil.

“El legado más maravilloso que tenemos es veinte años de conservar una memoria de todo lo que se lanzó comercialmente en música en español o en portugués en forma significativa en cualquier país del mundo”, argumentó Abaroa Jr.

En este viaje también se han topado con controversias como la queja este año de estrellas como J Balvin y Bad Bunny por la escasa presencia del género urbano en las nominaciones.

“Creo que la Academia es una organización que levanta polémica precisamente porque se ha vuelto relevante”, dijo Abaroa Jr., quien, ante todo, mostró “muchísima atención” y “muchísimo respeto por todos los artistas”.

“Ahora, ¿es intención de la organización lastimar a alguien? No. A mí me gustaría hacerme la vida más fácil, pero soy el primero que tiene que respetar el proceso. Sí hubo quejas, pero a lo mejor los que se quejaron olvidaron que la mejor forma de manifestar su forma de pensar es votando. Y si no te gusta como viene la votación, como miembro tienes derecho a participar en los comités”, explicó.

Por último, Abaroa Jr. admitió que los veinte años de los Latin Grammy son “un logro” y todo “un reto” por cumplir las expectativas de la industria, pero ya mira hacia el futuro y aseguró que comenzará a preparar la edición número 21 justo un día después de la gala de la próxima semana.


Phoenix Medioslunes 22 julio, 2019
15622270w.jpg

San Juan.- El actor y director de cine español Paco León, mostró este domingo su apoyo al pueblo puertorriqueño y unió su voz a la de otros artistas de España como Alejandro Sanz o Miguel Bosé, para que renuncie el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló.

La isla se encuentra inmersa en una crisis política desde que hace una semana se desvelara el contenido de un chat en el cual el gobernador, junto a miembros de su círculo íntimo de asesores, se burla de varios rostros conocidos, periodistas y políticos.

Hoy el gobernador reiteró que no dimitirá, que no se presentará a la reelección en las elecciones de 2020 y que renuncia a la presidencia del Partido Nuevo Progresista (PNP).

A través de sus redes sociales, León recordó hoy que mañana el “pueblo de Puerto Rico vuelve a salir a las calles para pedir la renuncia del gobernador”.

Para este lunes hay prevista una manifestación en San Juan, a la que acudirán numerosos artistas de la isla, como Ricky Martin, y un paro nacional.

En un vídeo, León envía un “abrazo muy grande” al pueblo de Puerto Rico “que se está levantando y se está expresando”.

“Está pidiendo una cosa muy concreta: Ricky (Rosselló) renuncia. Puñeta, escucha a tu pueblo. Ricky renuncia!”, agrega.

El pasado miércoles, con motivo de la celebración de una macromanifestación a la que acudieron miles de personas en la capital para pedir la dimisión de Rosselló, Alejandro Sanz recordó que es padre de un “hijo boricua”.

“Y soy hijo del mundo. Por eso hoy todos somos #PuertoRico”, señaló.

“El Capitolio nos espera a todos para renombrar el valor de la libertad de un país preso del poder político. #FueraRickyYA”, escribió en sus redes sociales.

Por su parte, Miguel Bosé, ese mismo día escribió: “Apoyando a mi hermano Ricky Martin. Estoy contigo en esta marcha, basta ya de tantos abusos. Puerto Rico unido es más fuerte”.

Martin junto al cantante Bad Bunny, Residente, iLé -hermana de Residente- y Tommy Torres y su esposa, fueron algunos de las personas que lideraron la marcha masiva.

El cantante puertorriqueño Ricky Martín calificó este domingo de “cínico” y “maquiavélico” al gobernador de Puerto Rico.

“Lo único que acabas de hacer con ese mensaje que acabas de dar es jugar con la salud mental de los puertorriqueños. Yo les exijo a los presidentes del poder legislativo en la isla es que por favor empiecen el proceso de ‘residenciamiento’ (juicio político). Si él no se quiere ir esa es la única opción que nosotros tenemos”, dijo Martin en un mensaje colgado en sus redes sociales.(EFE).


Phoenix Medioslunes 24 junio, 2019
Jaydy-Michel-620x381.jpg

Jaydy Michel presumió fotografía con su hija Manuela el día de su graduación, a la que su padre Alejandro Sanz no pudo estar presente por estar en plena gira.

La ex modelo compartió en Instagram una bella foto en donde aparece junto a su hija mayor en su graduación, y escribió: “Qué orgullo de mi #MiPrincesa graduada!!!Eres demasiado hermosa amor mío #Manuela me emocioné tanto verte ahí con tu toga tan feliz y madura!!! #TeAmo #Felicidades todos estamos orgullosos de ti!”.

Manuela se está convirtiendo en una bella joven, mucho más parecida a su padre. El cantante español lamentó no haber podido acompañara a su primogénita, ya que se encuentra realizando su más reciente gira promocionando su nuevo álbum.


Phoenix Mediosdomingo 16 junio, 2019
15523837w.jpg

Madrid.- Alejandro Sanz sigue escribiendo páginas en la historia de la música y de la capital española: él fue el último artista en actuar en el estadio Vicente Calderón y este sábado se ha convertido en la primera figura nacional que asalta el Wanda Metropolitano en una velada que se ha saldado, una vez más, con éxito.

Junto a los Bruno Mars, Ed Sheeran o Iron Maiden que de momento han pasado por aquí (y los que están por venir, como Muse o Bon Jovi), el madrileño ha hecho debutar en casa su más reciente trabajo, “#ElDisco”, nada menos que ante unas 55.000 personas que agotaron todo el aforo a velocidad estratosférica, demostrando que en vivo sigue siendo el coloso a batir.

Decepción solo para quienes hubiesen depositado sus esperanzas en ver un concierto de grandes éxitos, pues Sanz ha concebido un repertorio diferenciado, muy incardinado en ese citado último trabajo, doble platino en España, del que han sonado siete canciones de nueve, con un repaso asimismo a sus demás álbumes, pero no necesariamente por lo más trillado.

No ha faltado “Corazón partío” como remate, claro, ni “Mi soledad y yo”, “Amiga mía” o “¿Y si fuera ella?” (eso sí, en formato de popurrí), pero en un generoso repertorio de más de dos docenas de canciones no han sonado cartas ganadoras, como “No es lo mismo”, “Cuando nadie me ve” o “Desde cuando”.

Tampoco ha sonado “La tortura”, el éxito con Shakira que ambos interpretaron en su reciente concierto de Barcelona, pero ha compensado a los madrileños con la aparición sorpresa de Camila Cabello en “Mi persona favorita”, la de Sara Baras para bailar “El alma al aire”, la de Dani Martín en la popera “Lo que fui es lo que soy” y de Pablo Alborán, el otro astro actual de la música española, en “No tengo nada”.

A diferencia de lo que sucediera con Ed Sheeran el martes, este sábado la fiesta ha arrancado impuntual, 25 minutos después de las 10, y con la noche bien entrada, lo que por otro lado ha permitido que en estos largos días preestivales los juegos de luces destacaran más en el arranque con “Hoy que no estás”, de su celebrado disco “Más”, que ha sido el otro gran protagonista del “show”.

La gran “A” invertida que se ha convertido en el símbolo de esta etapa del músico ha recibido al público en forma de pasarela desplegada desde el escenario donde aguardaba la banda, una populosa banda de más de 10 miembros fundamental en el desarrollo de la velada y que sigue sin entender de géneros, con tantos hombres como mujeres.

Inmediatamente ha sonado “Azúcar en un bowl”, primera pincelada de ese “#ElDisco”, álbum multicolor que el propio músico compara con la variedad de “No es lo mismo” (2003) y que contiene algunos trazos arriesgados como este y también brochazos familiares que en el pasado dieron sus frutos. Lástima que de lo poco que ha prescindido de este trabajo esté la canción más bonita, “Este segundo”.

“Madrid de mi alma, ¿cómo están? ¡Qué ganas tenía de esta noche!”, ha exclamado en su primera intervención, agradecimiento a la fidelidad de su público e introducción a “Aquello que me diste”, que según él debería llamarse “Aquello que me dais”.

La difícil acústica del Metropolitano parecía en ese punto empeñado en hacer de las suyas, porque al habitual emborronamiento se han sumado los gritos de un importante sector: “No se oye, no se oye”, han protestado varias veces, lo que ha forzado a reubicarles en medio del concierto.

No han tenido tanta suerte quienes desde la pista se quejaban de que, pese a haber pagado una entrada “premium” de 135 euros frente al escenario, apenas pudieran respirar… Eso quienes han entrado, porque los hay que se han quedado fuera pese a haber abonado el ticket de esa categoría.

Ajeno a ese batiburrillo ha proseguido el concierto. En ‘Back in the city”, reivindicación contra las fronteras con sabor cubano, no ha estado Nicky Jam, como tampoco Mark Anthony en “Deja que te bese”, lo que no ha impedido que los asistentes bailaran y bailaran antes de internarse en un tramo más tranquilo con “Los lugares”, donde la voz de Residente sí ha sonado pregrabada, en uno de los momentos más bellos e intensos.

Y si a su hijo Dylan le dedicaba “Capitán Tapón”, a Alexander, presente sobre el escenario, le ha brindado “La peleíta”.

El carácter mestizo que la música de Sanz guarda desde hace años se ha reconocido en “Te canto un son”, entre Cádiz y Miami, con zapateado flamenco como un elemento percusivo más, antes de afrontar entre globos luminosos la también reciente “El trato”, un “cataclismo” emocional, dice él, que concibió como homenaje al ruso Serguéi Rajmáninov y representa su “compromiso con la vida”.

“La primera luz fue aquí en mi tierra, Madrid y Madrid, yo quisiera ser tuyo para siempre”, ha proclamado ante un broche final en el que, entre gritos de “¡Alejandro, Alejandro!”, han estallado los grandes clásicos, los “Quisiera ser”, “Y si fuera ella”, “Amiga mía”, “Lo ves” y, como colofón, un “Corazón partío” que este sábado le ha dejado el ídem recompuesto a miles de personas. (EFE).


Phoenix Mediosdomingo 2 junio, 2019
15480964w.jpg

Sevilla (España).- Alejandro Sanz ha iniciado los conciertos de #La Gira esta noche en Sevilla, ciudad española que lo hizo Hijo Adoptivo esta semana y donde ha presentado su último álbum #El Disco a un público que se metió en el bolsillo al ritmo que él marcaba.

A las 22.17 en punto se apagan las luces del estadio Benito Villamarín, y ahí aparecieron tres enormes pantallas anunciando los nombres, apellidos y caras de la banda que le acompaña en esta gira, iluminando un enorme escenario que termina en lo que parece una “v”, que en realidad es la “A” invertida marca de la casa para este nuevo proyecto.

Firme, con traje negro y zapatillas blancas, Alejandro se plantó en mitad del escenario, le iluminó un foco y soltó: “Buenas noches, Sevilla”, lo demás, vino rodado.

Gente de todas las partes de España e incluso muchas que habían cogido un vuelo desde Latinoamérica para verle ya estaban en el bolsillo del artista, con 55.000 almas coreando todas sus canciones, con guindas como la sevillana Pastora Soler cantando con él ‘Yo no tengo nada’, y todo con un montaje de luces, sonidos y pantallas gigantes reservado sólo para los artistas elegidos por el destino para ser leyendas vivas.

En la quinta canción, una parada para recordar a José Antonio Reyes, el futbolista criado en la cantera del Sevilla FC, fallecido hoy en accidente de tráfico: “Desde aquí le mandamos a su familia y su gente todo el amor del mundo, que sepan que estamos con ellos y les dedicamos este concierto”, unas frases que dieron paso a la mayor ovación que un sevillista ha recibido en el templo del beticismo.

Y es que Alejandro Sanz, como él mismo recordó en ese momento, es Hijo Adoptivo de una ciudad en la que “no se imaginan lo que siente aquí arriba uno”, pues desde el escenario se veía una impresionante panorámica de un estadio repleto de gente, en las gradas y el césped, con lo que no era extraño que el cantante dijese que “es algo increíble, es como si fuera mi primer concierto, igual”.

No había pasado media hora de concierto y el público ya estaba entregado, prueba de que el sitio para comenzar #La Gira, donde pondrá a prueba el calor de los miles de seguidores con sus temas más reconocidos y los de su último álbum, titulado #ElDisco, no había sido al azar.

Sobre el escenario soltó todo lo que forma un trabajo que se compone de diez canciones en el que se aprecian los ritmos latinos y el estilo más urbano, pero intercalando las canciones que hace más de dos décadas lo convirtieron en una estrella.

A la hora exacta del concierto, Caribe puro con ‘Looking for paradise’. Ya nadie estaba sentado en todo el estadio, si es que alguna vez alguien lo estuvo, y regresó al pasado para corear ‘Lo que fui es lo que soy’, una de esas canciones que Alejandro Sanz hacía tiempo que había dejado atrás al Alejandro Magno de su primer disco, cuando ya era un cantante de los de reservar con tiempo las entradas para sus conciertos.

Y vuelta al Caribe, y al sur, mezclados en ‘Te canto un son’, canción que recuerda por igual que tiene “Cuba en el alma, Y Miami en el corazón, soy un flamenquito en La Habana y soy de Cádiz, te canto un son”, y si el público flaquea porque alguna canción no es de las más conocidas, se echa mano de ‘A la primera persona’, y el Villamarín vuelve a vibrar como si Joaquín estuviese corriendo su banda derecha.

Llega ‘Mi persona favorita’, llegan esos momentos que hay en todo concierto en que da igual que el cantante cante o no, en el que el público se hace dueño de #Lagira, y en el que el músico dice que “han sido muchos meses de ensayos para llegar hasta aquí”, y muestra su agradecimiento a todos aquellos que le ha ayudado a montar el concierto, aplaude a su público “que quiero con toda el alma” y le regala ‘Quisiera ser’ con la cantante Rosario Flores a su lado.

Nada faltó en la noche más sevillana del nuevo Hijo Adoptivo de Sevilla, ni siquiera el calor, que no ha abandonado a la ciudad en todo el día ni su noche, y ahora queda hacer las maletas para buscar nuevos destinos para sus conciertos, pero la noche en que un hijo de una ciudad cantó por primera vez ante los suyos, esa, ya no se repetirá.(EFE).



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Contact us
Scroll Up