viernes 30 octubre 2020
Phoenix Mediossábado 8 agosto, 2020
adelgazar-durmiendo-810x538-1.jpg

¿Adelgazar durmiendo? Es posible de forma moderada si atiendes a una serie de sencillos trucos recomendados por expertos. Te contamos hasta cinco claves para perder peso y adelgazar mientras duermes.

Si estás intentando adelgazar y perder peso de forma saludable, deberías tener en cuenta ciertas medidas que puedes adoptar mientras duermes, de sencilla aplicación y que, convertidas en un hábito rutinario, pueden suponer un importante apoyo a una dieta equilibrada y a la práctica regular de deportes como el natación, el tai chi, caminar o el yoga.

El conocimiento es poder: al igual que especias como la canela o el jengibre pueden ayudarte a quemar grasas y adelgazar, un puñado de circunstancias y rutinas determinadas para dormir pueden contribuir a que pierdas peso. Eso sí, deberás introducirlas en tu rutina en lugar de ponerlas en práctica de manera aislada. ¡Te contamos cuáles son!

5 claves para adelgazar durmiendo

  • Proteínas antes de dormir: Por si te asalta el hambre en plena noche o justo antes de dormir, los batidos o los alimentos ricos en proteína son una opción. Al respecto, investigadores de la Universidad Estatal de Florida descubrieron que aquellas personas que consumieron 30 gramos de proteína antes de acostarse experimentaron un mayor gasto de energía en reposo a la mañana siguiente en comparación con los que no comieron nada antes de acostarse. Una ventaja adicional es que la proteína también puede ayudar a reparar los músculos durante la noche. Mientras más masa muscular tenga, más calorías quemarás en reposo.
  • Duerme en completa oscuridad: Huye de la luz tanto natural como artificial, cierra las persianas y descansa en una habitación seca, limpia y ordenada. Cuando estás en completa oscuridad, tu cuerpo produce la hormona melatonina, que no solo te hace sentir somnoliento, sino que puede ayudar a quemar calorías, según un estudio publicado en el Journal of Pineal Research. Respetar tus ritmos circadianos es fundamental para cuidar tu salud en general y prevenir enfermedades.
  • Baja el termostato: Tal y como te explicábamos a fondo en este artículo, dormir en una habitación más fría de lo habitual puede ayudarte a conciliar el sueño más rápido, adelgazar y perder peso y reducir la incidencia de toda clase de enfermedades. Concretamente, la temperatura ideal debería situarse entre los 15 y los 19 grados. No se recomienda dormir a más de 23 grados ni por debajo de los 12. Esta información apareció en un artículo firmado por el doctor Christopher Winter, director médico de Charlottesville Neurology & Sleep Medicine.
  • Adiós a electrodomésticos y dispositivos tecnológicos: Antes de prepararte para ir a la cama, apaga todos los electrodomésticos. Investigadores de la Universidad de Manchester descubrieron que la luz azul de onda corta, emitida por tabletas y teléfonos inteligentes, interrumpe la producción de melatonina en el cuerpo y, como resultado, podría perjudicar y enlentecer tu metabolismo. Por ello, no te acuestes con tu smartphone y despídete de la televisión y del ordenador o la tablet un par de horas antes de acostarte. Por otra parte, investigadores de Singapur relacionaron la exposición prolongada a la televisión con niveles más altos de triglicéridos y una menor adiponectina, una proteína involucrada en la regulación de los niveles de glucosa y la descomposición de los ácidos grasos.
  • Duerme las horas suficientes: Lo ideal es que descanses entre siete y ocho horas cada noche para alcanzar un descanso saludable. Un estudio del American Journal of Clinical Nutrition encontró que el gasto de energía en reposo de las personas bien descansadas era un 5% más alto que el de sus compañeros cansados. También quemaron un 20 por ciento más de calorías después de comer que los que dormían menos horas. Investigaciones relacionadas también determinaron que la falta de sueño hace que las células grasas sean menos sensibles a la insulina, un cambio metabólico que se relaciona con la obesidad.

(Reader´s Digest).


Phoenix Mediosmiércoles 18 diciembre, 2019
10-formas-naturales-acabar-con-el-estres.jpg

Cuando tus niveles de cortisol están demasiado altos pueden provocar hipertensión arterial, denotar estrés crónico o propiciar que engordes. Te contamos como reducirlos de forma natural gracias a estos diez consejos con respaldo científico.

El cortisol es conocido como la hormona del estrés, bombeada por las glándulas suprarrenales cuando estás agotado o alarmado. El cortisol ayuda a alimentar el instinto de “lucha o huida” de tu cuerpo, algo básico para la supervivencia pero que si se prolonga en tu día a día tiene consecuencias negativas, desde el aumento de peso al insomnio, la ansiedad o la subida de la presión arterial. Cuando su funcionamiento es normal, el cortisol sirve para el funcionamiento óptimo del organismo y tiene propiedades antiinflamatorias. 

Cuando la situación estresante se prolonga o cronifica, a medida que se libera más cortisol, aumentan los niveles de azúcar en la sangre, lo que puede conducir a un aumento de peso, principalmente alrededor del abdomen y la cara. Además, el malestar se instala asociado a otros problemas como la mala higiene del sueño, la depresión, la irritabilidad, la falta de concentración o la diabetes.

No todas las noticias son malas: hoy recopilamos casi una decena de formas naturales para reducir el cortisol, que incluyen cambios en la dieta o en el estilo de vida, y que están respaldadas por estudios científicos.

10 maneras de reducir el cortisol avaladas por la ciencia

  • Corta o reduce el consumo de cafeína: Un estudio de 2005 publicado en la revista Psychosomatic Medicine descubrió que la cafeína aumenta la secreción de cortisol incluso en personas en reposo. Debido a que esta sustancia estimula la producción de la hormona e incrementa la presión arterial, es importante disminuirla gradualmente, u optar por bebidas alternativas como la saludable leche dorada.
  • Adiós al azúcar: Una de las formas más sencillas de luchar contra los niveles altos de cortisol, el estrés y el aumento de peso es acabar con los azúcares simples presentes en pasteles, dulces, refrescos o pan blanco, y optar por carbohidratos complejos, ricos en fibra, proteínas y grasas saludables. Granos enteros, lácteos, legumbres o vegetales con almidón te ayudarán.
  • No bebas alcohol: Un estudio publicado en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism descubrió que los hombres que solo tomaban una bebida a la semana vieron un aumento del tres% en sus niveles de cortisol, y esos niveles pueden ser aún más altos si están bajo una tremenda presión. Dado que es un depresor del sistema nervioso, también puede propiciar estados depresivos. 
  • Suficiente hidratación: Beber suficiente agua al día -en torno a unos ocho vasos- es fundamental para regular mejor los niveles de cortisol. Según un estudio de 2018 realizado en jóvenes jugadores de fútbol, ​​incluso la deshidratación leve puede conducir a un aumento en los niveles de cortisol.
  • Horario regular de comidas: Se trata de una excelente manera de mantener el estrés bajo control. No saber cuándo será la próxima comida puede ser una fuente de ansiedad mientras que evitarás el consumo de azúcar y snacks entre horas, regulando mejor el apetito.
  • Identifica qué comes cuando estás estresado: Para ello, los expertos recomiendan mantener un diario de alimentos, practicar la alimentación intuitiva y parar el ciclo cuando sintamos una emoción que nos insta a comer mal o atiborrarnos. C
  • Cuida tu sueño: Dormir entre siete y nueve horas por noche, respetando los horarios regulares de sueño, huyendo de la luz azul de las pantallas y procurando cenar ligero y saludable regulará adecuadamente los niveles de cortisol, interconectados estrechamente con el ritmo circadiano. Según los investigadores de Wake Forest, las personas que duermen cinco horas o menos tienen muchas más probabilidades de engordar.
  • Risa y buena compañía: La risa profunda y sincera está respaldada por la investigación como el mejor antídoto para el estrés. Varios estudios han demostrado que de 10 a 20 minutos de risa profunda y profunda reduce el cortisol.
  • Ejercicio de intensidad moderada: El deporte de alta intensidad durante unos 15-20 minutos puede estimular la producción de cortisol, por loq ue para reducir los niveles de esta hormona puedes optar por ejercicios de intensidad moderada y baja como el entrenamiento de fuerza, yoga, pilates y caminar, avalados por un estudio en The Journal of Endocrinological Investigation.(Eat This).

Phoenix Mediossábado 28 septiembre, 2019
adelgazar-durmiendo-810x538.jpg

¿Adelgazar durmiendo? Es posible de forma moderada si atiendes a una serie de sencillos trucos recomendados por expertos. Te contamos hasta cinco claves para perder peso y adelgazar mientras duermes.

Si estás intentando adelgazar y perder peso de forma saludable, deberías tener en cuenta ciertas medidas que puedes adoptar mientras duermes, de sencilla aplicación y que, convertidas en un hábito rutinario, pueden suponer un importante apoyo a una dieta equilibrada y a la práctica regular de deportes como el natación, el tai chi, caminar o el yoga.

El conocimiento es poder: al igual que especias como la canela o el jengibre pueden ayudarte a quemar grasas y adelgazar, un puñado de circunstancias y rutinas determinadas para dormir pueden contribuir a que pierdas peso. Eso sí, deberás introducirlas en tu rutina en lugar de ponerlas en práctica de manera aislada. ¡Te contamos cuáles son!

5 claves para adelgazar durmiendo

  • Proteínas antes de dormir: Por si te asalta el hambre en plena noche o justo antes de dormir, los batidos o los alimentos ricos en proteína son una opción. Al respecto, investigadores de la Universidad Estatal de Florida descubrieron que aquellas personas que consumieron 30 gramos de proteína antes de acostarse experimentaron un mayor gasto de energía en reposo a la mañana siguiente en comparación con los que no comieron nada antes de acostarse. Una ventaja adicional es que la proteína también puede ayudar a reparar los músculos durante la noche. Mientras más masa muscular tenga, más calorías quemarás en reposo.
  • Duerme en completa oscuridad: Huye de la luz tanto natural como artificial, cierra las persianas y descansa en una habitación seca, limpia y ordenada. Cuando estás en completa oscuridad, tu cuerpo produce la hormona melatonina, que no solo te hace sentir somnoliento, sino que puede ayudar a quemar calorías, según un estudio publicado en el Journal of Pineal Research. Respetar tus ritmos circadianos es fundamental para cuidar tu salud en general y prevenir enfermedades.
  • Baja el termostato: Tal y como te explicábamos a fondo en este artículo, dormir en una habitación más fría de lo habitual puede ayudarte a conciliar el sueño más rápido, adelgazar y perder peso y reducir la incidencia de toda clase de enfermedades. Concretamente, la temperatura ideal debería situarse entre los 15 y los 19 grados. No se recomienda dormir a más de 23 grados ni por debajo de los 12. Esta información apareció en un artículo firmado por el doctor Christopher Winter, director médico de Charlottesville Neurology & Sleep Medicine.
  • Adiós a electrodomésticos y dispositivos tecnológicos: Antes de prepararte para ir a la cama, apaga todos los electrodomésticos. Investigadores de la Universidad de Manchester descubrieron que la luz azul de onda corta, emitida por tabletas y teléfonos inteligentes, interrumpe la producción de melatonina en el cuerpo y, como resultado, podría perjudicar y enlentecer tu metabolismo. Por ello, no te acuestes con tu smartphone y despídete de la televisión y del ordenador o la tablet un par de horas antes de acostarte. Por otra parte, investigadores de Singapur relacionaron la exposición prolongada a la televisión con niveles más altos de triglicéridos y una menor adiponectina, una proteína involucrada en la regulación de los niveles de glucosa y la descomposición de los ácidos grasos.
  • Duerme las horas suficientes: Lo ideal es que descanses entre siete y ocho horas cada noche para alcanzar un descanso saludable. Un estudio del American Journal of Clinical Nutrition encontró que el gasto de energía en reposo de las personas bien descansadas era un 5% más alto que el de sus compañeros cansados. También quemaron un 20 por ciento más de calorías después de comer que los que dormían menos horas. Investigaciones relacionadas también determinaron que la falta de sueño hace que las células grasas sean menos sensibles a la insulina, un cambio metabólico que se relaciona con la obesidad.(TB).

Phoenix Mediosdomingo 18 agosto, 2019
sindrome-posvacacional-810x540.jpg

Tic-tac. Se acerca septiembre, con la temida vuelta al cole, el abandono de la playa por los quehaceres diarios y las responsabilidades laborales. Con el final del período estival, el fantasma del síndrome postvacacional comienza a sobrevolar nuestras cabezas. ¿Quieres saber cómo combatirlo?

No es una enfermedad, sino un proceso de adaptación a la rutina que provoca ansiedad, estrés, merma del rendimiento laboral, bajones anímicos y sensación de cansancio durante varios días. Esta situación se agrava especialmente en el caso de aquellos trabajadores disgustados con su trabajo o con las condiciones del mismo, que están atravesando momentos económicos difíciles o que atraviesan una situación personal compleja.

Todos hemos sufrido o experimentaremos a lo largo de nuestra vida esta molesta sensación al regresar de las vacaciones, pero podemos poner en práctica algunos sencillos consejos para paliar este mal y protegernos de sus consecuencias.

Consejos para reducir o evitar el síndrome de estrés postvacacional

  • Una de las claves consiste en retornar al trabajo cuando todavía puedes optar a la jornada continua de verano. Así, podrás disponer de las tardes libres y además, harás la transición a la rutina laboral de forma más suave y paulatina.
  • Tómate tu tiempo: No es buena idea regresar de las vacaciones justo el día antes de volver al trabajo. Puedes programar tu vuelta uno o dos días antes al menos, para hacerte a la idea progresivamente y organizar tu agenda, la compra o la realización de tareas domésticas.
  • Apuesta por incorporarte, si tienes opción, a media semana en lugar de hacerlo un lunes: De lo contrario, una semana entera puede hacerse muy cuesta arriba. Si no te queda más remedio, busca pequeños alicientes para cada día, de forma que al final de cada jornada laboral tengas la ilusión de ver una película, cenar fuera, dar un paseo o juntarte con amigos.
  • Realiza deporte de forma regular, diariamente a ser posible: El ejercicio es fundamental para liberar energía, reducir el estrés y aliviar la tensión del síndrome postvacacional. Es ideal hacer footing o caminar al menos media hora cada día, así como cuidar tu alimentación y tus horarios de sueño para no potenciar la ansiedad ni la fatiga.
  • Elabora una lista con los puntos y actitudes negativas que deseas corregir en el trabajo: Es fundamental que sepas cómo aplicar la inteligencia emocional a los picos de estrés, relativizar los problemas y desconectar de la presión laboral cuando estás fuera del trabajo.
  • Reserva ratos exclusivamente a tus aficiones y actividades de ocio: Si sientes estrés y ansiedad al volver de las vacaciones, es importante que socialices, planees quedadas con tus seres queridos, salgas a la piscina, al cine o a algún restaurante, acudas a la biblioteca, a un concierto o a alguna obra de teatro. En definitiva, es importante que encuentres mecanismos y recursos para poder sobrellevar la reincorporación al trabajo.(TB).


About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Contact us
Scroll Up