Martes 16 julio 2019
Phoenix MediosLunes 15 julio, 2019
Lo-que-debes-saber-de-la-fertilidad-a-los-40-años-768x512.jpg

Tienes 35 años o más y ¿quieres un segundo bebé? Quizá tu médico ya te ha platicado acerca de las condiciones, probabilidades, riesgos… de la fertilidad a los 40 años. ¿Y esto te causa algunos temores para cumplir tu deseo de un segundo bebé? Te presentamos una opción que podrías considerar para hacer este sueño realidad.

Es un hecho que conforme la edad “avanza” hay una mayor probabilidad de tener embarazos de riesgo o dar a luz a niños con alguna alteración cromosómica. Aún así, probablemente sabes de alguna amiga que ha aplazado su maternidad aun pasando los 35 años por distintos motivos, por realización profesional, trabajo, asuntos financieros o hasta no tener pareja estable. Tú misma, quizá, has aplazado el tener un segundo bebé por disfrutar bien a bien el primero, por tu trabajo, porque te divorciaste de tu anterior pareja, o porque antes no querías pero ahora ya.

 

La congelación de óvulos implica extraer óvulos y criopreservarlos para su utilización a futuro en un procedimiento de reproducción asistida, específicamente en una fertilización in vitro (la fecundación en laboratorio de un óvulo por un espermatozoide y luego transferirlo al útero materno, donde se desarrollará para convertirse en un bebé).

Así que cuando estés decidida a embarazarte, tu médico descongelará tus óvulos en función de tu ciclo menstrual. Con un estudio se procede a la fertilización in vitro (los óvulos son inyectados con semen de la pareja para aumentar las probabilidades de fecundación).

¿Cómo sabes si eres candidata a utilizarlo?

Si quieres aplazar el embarazo unos años más (después de los 35) si has sido diagnosticada con cáncer, tienes baja respuesta ovárica o si eres propensa a la llegada de la menopausia antes de los 40 años.

¿Cuánto tiempo pueden mantener congelados tus óvulos?

Toda una vida. Normalmente, los criobancos hacen contratos de cierto número de años según lo requieras, pero ten la seguridad de que gracias a las técnicas de vitrificación, los óvulos pueden conservarse por mucho tiempo en buenas condiciones.

¿Cuánto te costaría?

Varía de una mujer a otra en función de la edad y las condiciones médico-ginecológicas particulares (tener un solo ovario o endometriosis) o si estás completamente sana.

¿Cuándo puedes considerar congelar tus óvulos?

Desde que eres mayor de edad es posible.

¿Cuál es el número ideal de óvulos para ser congelados?
De 15 a 20 óvulos maduros.

 

¿EN QUÉ CONSISTE ESTE PROCESO? CRIOPRESERVACIÓN PASO A PASO

1. Realízate una valoración médica ginecológica y hormonal con un especialista.

2. Inicia un tratamiento con medicamentos para estimular la función ovárica y hacer madurar al menos 10 óvulos.

3. Cuando tus óvulos estén lo suficientemente maduros, te realizarán una aspiración transvaginal.

4. Una vez aspirados, los folículos se evalúan y preparan en el laboratorio.

5.Luego, los folículos son colocados en una cámara de congelación que será monitoreada.

6. Los óvulos son almacenados en un criobanco, donde permanecen durante los años que quieras esperar. (P).


Phoenix MediosSábado 23 febrero, 2019
15160889w.jpg

Guadalajara (México).- Las efectos que trae consigo la obesidad, como el alto nivel de insulina y las alteraciones hormonales, tienen una estrecha relación con trastornos de fertilidad en las mujeres, dijo este viernes Romelia Palos López, del Hospital Civil de Guadalajara, en el oeste de México.

En su ponencia dentro del XXI Congreso Internacional Avances en Medicina (CIAM), Palos López señaló que los casos de infertilidad son tres veces más frecuentes en mujeres obesas y también es mayor el tiempo necesario para lograr un embarazo, con o sin terapia de reproducción asistida.

El problema se debe a que con la obesidad hay un aumento de tejido graso, especialmente visceral (a nivel abdominal), que promueve los altos niveles de insulina y en la hiperproducción de andrógenos, lo que en conjunto altera el ciclo ovárico y, por tanto, la fertilidad.

Estas alteraciones afectan también el ciclo endometrial, lo que dificulta que ocurra un embarazo debido a que el endometrio no tiene las condiciones favorables para albergar un embrión.

Otras afecciones que produce la obesidad a nivel endocrinólogo son las alteraciones de ciclos menstruales y las complicaciones obstétricas, e incluso, favorece los abortos espontáneos debido a la baja calidad del embrión.

En los casos de mujeres obesas que requieren terapia de reproducción asistida, es necesaria una mayor cantidad de medicamento y de tiempo de estimulación, además de que el número de óvulos y su calidad serían menor.

En tanto que los hijos de mujeres obesas podrían tener predisposición genética a padecer sobrepeso u obesidad y heredar tejido graso hasta en un 30 %.

La especialista explicó a Efe que la obesidad es “el centro para que todas las alteraciones se den”, es decir, “al tener obesidad se podría hablar de aumento de la insulina por la resistencia a ésta, lo que disminuye la ovulación y así la probabilidad de embarazo”.

Además resaltó que los trastornos de fertilidad no son exclusivamente problemas para lograr un embarazo, sino de salud en general, pues las hormonas trabajan en conjunto: “cuando una se altera, se alterar todas para tratar de compensar el funcionamiento del organismo”, indicó.

Sin embargo, cuando no se logra la estabilidad hormonal y de todo el organismo aparecen las manifestaciones clínicas de enfermedades.

Por ello, recomendó el cuidado de la alimentación y actividad física, como eliminar de la dieta diaria las harinas y productos con alto contenido de azúcar, con el fin de reducir el Índice de Masa Corporal (IMC) que por arriba de 26 puntos se asocia con problemas de fertilidad.

Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino (ENSANUT 2016), en México el 75,6% de las mujeres mayores de 20 años vive con sobrepeso u obesidad, lo que podría significar la existencia de problemas endocrinólogos.(EFE).


Phoenix MediosJueves 10 enero, 2019
15006269w.jpg

Atlanta (EE.UU.).- La tasa de fertilidad en Estados Unidos en 2017 fue la más baja en las últimas tres décadas, aunque las hispanas fueron las que registraron una cifra de nacimientos más alta, en comparación con otros grupos étnicos, de acuerdo con un reporte divulgado hoy.

Según el informe de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), en 2017 se registraron 3,85 millones de nacimientos, lo que representa la cifra más baja desde 1987.

El informe señala que para alcanzar los niveles de reproducción de reemplazo de la población actual, la tasa de fertilidad debe ser de 2.100 nacimientos por cada 1.000 mujeres, cifra que solo dos estados experimentaron, Dakota del Sur y Utah.

Las mujeres hispanas fueron el único grupo étnico en alcanzar o superar esta cifra en 29 estados, de acuerdo con el estudio.

Actualmente, la tasa de fertilidad es de 1.765,5 por cada 1.000 mujeres, que representa un 16 % por debajo de lo que se necesita para mantener una tasa poblacional estable.

La tasa de fertilidad de las latinas fue de 2.006,5, el de las afroamericanas de 1.824.5 y el de las blancas no hispanas de 1.666,5, indicó el informe.

Dakota del Sur fue el estado que registró en general una tasa de fertilidad más alta en 2017, con 2.227,5, seguida de Utah, con 2.120,5, mientras que el Distrito de Columbia, donde se encuentra la capital del país, fue el que reportó la más baja, con 1.421, de acuerdo con el reporte.

Las mujeres hispanas reportaron la tasa de natalidad más alta en el estado de Alabama, con 3.085,0 nacimientos, y la más baja en Vermont, con 1.200,5, seguido de Maine, donde se reportaron 1.281,5 embarazos entre las mujeres de esta minoría.

En el caso de las mujeres blancas no hispanas, el estado en el que se reportó una mayor tasa de fertilidad fue Utah, con 2.099,5 y en el que se reportó la más baja fue el Distrito de Columbia, con 1.012,0.

Por último, las mujeres afroamericanas reportaron la tasa de fertilidad más alta en Maine, con 4.003,5 embarazos y la más baja en Wyoming, con 1.146,0, seguida de California, con 1.503,5. (EFE).


Phoenix MediosLunes 31 diciembre, 2018
alimentos-potenciar-fertilidad-810x540.jpg

Si estás buscando tener hijos, te contamos cuáles son algunos de los mejores alimentos para potenciar la fertilidad e incrementar tus posibilidades de quedarte embarazada.

Evidentemente a la hora de quedarte embarazada o lograr tener hijos entran en juego numerosos factores importantes, algunos de ellos imposibles de cambiar como los genéticos y otros ambientales como la exposición a la contaminación, el estrés o la alimentación que pueden jugar a tu favor o en contra.

Diversos estudios y publicaciones científicas han ahondado en el vínculo entre determinados alimentos y el incremento de la fertilidad. Abandonando la comida chatarra, las grasas trans, los azúcares refinados o el alcohol y el tabaco y adoptando una mejor dieta diaria es posible aumentar las posibilidades de concebir un hijo. Para hacerle un favor a su fertilidad repasamos cuáles son los alimentos más amigables. 

5 alimentos que incrementan tu fertilidad

  • Proteína animal magra: Las carnes como la de pavo o la de pollo son ricas en hierro, un mineral fundamental durante el período previo a la concepción. De hecho, los estudios muestran que las mujeres que aumentan su consumo de hierro durante el período previo a la concepción tienen una tasa de fertilidad más alta que las mujeres con deficiencia de hierro. Eso sí, no hay que pasarse con las porciones y es fundamental intentar que no contengan demasiada grasa. También puede combinarse con proteína vegetal, presente en frijoles, tofu, lentejas o quinoa.
  • Pescado azul: El salmón, las sardinas, el arenque o la caballa son ricos en beneficios para la salud -como el cuidado del corazón, la protección del cerebro o la disminución del estrés-, incluyendo el aumento de la fertilidad gracias a los altos niveles de ácidos grasos omega-3 que posee, también presente en otros productos como linaza, almendras, nueces, semillas de calabaza, aguacate y huevos. 
  • Carbohidratos complejos: Consumiendo granos enteros, frijoles, verduras y frutas en lugar de las variedades refinadas como pan blanco, arroz blanco o cereales refinados incrementarás notablemente tu fertilidad. Sucede que la digestión de carbohidratos refinados provoca un aumento del azúcar en la sangre y de la insulina en el cuerpo, lo cual puede alterar las hormonas reproductivas y el ciclo menstrual. Los carbohidratos complejos, por su parte, provocan una digestión más sana gracias a la fibra y promueven la ovulación regular.
  • Ostras: Además de su potencial afrodíaco se trata de la fuente de zinc más concentrada de la cadena alimenticia, un nutriente que es crucial para la concepción. La deficiencia de zinc puede interrumpir el ciclo menstrual y retrasar la ovulación.
  • Alimentos ricos en ácido fólico: Esta vitamina del grupo B es fundamental para formar glóbulos rojos y prevenir problemas en los bebés. Puedes encontrar el nutriente en alimentos como verduras de hoja verde, legumbres, frutos secos y cereales integrales.(TB).

Phoenix MediosJueves 12 abril, 2018
fert.jpg

Las estadísticas de la fertilidad en nuestro país ofrecen cifras que merecen atención. Se estima quehasta el 17 % de las parejas españolas (es decir, una de cada seis) son infértiles. Según los últimos registros, España es la tercera tasa de fertilidad más baja en la Unión Europea: 1,33 nacimientos por cada mujer.

Solo Portugal (1,31), Chipre y Polonia (1,32 cada uno) muestran números más reducidos. Esto se relaciona de cerca con el hecho de que las madres primerizas españolas tienen la segunda edad promedio más alta del continente, 30,7 años, superadas nada más por las italianas, que se convierten en madres a los 30,8 años de edad.

Y al hablar de fertilidad, muchos mitos se mantienen vigentes, a pesar de los avances de la ciencia y del acceso masivo a la información que permiten internet y las nuevas tecnologías. En algunos casos, esos mitos consisten en ideas cuya validez no se ha podido comprobar. En otros, en cambio, son creencias que los estudios sí han refutado y que, sin embargo, están tan arraigadas en mucha gente que continúan circulando como si fueran verdad. A continuación, un inventario de mitos sobre la fertilidad que siguen “en activo”.

1. Lograr un embarazo es fácil

Existe la idea generalizada de que lograr un embarazo es sencillo. Como si bastara con abandonar los métodos anticonceptivos para lograr, en los meses inmediatamente posteriores, la fecundación. La realidad está bastante lejos de eso. En parejas cuyos miembros tienen menos de 30 años, sin problemas de fertilidad y que mantienen relaciones sexuales regulares y no protegidas, la probabilidad de lograr un embarazo es de solo el 20-30% en cada ciclo ovulatorio.

Esto da como resultado que las probabilidades aumenten hasta el 57 % a los tres meses, al 72 % a los seis y al 85 % a los doce. Por ello, se considera que un año es el tiempo normal de búsqueda del embarazo, y 108 el número de coitos necesarios, de media, para obtener un embarazo. Solo después de ese lapso se considera que una pareja es estéril y se recomienda acudir a un especialista. Las probabilidades son inferiores, eso sí, cuando la edad de la pareja aumenta, tal como se verá unos párrafos más abajo.

2. Más relaciones sexuales, más posibilidades de embarazo

Esta es una verdad a medias. Por una cuestión matemática, está claro que hacerlo varias veces aumenta en parte las posibilidades el embarazo. Pero aumentar la frecuencia del sexo también reduce el número de espermatozoides en cada eyaculación. ¿Cuál es el consejo de los especialistas? “Para una óptima eficacia reproductora, se recomienda mantener las relaciones sexuales cada dos o tres días, sin programarlas con la ovulación debido al estrés que esto produce”, afirma el citado documento de la SEF. El estrés, de hecho, atenta contra la fertilidad: afecta el funcionamiento correcto del sistema reproductor.

3. La edad de la mujer es importante, la del hombre no

En general se sabe que la edad de la mujer conspira contra su fertilidad, pero está extendida la idea de que el hombre en este sentido no tiene problemas, como si su reloj biológico no existiera. Es un error. A partir de los 39 años de edad, la fertilidad de los varones se reduce una media de un 23% cada año, según lo estableció en 2011 un estudio realizado por expertos del Hospital Universitario Cruces, de Vizcaya.

Una idea relacionada con esta indicaba que en la mayoría de los casos las dificultades para lograr un embarazo estaban relacionadas con la mujer. Hoy se sabe que no es así: de cada cinco parejas que buscan un embarazo y no lo consiguen, en dos es por causa de la mujer, otras dos por el hombre, y en la restante la responsabilidad es compartida por ambos.

4. La postura durante el acto sexual es importante

Esta es una de las cuestiones sobre las que más creencias circulan, y lo cierto es que no está comprobado que ninguna postura sea más propicia que otras para lograr la fecundación. De hecho, algunos expertos –como Isidoro Bruna, jefe de la Unidad de Medicina de la Reproducción del Hospital Universitario Montepríncipe, de Madrid– sostienen que atenerse a ciertas posturas no solo no sirve para nada, sino que resulta contraproducente, porque “neurotiza” las relaciones sexuales. Es decir, suma a la búsqueda del embarazo un posible factor más de estrés.

Otros especialistas, sin embargo, aconsejan que la mujer permanezca acostada bocarriba durante 10 o 15 minutos después del coito. De este modo, se supone que el efecto de la gravedad ayuda al semen a alcanzar las trompas de Falopio. Muchos profesionales recomiendan este método, pese a que su eficacia no se ha comprobado.

5. La luna ayuda a quedar embarazada

A algunos les podrá sonar hasta ridículo, pero hay mucha gente que cree que prestar atención a las fases de la luna, el calendario lunar y otras cuestiones vinculadas con el satélite puede ayudarlas a lograr un embarazo. En realidad, claro está, no tiene nada que ver. Es probable que en el origen de esta creencia se encuentre la proximidad entre las duraciones del ciclo lunar (29,53 días) y el ciclo menstrual de la mujer (unos 28 días), pero no hay más relación que esa.

Otra idea bastante extendida afirma que en los días de luna llena hay más nacimientos que en el resto de los días. En teoría, del mismo modo que afecta las mareas, el satélite tendría una influencia sobre el líquido amniótico que precipitaría más partos. Pero muchas investigaciones ( la mayor de todas se realizó en Estados Unidos y analizó 70 millones de nacimientos) han comprobado que no es así: durante el plenilunio nacen la misma cantidad de bebés que en cualquier otro momento.

6. Quienes ya han concebido no pueden tener problemas de fertilidad

El sentido común pareciera indicar que si una persona o una pareja han logrado concebir en el pasado, tienen que poder hacerlo en el futuro. Pero no es así. De hecho, existen dos tipos de infertilidad: la primaria, la de las parejas que tras un año de relaciones sexuales frecuentes sin métodos anticonceptivos no logran el embarazo, y la secundaria, la que afecta a parejas que han llegado al embarazo al menos en una ocasión pero que ahora no pueden volver a hacerlo.

De hecho, la infertilidad secundaria podría deberse a alguna complicación durante un embarazo previo o en el trabajo de parto (lesiones uterinas o pélvicas, obstrucción de las trompas de Falopio, endometriosis, etc.). Otra causa posible es el propio paso del tiempo, si en el momento de buscar el nuevo embarazo alguno de los miembros de la pareja, o ambos, ya han superado los 35 o, más aún, los 40 años.

7. La infertilidad es un problema psicológico

El estrés, como se ha señalado, resulta perjudicial durante la búsqueda del embarazo, pero no constituye en sí mismo una causa de infertilidad, como tampoco ningún otro problema psicológico. Las causas que impiden que una pareja logre el embarazo siempre son físicas, y es en ese campo en el cual el médico trabajará para ayudar a resolverlo.(D).



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Newsletter

Scroll Up