Miércoles 13 noviembre 2019
Phoenix MediosDomingo 3 noviembre, 2019
15931323w.jpg

Redacción internacional(EFE).- La desaceleración en México y Brasil, la profundización de la crisis en Argentina y Venezuela y el descontento social en Chile y Ecuador desprestigiaron los modelos de derecha y la izquierda nuevamente recupera en las urnas el bastón de mando en Latinoamérica.

Después de 2018 la región dio un giro a la derecha con modelos que subieron al poder gracias al descontento con el llamado “Socialismo del Siglo XXI”, que reinó de la mano de líderes de izquierda como el fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez, el ecuatoriano Rafael Correa, el boliviano Evo Morales, y la argentina Cristina Fernández; ahora esa tendencia también tambalea.

Ante ese panorama, el Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó sus previsiones de crecimiento para Latinoamérica -hasta el 0,2 % este año, cuatro décimas por debajo de lo pronosticado en julio.

“En América Latina la actividad se desaceleró notablemente a principios de año en las economías más grandes, reflejando principalmente factores idiosincráticos”, y al drástico efecto de la crisis venezolana en la región, señaló el FMI.

CON CRISIS ACUESTAS

En 2015 llegó a Argentina el derechista Mauricio Macri, tras 12 años de Gobiernos kirchneristas, quien recibió un país con un alto déficit fiscal, una inflación de más del 26 %, amplios subsidios al combustible y la energía, y sin acceso a crédito extranjero; lo que agotó las arcas del Estado.

Pero Macri y su modelo tampoco fueron la solución. La población no resistió la eliminación de los subsidios, aún no se consolida la confianza inversionista extranjera y la economía se encuentra en recesión desde finales de 2018, además, se estima que se contraerá un 3,1 % en 2019.

Macri buscó en el Fondo Monetario Internacional (FMI) la solución a la deuda, organismo que lo respaldó en 2018 con un préstamo por 56.300 millones de dólares, uno de los créditos más altos y que aún no se sabe cómo lo pagará el país.

El último golpe lo recibió Macri el 27 de octubre, cuando en las urnas se decidió el retorno del peronismo con Cristina Fernández como vicepresidenta de Alberto Fernández, quien desde el 10 de diciembre tendrá que buscar medidas urgentes para superar una crisis que arrastra el país desde 2001 y que parece inmune a modelos izquierda o derecha.

El 1 de enero de este año asumió la Presidencia de Brasil, el utraderechista Jair Bolsonaro, tras 15 años de Gobiernos de izquierda, que dejaron una economía en recesión desde 2013.

Uno de los grandes problemas es el insostenible programa de jubilaciones, principal programa de Bolsonaro que no ha recibido el apoyo en el Congreso, además, sus políticas han aumentado la desigualdad social y ya le surgen criticas desde sus propias bases.

Los organismos internacionales prevén que el PIB cerrará por debajo del 1 % este año, golpeado por los malos datos de la producción industrial, un comercio minorista sin fuerza y la disminución de las exportaciones de vehículos a Argentina, uno de sus principales socios.

LA CAÍDA DEL MODELO

Chile recibió de nuevo al derechista Sebastián Piñera en 2018, con una economía estable pero estancada.

El país que fue modelo para el resto de la región, ha empezado a desacelerar y se prevé que este año su economía cierre en 2,5 %, frente a la meta del 3 % o 3,5 % que tenía el Gobierno.

Ante la caída del valor del cobre, producto estrella de Chile, y los altos precios del petróleo, el Gobierno incrementó el costo del pasaje del metro, aplicó un alza en las tarifas de la energía, entre otras medidas, que generaron un estallido social por el aumento de la desigualdad social en el país.

El costo más grande viene ahora con la cancelación de dos grandes cumbres, el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático – COP25, con las que el Gobierno esperaba reforzar su imagen internacional, además, de las ganancias que dejarían ambos eventos para el país.

NO AL FMI

Las economías de la región siempre han tenido que buscar financiamiento en organismos como el FMI, que a cambio pide a los Gobiernos medidas “impopulares” y que motivaron las recientes protestas en Argentina y Ecuador.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, quien subió al poder con el apoyo de Correa del que luego se distanció, vio tambalear su Gobierno tras las fuertes manifestaciones en rechazo al “paquetazo” de reformas que presentó en sintonía con el FMI, como la eliminación de los subsidios al combustible, que luego se vio forzado a echar para atrás.

Haití, uno de los países más pobres de América, atraviesa una crisis desde 2018 con pedidos para que renuncie el presidente Jovenel Moise, quien aplicó un aumento de los precios de combustible al tiempo que se registró un desabasto de gasolina.

EL EFECTO TRUMP

Desde la llegada de Donald Trump a la Presidencia de EE.UU. en 2017, la región ha tenido que enfrentar otro problema. El magnate estadounidense, gran defensor del proteccionismo, ha basado su política en presiones por medio de sanciones o amenazas de tipo económico.

Sin duda, la guerra comercial entre Estados Unidos, China y la Unión Europea (UE) ha impactado el crecimiento de la región ante el incremento en el precio del dólar.

Uno de los más afectados ha sido su vecino del sur, México. El país se vio forzado a renegociar el acuerdo comercial, le impuso sanciones a sus exportaciones en represalia por los miles de inmigrantes que según Trump dejaba cruzar a EE.UU..

Finalmente, México, EE.UU. y Canadá concluyeron en 2018 la negociación de un nuevo acuerdo, el T-MEC, que aún debe ser ratificado por los Congresos de cada país.

Pero el izquierdista Andrés Manuel López Obrador aún no logra que la economía despegue. El PIB avanzó solo un 0,1 % en el tercer trimestre, ha disminuido la producción de petróleo, ha bajado la inversión y el país está al borde de caer en recesión.

Así, las previsiones de distintos organismos indican un crecimiento de solo un 0,4 %, muy por debajo del balance del 2 % del Gobierno.

Centroamérica mantendrá su lenta recuperación pese al endurecimiento de las políticas migratorias de EE.UU., donde viven miles de centroamericanos que envían remesas que en promedio representan el 15 % del PIB de Honduras, Guatemala y El Salvador.

Ese avance depende también de las alianzas que hagan los presidentes derechistas, Nayib Bukele en El Salvador, y Alejandro Giammattei en Guatemala, que asumirá en enero de 2020, que tienen como retos la violencia y detener el flujo migratoria al norte, ante las amenazas de Trump de frenar el comercio y suspender la cooperación

MEJORAR MEDIDAS

En Bolivia vuelve y juega Evo Morales, tras ser reelegido en unas polémicas elecciones en octubre. El líder indígena defiende que en sus más de 13 años como presidente el país pasó de ser una de las economías con menos crecimiento en la región a reportar un avance de 4 %, que analistas creen puede bajar debido a la caída de los precios de materias primas como el gas, uno de sus principales productos.

Colombia, gobernada por el derechista Iván Duque, atraviesa un momento complejo. La incertidumbre sobre la implementación del acuerdo de paz, el aumento de la violencia política y la llegada de por lo menos 1,3 millones de venezolanos al país, han afectado la demanda interna para impulsar el crecimiento, empleo y la confianza de la inversión extranjera.

El calendario electoral se cierra en Uruguay el 10 de noviembre. El que resulte ganador en la segunda vuelta entre el oficialista Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou, de centro derecha, tiene como reto dinamizar la economía y consolidar la seguridad fiscal para que las turbulencias en Brasil y Argentina no lo afecten.


Phoenix MediosLunes 21 octubre, 2019
15889627w.jpg

México (EFE).- Publicaciones internacionales reconocieron el manejo de la inflación, la política monetaria y la credibilidad del Banco de México (Banxico), informó el lunes esta institución en el marco de las reuniones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial que se realizan en Washington, Estados Unidos.

La revista financiera estadounidense Global Finance otorgó al banco central mexicano el Grado A, el nivel más alto, en el Reporte de Bancos de Centrales, que evalúa el desempeño de 94 de estas instituciones en el mundo con base en el control inflacionario y las políticas de tasa de interés, entre otros factores.

La publicación comparó de manera positiva a Alejandro Díaz de León, gobernador de Banxico desde el 2017, con su predecesor, Agustín Carstens, por mantener una respuesta “agresiva” contra la inflación acumulada, que bajó hasta un 3 % y se colocó en el objetivo del banco central mexicano.

“(Díaz de León) ha mantenido un similar perfil de credibilidad tanto antes como después de la elección del nuevo gobierno populista de Andrés Manuel López Obrador (en diciembre pasado)”, explica Global Finance en su reporte.

El gobernador de Banxico recibió, incluso, una calificación más alta que sus pares de países desarrollados, como el B- de Stephen Poloz, del Banco de Canadá; el A- de Jerome Powell, del Sistema de la Reserva Federal de Estados Unidos, y el A- de Mario Draghi, del Banco Central Europeo.

Asimismo, Díaz de León recibió el reconocimiento de “Banquero Central del Año para América Latina” del medio Global Markets, por su liderazgo, que ha conservado una “alta credibilidad” para Banxico, considerado también “un factor de estabilidad”.

“La divisa mexicana ha permanecido bajo control y las tenencias extranjeras de los bonos nacionales se han mantenido estables”, destacó la publicación según el comunicado de Banxico, que señala que esto se ha logrado “a pesar de los desafíos nacionales e internacionales y de la volatilidad”.

El mexicano también obtuvo la distinción de “Banquero Central del Año” de la revista Latin Finance, que otorga este reconocimiento a México por tercer año consecutivo.

“Economistas y observadores dicen que el gobernador del Banco de México ha sido el más efectivo de los banqueros centrales en el manejo de la política monetaria”, informa la publicación.

Díaz de León agradeció las distinciones y afirmó que son un “gran reconocimiento” a la labor de los miembros de la Junta de Gobierno y al trabajo profesional del equipo del Banco de México, que este año celebra el 25 aniversario de su autonomía.

Durante las reuniones en Washington, el gobernador de Banxico tuvo un encuentro con Kristalina Georgieva, directora del FMI, y Arturo Herrera, secretario mexicano de Hacienda y Crédito Público (SCHP).

“El Fondo continuará siendo un socio fuerte mientras México busca entregar estabilidad económica y prosperidad para todos los mexicanos”, expresó Georgieva en Twitter.


Phoenix MediosMartes 15 octubre, 2019
15868464w.jpg

Washington (EFE).- La batalla comercial que libran EE.UU. y China mermará su crecimiento en 2019 y 2020 y la ralentización de las dos potencias arrastrará a toda la economía mundial, que este año crecerá solo un 3 %, su menor ritmo desde la crisis financiera, ha advertido este miércoles el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“El crecimiento continúa debilitado por el incremento de las barreras comerciales y las tensiones geopolíticas”, indicó la economista jefa del FMI, Gita Gopinath, al presentar el informe de Perspectivas Económicas Globales.

“La economía global está en un frenazo sincronizado y estamos, de nuevo, revisando a la baja el crecimiento para 2019 al 3 %, su ritmo más bajo desde la crisis financiera global”, recalcó Gopinath.

Tanto China como EE.UU., protagonistas de la guerra comercial, ven rebajadas sus previsiones de crecimiento y ahondan su desaceleración.

Según los cálculos del organismo, el país asiático crecerá un 6,1 % este año y un 5,8 % el que viene, una y dos décimas menos, respectivamente, que lo previsto en julio, y por debajo del 6,6 % de 2018.

Este descenso en la tasa de crecimiento chino no solo se explica por la escalada arancelaria, ya que refleja también la menor demanda interna por las medidas para reducir la deuda.

EE.UU. crecerá un 2,4 % en 2019, dos décimas menos de lo previsto antes, y un 2,1 % en 2020, dos décimas por encima del pronóstico de julio, lo que supone una clara moderación tras el aumento del PIB del 2,9 % que registró en 2018.

La pugna entre Washington y Pekín, que se prolonga ya durante más de un año, tiene cada vez más impacto a escala internacional.

“Las sucesivas rondas de subidas arancelarias y represalias entre ambas potencias tienen ya importantes consecuencias globales al contribuir al repliegue general en la confianza y la inversión empresarial y el frenazo en el comercio global”, señala el FMI.

Para 2020, según los cálculos del organismo, la guerra comercial entre ambos reducirá el PIB global el 0,8 %.

La eurozona mantiene su atonía y este año y el próximo crecerá el 1,2 % y el 1,4 %, respectivamente, afectada por el empeoramiento de las previsiones en Alemania e Italia.

“En la zona euro, la debilidad en la demanda extranjera y una reducción en los inventarios (como reflejo de una floja producción industrial) han puesto un freno en la expansión desde mediados de 2018”, apunta el Fondo.

España sigue siendo una excepción dentro del club europeo, ya que crecerá el 2,2 % en 2019, un avance que, si bien es una décima menor al pronosticado anteriormente, es el mayor entre los países del euro.

Otros países que tendrán una evolución económica más débil son Rusia, con un crecimiento estimado del 1,1 % este año y un 1,9 % el próximo, o Arabia Saudí, que crecerá apenas un 0,2 % este año debido a los bajos precios del petróleo.

Japón sigue anclado en sus históricas bajas tasas de crecimiento, con un pronóstico del 0,9 % en 2019 y del 0,5 % en 2020, mientras que la economía de Latinoamérica se estancará este año, con un PIB para el conjunto de la región que avanzará apenas el 0,2 %.

Las dos grandes economías de la región, Brasil y México, que van a crecer menos que en 2018, junto a la crisis de Argentina y de Venezuela explican el escaso crecimiento del PIB del conjunto de Latinoamérica.


Phoenix MediosMartes 15 octubre, 2019
15868499w-1.jpg

La economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath, aplaudió este martes que las autoridades ecuatorianas tengan en cuenta “a todas las comunidades” para llevar a cabo sus reformas macroeconómicas, después de que el Gobierno de Lenín Moreno derogara un polémico decreto que eliminaba el subsidio a los combustibles.

“Celebramos enormemente el hecho de que traten de reunir a todas las partes interesadas y que se tomen decisiones sobre reformas macroeconómicas reuniendo a todas las comunidades”, señaló Gopinath al ser preguntada sobre la situación en Ecuador durante la presentación del informe de Perspectivas Económicas Globales del FMI.

Según las proyecciones del Fondo, la economía ecuatoriana se contraerá este año un 0,5% y registrará un crecimiento positivo del 0,5% en 2020.

La eliminación de los subsidios a los combustibles fue el detonante de once días de protestas que han puesto contra las cuerdas a Moreno y ha mostrado el músculo que conservan las nacionalidades ancestrales.

En estas casi dos semanas de movilizaciones, ocho personas perdieron la vida en sucesos relacionados con las protestas, de acuerdo con datos de la Defensoría del Pueblo, que cifra en más de 1.300 los heridos -concentrados en las provincias de Pichincha, Azuay y Guayas- y un total de 1.192 detenciones hasta este lunes.

“Manifestamos nuestras más sinceras condolencias por las personas heridas y fallecidas por la violencia en Ecuador”, dijo Gopinath al respecto.

Las protestas comenzaron el pasado 3 de octubre contra las medidas de austeridad económicas adoptadas por el Gobierno, especialmente la eliminación de los subsidios a los combustibles, como parte de las condiciones puestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otras instituciones para un crédito total de mas de 10.000 millones de dólares.

En este sentido, la economista jefe del Fondo argumentó que la institución “acude a estos países cuando son épocas de tensión y hay situaciones difíciles que se encaran” y señaló que “es desafortunado que haya dificultades que puedan enfrentar a la población”.

“Esperamos que las reformas se lleven a cabo y sean exitosas”, sostuvo.

Ecuador amaneció este martes con los valores de los combustibles y las tarifas del transporte urbano en los mismos niveles que antes de las protestas, una vez que el Gobierno derogó el decreto por el que eliminaba el subsidio de los carburantes.

Las estaciones de servicio lucían hoy carteles que deban cuenta de un valor de 1,85 dólares por galón de gasolina “extra”, la de mayor consumo, mientras que el diesel quedó en 1,03 dólares, que con la eliminación de subsidios habían trepado hasta 2,39 y 2,27 dólares, respectivamente.

La asamblea anual del FMI y del Banco Mundial (BM), que reunirá esta semana a los líderes económicos de sus 189 países miembros, supone el inicio del mandato de la búlgara Kristalina Georgieva como directora gerente del Fondo en sustitución de Christine Lagarde. (Ee).


Phoenix MediosMartes 8 octubre, 2019
15845648w.jpg

Quito (EFE).- Miles de indígenas siguen inundando las calles de Quito en marchas desde distintas direcciones, en un preludio de la gran concentración prevista para mañana miércoles para protestar contra las medidas de recorte del presidente Lenín Moreno.

Los manifestantes marchan a pie por las calles de la ciudad con banderas de Ecuador, camino de un casco histórico que en los últimos días se ha transformado en campo de batalla.

Allí, los manifestantes volvieron a quemar por la mañana troncos de árbol y neumáticos en rechazo a las reformas laborales y recortes emprendidas por Moreno para satisfacer las demandas del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Muchos de ellos enmascarados y con varas con púas, los manifestantes gritaron eslóganes contra los dirigentes políticos, el FMI, y los estamentos de seguridad, a los que pidieron dimitir por lo que consideraron los excesos de sus hombres estos últimos días.

Desde la semana pasada Ecuador vive una ola de protestas sin precedentes en los últimos años, originada en una serie de medidas adoptadas por Moreno que incluyen la anulación del subsidio a las gasolinas.

Ante la masiva llegada de manifestantes, Moreno trasladó el lunes la sede de su Gobierno a Guayaquil, donde hoy mantenía una reunión con todos los poderes del Estado para analizar la situación.

Mientras, en el Palacio de Gobierno en Quito, la seguridad era reforzada para impedir que los manifestantes puedan acceder a él.

El lunes, los enfrentamientos llegaron a unos pocos cientos de metros de la llamada Plaza Grande, donde se encuentra la sede del Ejecutivo.

La Policía tiene en cuenta que el verdadero blanco de las protestas es el palacio, ahora rodeado por vallas y alambre de púas.

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Jaime Vargas, adelantó este martes que aún no han llegado a Quito todos los manifestantes y que espera que estos alcancen los 20.000.

Asimismo, reiteró su postura de los últimos días de que el diálogo con el presidente Moreno dependerá de que éste derogue el decreto con el que decidió el alza de los combustibles.

En su camino hacia Quito, así como en la jornada de ayer en la capital, distintos grupos de indígenas saquearon y destruyeron numerosas propiedades públicas.

La anormal situación que vive la ciudad mantiene los colegios cerrados este martes, en tanto que centros comerciales y otros establecimientos están cerrando sus puertas desde mediodía en previsión de violentos choques.


Phoenix MediosViernes 4 octubre, 2019
15834060w.jpg

Quito (EFE).- El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, insistió este viernes que mantendrá la eliminación al subsidio de los combustibles, medida que tomó en el marco de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y que desató el jueves la protesta de los transportistas.

“Bajo ninguna circunstancia vamos a cambiar la medida, que se oiga bien, no voy a cambiar la medida. Que quede claro, se eliminó el subsidio, se acabó la zanganería, y de aquí en adelante vamos construyendo el nuevo Ecuador que todos anhelamos, que todos soñamos”, dijo tajante el jefe de Estado.

En declaraciones a la prensa desde la ciudad de Guayaquil (sureste), hasta donde se trasladó ayer tras decretar el estado de excepción en el país, Moreno reiteró, no obstante, su disposición al diálogo.

“¿Conversar?, claro que sí. Habrá mecanismos de paliar un poco el efecto que pueda haber en algunos sectores, y estamos dispuestos a hacerlo”, comentó aunque aclaró que no dará marcha atrás en su decisión de eliminar el subsidio, que representa ingentes recursos al país.

De acuerdo al gobernante, el subsidio a los combustibles es “nocivo para la economía” pues “aproximadamente 60.000 millones de dólares ha perdido el pueblo ecuatoriano” por ese rubro alo largo de cuatro décadas.

Comentó que el dinero que se destinaba a los subsidios se usará ahora exclusivamente para temas de seguridad, salud y educación.

El mandatario, que ayer apuntó a que los manifestantes podrían tener el interés de desestabilizar el Gobierno, aseguró hoy que está abierto a las opiniones y críticas, pero llamó a la población a “poner los pies en la realidad, y sepamos exactamente a qué nos habíamos enfrentado: no queremos beneficiar a los que más tienen, no queremos beneficiar a los contrabandistas”.

“No me pidan que dialogue con los contrabandistas que se han enriquecido pasando combustibles hacia países vecinos y, de esa forma, estafando la confianza de los ecuatorianos”, comentó antes de recalcar que estará “encantado” de dialogar con quienes quieren sacar el país adelante.

Moreno aclaró que habrá diálogo, pero no en base a hechos consumados, como es la paralización del transporte que comenzó el jueves.

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, informó hoy de que en el segundo día de protestas se mantienen bloqueos en algunas vías, pero varias provincias están volviendo a la “normalidad”.

De su lado, la Conferencia Episcopal Ecuatoriana formuló hoy un llamamiento al diálogo, la paz y la justicia.

“La violencia, manifestada en cualquiera de sus formas, impide una visión objetiva de la realidad y pone en serio peligro la vigencia de los derechos que tanto debemos precautelar”, apuntó en un comunicado.

El diálogo, abunda el texto, “es el camino más adecuado y eficiente para que los ecuatorianos, especialmente los políticos, empresarios y representantes de los gremios y sindicatos”, encuentren nuevos caminos que conduzcan hacia un país próspero “desde una economía justa y solidaria”.


Phoenix MediosLunes 16 septiembre, 2019
15772698w.jpg

Panamá (EFE).- El presupuesto planteado por el nuevo Gobierno de Panamá para 2020 es menor que el precedente, una situación inédita en un país que intenta recuperar el ritmo de crecimiento rampante, líder en Latinoamérica, que vivió por cerca de un lustro y que encara un período de “austeridad” entre el optimismo y el temor de los economistas.

“Hay que amarrarse los pantalones”, repetía este fin de semana el presidente Laurentino Cortizo, quien asumió el poder el pasado 1 de julio para el período 2019-2024, durante la puesta en marcha de un plan para combatir la pobreza en 300 de los 671 corregimientos del país enmarcado en su programa de “austeridad con eficiencia”.

El Gobierno de Cortizo presentó para su aprobación ante el Parlamento unicameral, donde su Partido Revolucionario Democrático (PRD) tiene amplia mayoría, un proyecto de presupuesto para 2020 de 23.316 millones de dólares, 350 millones por debajo del año 2019.

Es la primera vez desde que inició el período democrático tras la caída de la dictadura, en 1989, que un presupuesto nacional es menor que el del año precedente, destacaron a Efe los economistas Rolando Gordón, exdecano de la facultad de Economía de la estatal Universidad de Panamá, y el analista Adolfo Quintero.

El 50,6 % del presupuesto se destinará al gasto del Gobierno central, el 18,1 % a inversiones y el 31,3 % a la deuda pública. Las áreas con mayores asignaciones son los servicios sociales (10.192 millones de dólares), los servicios financieros (3.371 millones de dólares) y las infraestructuras (1.869 millones), dijo el Gobierno.

“La actual Administración heredó niveles de déficit fiscal que superan más del doble de lo que permite la Ley de Responsabilidad Social Fiscal y, además, obligaciones por pagar al 31 de diciembre de 2018 por aproximadamente 1.100 millones de dólares”, argumentó el Ejecutivo.

HAY UNA CORRECCIÓN DE LAS CUENTAS PÚBLICAS

Para el analista Quintero el presupuesto de 2020, que debe ser aprobado por el Parlamento, “es realista” y sincera las cuentas públicas después de que la anterior Administración de Juan Carlos Varela (2014-2019) “inflara la expectativa de ingresos de 2019 para poder aumentar los gastos”.

“Se ha entrado en un proceso de corrección necesario, como también fue necesario recortar este año los gastos por 1.400 millones de dólares”, recordó el analista.

El fisco panameño depende principalmente de los ingresos tributarios -que se han debilitado en los últimos años por la caída de la actividad económica y una recaudación ineficiente- y de los aportes del Canal de Panamá, que se han multiplicado tras la puesta en operación de la ampliación a mediados de 2016, un panorama que se puede ensombrecer por la guerra comercial entre EE.UU. y China.

LA CAMISA DE FUERZA DEL DÉFICIT FISCAL

El Gobierno de Cortizo ha hecho recortes al presupuesto de 2019 para reducir el déficit fiscal de este año, que superaría el 3,5 % del producto interno bruto (PIB), muy por encima del máximo de 2 % establecido por la llamada Ley de Responsabilidad Fiscal.

Asimismo, la reducción presupuestaria de 2020 afecta las partidas de gasto de funcionamiento del sector público no financiero y también la inversión, en un intento por cumplir con la ley vigente que establece un déficit máximo del 1,75 % para ese año, explicó el exdecano Gordón.

En la proyección de 2020, por otra parte, se eleva la partida del pago de deuda pública, cuyo monto total ya equivale “casi al 40 % del PIB, por lo que están (el Gobierno) tratando de manipular para no pasar de allí y poner así en peligro el grado de inversión” de Panamá, añadió Gordón.

LA REACTIVACIÓN DE LA ECONOMÍA

A juicio del exdecano universitario los recortes al presupuesto impedirán al Estado “jugar este año y el otro (2020) el rol que le corresponde en política fiscal para reactivar la economía” en el nivel esperado de un crecimiento del 5 % o más, necesario para generar nuevos puestos de trabajo y reducir la tasa del desempleo ubicada en el 6,4 %.

“Creo que el presupuesto no va a cumplir con las expectativas de la población y pueden comenzar las protestas sociales, porque este presupuesto no va a resolver los problemas”, opinó Gordón.

Panamá cerró 2018 con un crecimiento del PIB del 3,7 %, la tasa más baja desde 2009 (2,4 %), y para este año el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo de 6 % a 5 % la previsión de crecimiento debido al debilitamiento de los sectores de la construcción y los servicios.

La Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá (CCIAP), una de las más importantes del país y que agrupa a más 1.700 empresas de 15 sectores económicos, calcula que el PIB de este 2019 se expandirá alrededor del 4,5 %.

Quintero por su parte cree que el PIB se expandirá un 4,8 % este año y supedita un crecimiento igual o mayor al 5 % en 2020 “fundamentalmente a la inversión privada”.

“Yo sí creo que el presupuesto de 2020, que es un supuesto, es bastante realista”, añadió el analista al descartar alguna conflictividad social derivada de los recortes, porque “se va a cumplir con los compromisos adquiridos”.


Phoenix MediosDomingo 18 agosto, 2019
15692816w.jpg

Buenos Aires (EFE).- El presidente argentino, Mauricio Macri, expresó hoy su confianza en que Hernán Lacunza “es la persona indicada” para sustituir al exministro de Economía Nicolás Dujovne, que ayer renunció a su puesto.

“Convoqué a Hernán Lacunza para dirigir el Ministerio de Hacienda. Hasta hoy se desempeñaba como ministro en la provincia de Buenos Aires, donde hizo un gran trabajo. Su capacidad y trayectoria son reconocidas ampliamente. Confío en que es la persona indicada para esta nueva etapa”, consideró el mandatario en Twitter.

El Gobierno argentino no informó todavía cuándo será la toma de posesión de Lacunza, quien es licenciado en Economía y, antes de dirigir la cartera bonaerense del área, fue gerente general del Banco Central y del Banco Ciudad.

Dujovne presentó su dimisión en una carta dirigida al presidente tras el terremoto financiero desatado la última semana en los mercados locales en una reacción adversa de los inversores a la derrota del oficialismo en las primarias del pasado domingo.

“Mi agradecimiento a @NicoDujovne por haber sido parte del equipo y poner su compromiso, capacidad y honestidad al servicio de la transformación de nuestro querido país”, declaró Macri.

Los medios locales rumoreaban sobre su posible salida desde el pasado jueves.

El exministro no tuvo comparecencias públicas desde el pasado lunes, cuando comenzó la nueva crisis financiera que hizo desplomarse a los activos argentinos y apreciarse fuertemente al dólar estadounidense frente a la moneda local.

Dujovne estuvo al frente de la cartera de Hacienda desde enero de 2017, año en el que país creció un 2,7 %.

Sin embargo, acompañó al país en un momento económico complejo a partir del comienzo de la recesión en abril de 2018, cuando negoció y selló con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un acuerdo a tres años para un auxilio financiero por 56.300 millones de dólares, bajo el compromiso de un fuerte ajuste fiscal.

El FMI ya desembolsó a Argentina unos 45.000 millones de dólares y antes de finales de año le girará otros 5.500 millones. Lo que queda del monto total pactado llegaría en 2020.

El Gobierno argentino no ha conseguido cumplir las metas fijadas con el FMI: no logró recuperar la economía, bajar la inflación y generar empleo.

El PIB cayó un 2,5 % en 2018 y, de acuerdo a los últimos datos oficiales disponibles, la actividad económica acumuló en los primeros cinco meses del año una caída interanual del 3,1 %.

La recesión se combina con una alta inflación, del 47 % en 2018 y un alza acumulada en los primeros siete meses de este año del 25,1 %, y los expertos vaticinan que podría rondar el 50 % este año a partir de la inestabilidad desatada en los últimos días.

En las primarias celebradas hace una semana, Macri, quien desde Juntos por el cambio aspira a la reelección en los comicios del 27 de octubre, obtuvo el apoyo del 32 % de los votos.

Su principal opositor, el peronista Alberto Fernández, logró el 47 % del apoyo electoral con su compañera de fórmula, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).


Phoenix MediosSábado 17 agosto, 2019
15691830w.jpg

La Paz (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, sostuvo este sábado que no quiere que en su país suceda “lo que está ocurriendo en Argentina”, donde hay problemas económicos causados, a su juicio, por el retorno del “modelo neoliberal”.

El gobernante hizo esta afirmación en un acto electoral en el que sindicatos y sectores sociales del departamento de La Paz afines a su Gobierno le proclamaron como su candidato para los comicios generales del próximo 20 de octubre en Bolivia.

Morales aseguró que se informa a diario sobre “lo que está pasando en Argentina” y “cómo es cuando el modelo neoliberal vuelve” a un país.

“A Argentina vuelve la derecha, vuelven las políticas económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI), ahora cómo está. Tenemos familiares que están retornando masivamente”, sostuvo.

“No quisiera que ocurra eso, lo que está ocurriendo en Argentina, esa es nuestra responsabilidad”, agregó el mandatario boliviano ante miles de partidarios del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) concentrados en una avenida troncal del sur paceño.

Morales pidió “mucha reflexión” a los dirigentes sindicales y a sus bases y les dijo que “solo es cuestión de ver, leer periódicos de Argentina” para ver “cómo de mal están económicamente”.

“Así es el neoliberalismo. Por eso la unidad siempre será el triunfo del pueblo boliviano”, agregó.

Evo Morales se ha referido recurrentemente en los últimos meses al caso de Argentina para asegurar ante sus seguidores y los medios que en aquellos países de la región donde ha vuelto a gobernar el “neoliberalismo” hay problemas económicos.

En una rueda de prensa ofrecida esta semana en La Paz, Morales consideró que el resultado de las elecciones primarias en Argentina, en las que triunfó el peronista Alberto Fernández, son una “rebelión” contra el FMI.

Fernández lleva como compañera de fórmula a la expresidenta argentina Cristina Fernández (2007-2015), con cuyo Gobierno Evo Morales mantuvo una estrecha relación.

En las elecciones generales en Bolivia, Morales aspira a un cuarto mandato consecutivo hasta 2025, frente a ocho candidaturas opositoras.

Su postulación es considerada ilegal por la oposición y movimientos ciudadanos, por incumplir el límite constitucional de dos mandatos consecutivos y el resultado de un referendo de 2016 que rechazó la reelección.

Sin embargo, fue avalada por el órgano electoral en 2018 con base en un fallo del Tribunal Constitucional de 2017 que reconoció el derecho a la elección indefinida.

El Constitucional ya autorizó a Morales para un tercer mandato, al entender que el primero no contaba porque el país se refundó en 2009 de República a Estado Plurinacional.

AMÉRICA


Phoenix MediosViernes 2 agosto, 2019
15656782w.jpg

París.- La búlgara Kristalina Georgieva será la candidata europea a liderar el Fondo Monetario Internacional (FMI), lo que supone una victoria de los países del este frente al candidato del norte, el holandés Jeroen Dijsselbloem, a quien superó en una apretada votación.

Europa vivió una nueva jornada de vértigo que acabó por una ajustada victoria de la actual directora ejecutiva del Banco Mundial, que en once días cumplirá 66 años, uno más del límite máximo para acceder al cargo, lo que obligará a un cambio en sus reglamentos para poder ser elegida.

Georgieva tendrá ahora que ser refrendada por el resto de los miembros del FMI, aunque tiene prácticamente asegurado un puesto que desde su creación recae en un europeo, mientras que la presidencia del Banco Mundial se la asegura un estadounidense.

La nominación de la búlgara, que sustituirá a la francesa Christine Lagarde, elegida presidenta del Banco Central Europeo (BCE), ha llegado bien entrada la noche tras una maratoniana jornada de negociaciones y votaciones.

Georgieva obtuvo el respaldo del 56 % de los países, frente al 44 % de Dijsselbloem, pero quienes le respaldaron solo sumaban el 57 % de la población, lejos del 65 % requerido en la mayoría cualificada que se habían impuesto como norma.

Sin embargo, varios países alegaron que ese criterio solo era aplicable en caso de una victoria ajustada en el porcentaje de países y que no debía ser tenido en cuenta cuando la postulante búlgara había tenido más de diez puntos de ventaja.

Mientras los ministros de Economía de los 28 dirimían esas cuestiones, Dijsselbloem deseaba suerte a su contrincante a través de Twitter y, poco después, llegaba la felicitación del todavía presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

“Felicito a Kristalina Georgieva por el resultado de las votaciones europeas. Le deseo el máximo éxito”, escribió el expresidente del Eurogrupo, mientras que Juncker aseguraba que la búlgara “tiene todas las cualidades requeridas para hacer una contribución efectiva en su misión al frente del FMI”.

Finalmente, al término de una conferencia telefónica entre los ministros de Economía de los 28, fue el responsable francés, Bruno Le Maire, que era el encargado de coordinar las negociaciones, quien anunció la apuesta por Georgieva.

“A partir de ahora es la candidata de todos los países europeos. Vamos a apoyar todos su candidatura”, indicó Le Maire, que agregó que posee “las cualidades, la experiencia y la credibilidad internacional” necesarias para el puesto como ha demostrado en sus labores en el Banco Mundial y, en el pasado, como vicepresidenta de la Comisión Europea.

Además, indicó, “aportará una experiencia única en el plano europeo y en cuestiones de desarrollo”.

El ajustado resultado demuestra que la UE no fue capaz de superar su división y eso que en dos días los 28 lograron reducir a dos la lista de candidatos que partía hasta con cinco.

El primero en caerse fue el actual presidente del Eurogrupo, el portugués Mário Centeno, que se retiró el ayer, jueves. Por la mañana lo hacía la ministra en funciones de Economía de España, Nadia Calviño, y, a primera hora de la tarde, el gobernador del banco central finlandés, Olli Rehn, que también fracasó en su intento de presidir el BCE.

Francia, que coordinaba las negociaciones, concedió al Reino Unido en el último momento la oportunidad de presentar su candidato para tener en cuenta el cambio de Gobierno después de que el 24 de julio pasado el conservador Boris Johnson sustituyera a Theresa May como primer ministro. Pero Londres optó por no sumarse a la puja.

Georgieva dispone ahora hasta el 6 de septiembre para presentar su candidatura en la organización financiera, que desea acabar el proceso de renovación para el 4 de octubre.

En esa votación se espera que haya también un representante de los países emergentes, que vienen reclamando más presencia en las organizaciones internacionales.(EFE).



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Newsletter

Scroll Up