domingo 26 enero 2020
Phoenix Mediosmartes 27 agosto, 2019
15716498w.jpg

Washington (EFE).- Un equipo de la Universidad de Georgia manipuló los genes de lagartijas anolis, comunes en el Caribe, para obtener ejemplares albinos, según un estudio que publica este martes la revista Cell Reports.

El propósito de este ejercicio de ingeniería genética, según Doug Menke, profesor asociado de la Universidad de Georgia, es el estudio de las funciones genéticas en sí y, en última instancia, el posible traslado de esa “edición” a otros animales.

“Por un buen tiempo ya hemos tratado de modificar los genomas de reptiles y de manipular los genes en los reptiles, pero estábamos atascados en cuanto a la forma en que la edición genética se hace en sistemas modelos mayores”, explicó el investigador.

“Quisimos explorar las lagartijas anole para estudiar la evolución de la regulación genética dado que estos animales han experimentado una serie de especializaciones en las islas caribeñas muy parecidas a las adaptaciones de los pájaros pinzones en las Galapagos”, añadió.

Los investigadores emplearon el método CRISPR-Cas9 de edición genética, por el cual pueden modificarse los genomas de organismos vivos y que habitualmente consiste en la inyección de reagentes en los huevos recién fertilizados o en zygotos monocelulares.

Esta técnica no puede usarse en los reptiles porque las lagartijas tienen fertilización interna y no puede pronosticarse el momento de la fertilización, explicó Menke.

Asimismo, un embrión monocelular de una lagartija hembra no puede transferirse fácilmente, lo cual hace casi imposible la manipulación afuera del animal, añadió.

Pero Menke y sus colaboradores notaron que la membrana transparente alrededor del ovario les permitía ver todo el proceso de desarrollo de los huevos, incluidos cuáles de ellos estaban listos para ser ovulados y fertilizados.

Por ello, decidieron inyectar los reagentes de CRISPR en los huevos no fertilizados que se hallaban adentro de los ovarios para ver si tenían efecto.

“Dado que inyectamos los huevos no fertilizados, pensábamos que podríamos llevar a cabo la edición de genes solo en los alelos heredados de la madre. No hay ácido desoxirribonucleico (ADN) del padre en esos huevos no fertilizados”, explicó el investigador.

Un alelo es cada una de las expresiones que puede tener un mismo gen diferenciado en su secuencia y que puede conducir a cambios específicos en la función de ese gen, por ejemplo las variaciones en el color del cabello o el grupo sanguíneo.

Los científicos tuvieron que esperar tres meses para que las crías de lagartija salieran del cascarón y luego comprobaron que casi la mitad de las lagartijas mutantes tenían cambios genéticos tanto en los alelos maternos como en los paternos.

Entre las razones principales del equipo científico para la producción de lagartijas albinas está que el albinismo es una consecuencia hereditaria de alelos que suprimen o “silencian” la proteína trisosenasa, responsable por la distribución de melanina en el cuerpo, pero sin consecuencias letales, explicó Menke.

Una segunda motivación del estudio, según el investigador, es que dado que los humanos con albinismo a menudo padecen problemas de visión, esta investigación podría usar el modelo de las lagartijas para entender cómo la pérdida de este gen en particular afecta el desarrollo de la retina.

“Los humanos y otros primates tienen en el ojo una característica llamada fovea, que es una estructura en la retina con una función fundamental en la agudeza de la visión”, añadió.

“La fovea -explicó el investigador-, está ausente en los sistemas con modelos mayores, pero está presente en las lagartijas anole, ya que estos reptiles dependen de una visión muy aguda para capturar insectos”.


Phoenix Mediosdomingo 25 agosto, 2019
45929-810x539.jpg

Científicos norteamericanos han encontrado un gen que causa un defecto cardíaco en el ajolote, el cual podría llevar a conseguir la regeneración de células en seres humanos.

Los ajolotes son una especie de salamandra nativa un lago cerca de Ciudad de México, los cuales son valorados desde hace tiempo como modelos para la regeneración. Y es que es difícil encontrar una parte del cuerpo que no puedan regenerar: las extremidades, la cola, la médula espinal, el ojo y, en algunos casos, se ha demostrado que incluso la mitad de su cerebro se regenera.

Un milagro de la naturaleza que un grupo de científicos de la Universidad de Kentucky (Estados Unidos) quieren replicar para ayudar a la regeneración humana, especialmente en situaciones clínicas tan complejas como lesiones de la médula espinal o accidentes cerebrovasculares.

Según recoge DICYT, aunque los humanos comparten muchos genes con el ajolote, el genoma de esta salamandra es diez veces más grande, lo que representa una gran barrera para los análisis genéticos. Y hasta que el genoma se ensamble de manera correcta los científicos no pueden realizar análisis a gran escala de la estructura y función del genoma, que es clave para desentrañar los mecanismos que otorgan a los ajolotes sus ‘poderes mágicos’.

Para solventar esta barrera, los científicos han adaptado un enfoque genético clásico, llamado mapeo de enlaces, para unir el genoma del ajolote en el orden correcto de manera rápida y eficiente: “Hace solo unos años, nadie pensaba que era posible ensamblar un genoma de 30 gigabytes de información (…) Ahora hemos demostrado que es posible utilizar un método rentable y accesible, que abre la posibilidad de secuenciar de forma rutinaria otros animales con genomas grandes“, dicen los expertos.

Como prueba de concepto, los científicos usaron los datos ensamblados para identificar rápidamente un gen que causa un defecto cardíaco en el ajolote, el cual proporciona un nuevo modelo de enfermedad humana.  “Ahora que tenemos acceso a la información genómica, podemos comenzar a probar las funciones genéticas de ajolote y aprender cómo son capaces de regenerar partes del cuerpo. Esperamos algún día poder trasladar esta información a la terapia humana, con posibles aplicaciones en lesiones de la médula espinal, accidentes cerebrovasculares, etc.”, subrayan desde la Universidad de Kentucky.(TB).


Phoenix Medioslunes 12 agosto, 2019
15680153w.jpg

Madrid.- Un nuevo estudio sugiere que aquellas mujeres con cáncer de mama y con características específicas en ciertas áreas del genoma habrían vivido más tiempo si hubieran tomado aspirina antes de que se les diagnosticara la enfermedad.

Los resultados de esta investigación, realizada con datos de 1.266 mujeres, se publican en la revista Cancer de la Sociedad Americana del Cáncer, y sus responsables destacan, no obstante, la necesidad de realizar más estudios sobre el posible potencial de la aspirina para prevenir o tratar el cáncer de mama en algunas pacientes.

Estudios anteriores ya habían relacionado aspirina y cáncer de mama y demostrado que algunas mujeres que utilizan este medicamento y que posteriormente son diagnosticadas viven más, lo que puede estar relacionado con los efectos antiinflamatorios del fármaco.

Sin embargo, también se había constatado que una proporción de las usuarias de aspirina con cáncer de mama parece tener un mayor riesgo de mortalidad.

La explicación de esta diferencia podría estar, según este nuevo estudio, en la metilación del ADN de los genes de los tumores o de la sangre periférica.

La metilación es un proceso que dirige cuándo y cómo son activados y desactivados los genes que controlan el desarrollo del organismo y que pueden verse afectados por causas ambientales.

Esta es esencial en el desarrollo y el envejecimiento de un organismo y, por lo tanto, desempeña un papel crucial en numerosas enfermedades y en la progresión de prácticamente todos los tipos de cáncer.

Los investigadores de la Universidad de Carolina del Norte en Estados Unidos se preguntaron si la metilación del ADN podría influir en los efectos de la aspirina en pacientes con cáncer de mama.

Para ello, el equipo examinó la metilación del ADN en tejidos de tumores de mama, incluido partes del ADN que controlan la expresión de 13 genes vinculados al cáncer de mama, y también en las células que circulan en la sangre de las pacientes.

Examinaron el historial de 1.266 mujeres a las que se les diagnosticó cáncer de mama en el período 1996-1997.

De estas, 476 fallecieron por diversas causas y 202 lo hicieron específicamente por cáncer de mama a finales de 2014, explican los investigadores en una nota de prensa.

En las mujeres que usaron aspirina el riesgo de morir por cualquier causa y el riesgo de morir de cáncer de mama fue menor entre aquellas cuyo ADN no estaba metilado -modificado- en la región que controlaba la expresión del gen BRCA1, un gen relacionado con el cáncer de mama.

Por lo tanto, según los autores, el perfil de metilación del ADN podría ayudar a identificar a las pacientes que podrían beneficiarse de la aspirina, aunque advierten de que hay que seguir investigando.

Además de conocer mejor los mecanismos biológicos subyacentes del uso de la aspirina en cáncer, esta investigación, “si se confirma”, podría impactar en la toma de decisiones clínicas al identificar un subgrupo de pacientes usando marcadores epigenéticos -influidos por el ambiente-.

La metilación del ADN podría ayudar en el futuro a identificar mujeres para las cuales el tratamiento puede o no tener éxito, resumen los autores.(EFE).



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Contact us
Scroll Up