miércoles 15 julio 2020
Phoenix Mediosdomingo 17 mayo, 2020
16526071w.jpg

Los “Länder” alemanes más turísticos se preparan para una temporada extraordinaria, ante la perspectiva de que muchos ciudadanos pasen sus vacaciones en el país, aunque persiste la esperanza de viajar a su destino preferencial, Mallorca.

Las miradas de muchos alemanes están depositadas en su ministro de Asuntos Exteriores, Heiko Maas. Él fue quien emitió, a mediados de marzo, la recomendación de no viajar a ninguna parte del mundo. Él es, también, quien acelera ahora la búsqueda de una desescalada viajera consensuada con otros socios europeos.

Tras semanas de encuentros virtuales, Maas volvió a lo presencial el sábado, con un encuentro con su colega luxemburgués, Jean Asselborn, en Schengen. No se estrecharon las manos, por las reglas del distanciamiento social. Pero escenificaron el levantamiento de los controles fronterizos entre ambos países.

“Europa vive de ser un espacio sin fronteras”, dijo Maas. Luxemburgo era el primer paso, mientras se levantaban asimismo las vallas en Suiza y se reducían las restricciones a los viajeros con Austria, Francia y Dinamarca.

El objetivo de la canciller Angela Merkel es recuperar la total libertad de movimientos en el espacio Schengen a partir del 15 de junio. Que la primera estación de Maas fuera justamente en esa ciudad luxemburguesa era más que un símbolo.

Los controles se reducen. Pero persiste la “recomendación” de no viajar si no es por causas justificadas o improrrogables, en lo que no entra el turismo.

El siguiente paso hacia una perspectiva de reapertura espera darlo Maas este lunes, con una reunión -en ese caso, virtual- a la que ha invitado a España, Italia, Portugal, Croacia, Malta, Grecia, Austria, Bulgaria, Eslovenia y Chipre.

Maas, originario del Sarre, el “Land” más “afrancesado” y uno de los que más prisa se ha dado en liberar de la cuarentena al viajero, ha insistido en la necesidad de coordinar una normalización europea.

Los países invitados a lo que denomina su “diálogo de vecindad” son, en su mayoría, destinos turísticos preferidos dentro de la UE del ciudadano alemán. España ocupa el primer puesto -con once millones de visitantes en 2019-; Mallorca es, para muchos alemanes, algo así como “su” isla vacacional por excelencia.

La recomendación contra todo viaje “no inaplazable” se prevé vigente hasta el 14 de junio. Hace unas semanas, Maas advertía a sus compatriotas que no debían contar con un verano normal y que no habrá otro operativo de repatriación como el llevado a cabo con los 240.000 alemanes que quedaron varados en distintas partes del mundo al principio de la pandemia.

EL SECTOR NO ESPERA

El grupo turístico alemán TUI daba por hecho estos días que sí se podrá viajar a España. La aerolínea Lufthansa mantiene esos destinos y su filial Eurowings anunció que reforzará su oferta a Mallorca, pese a la cuarentena que impone España a todo viajero internacional.

La presión del sector turístico es mayúscula. Su gran aliado es la opinión pública: un 55 % de los alemanes aspira a la reapertura total y pronta de las fronteras de la UE, según la encuesta semanal de la televisión pública ZDF.

El gobierno de Merkel cuenta con el respaldo mayoritario -un 66 %, de acuerdo esa encuesta- a las medidas adoptadas frente a la pandemia. Comercios, bares, restaurantes, actividad escolar, museos y hasta la Bundesliga se reactivaron ya, aunque con restricciones.

LOS “LÄNDER” TOMAN LA DELANTERA

Corresponde a los “Länder” implementar, de acuerdo a su criterio, las medidas consensuadas con la coalición de Merkel. Algunos poderes regionales son más impacientes que otros.

Renania del Norte-Westfalia, Renania Palatinado y el Sarre, en el oeste, abrieron antes que el resto comercios y restaurantes. También ahí se liberó ya de la cuarentena a los viajeros procedentes de la UE y resto del espacio Schengen.

Mecklenburgo Antepomerania y Schleswig-Holstein, en el litoral norte, abrieron ya este fin de semana al turismo. Berlín reabrió sus museos y espera su dosis de turismo ciudadano. En todo el país se pronostica un boom de turismo alternativo, rutas en bicicleta, excursionismo y acampada.

A Alemania se la ve sobre todo como potencia exportadora de viajeros, pero ha despegado como destino turístico. En 2019 registró 495 millones de pernoctaciones -nacionales e internacionales-, un aumento del 3,7% interanual y del 34 % respecto a 2009.

Baviera, el “Land” de mayor atractivo turístico, esperará aún hasta fin de mes. Las autoridades bávaras han sido hasta ahora las más cautelosas. Este próspero estado federado sueño ha sido el más castigado de Alemania por la pandemia -45.427 contagios, de los 174.355 verificados en el país por el Instituto Robert Koch (RKI).

Siguen activos unos 13.000 casos de contagio, la sanidad pública no se ha visto desbordada y la cifra de víctimas mortales -7.914, según el RKI- es moderada. Pero Merkel insiste en no bajar la guardia y atender a la tasa de reproducción, ahora en el 0,8. (Efe).


Phoenix Mediossábado 25 abril, 2020
16465501w.jpg

Bruselas (EFE).- El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, y los ministros de Exteriores de Alemania, Francia e Italia han pedido una tregua a todas las partes en conflicto en Libia, con vistas a una solución política.

En una declaración conjunta difundida este sábado, Borrell y los ministros señalan que los acontecimientos de las últimas semanas en Libia “han aumentado las preocupaciones, en particular sobre la situación de la población libia, que sufre desde hace mucho tiempo”.

Por ello, hacen un llamamiento “a todos los actores libios” para que, inspirados del espíritu del Ramadán, “participen en la reanudación de las conversaciones para un verdadero alto el fuego”, sobre la base del proyecto de acuerdo del pasado 23 de febrero.

El objetivo debe ser “una solución política al conflicto, y unir esfuerzos para enfrentar al enemigo común que representan los actuales riesgos de pandemia (de coronavirus)”.

La declaración de Borrell y los ministros Jean Yves Le Drian (Francia), Heiko Maas (Alemania) y Luigi Di Maio (Italia) se enmarca, explican, en el proceso de Berlín y en apoyo de los llamamientos del Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, y su representante especial interina para Libia, Stephanie Turco Williams.

En una videoconferencia esta semana los ministros de Exteriores de la UE trataron la situación en Libia y lamentaron que “ni las llamadas internacionales ni la amenaza de expansión de virus han llevado a las partes a parar combates, que continúan o se incrementan”, dijo entonces Borrell.


Phoenix Mediosmartes 17 marzo, 2020
16350778w.jpg

Berlín (EFE).- El Gobierno alemán anunció hoy que pondrá a disposición hasta 50 millones de euros para repatriar a los miles de turistas que se encuentran varados en sus destinos vacacionales en el extranjero debido al coronavirus.

En una comparecencia ante la prensa, el jefe de la diplomacia alemana, Heiko Maas, subrayó que su ministerio tiene que hacer “todo lo posible” para facilitar el regreso de los turistas varados.

Recordó que a nivel global el tráfico aéreo ha quedado reducido a un nivel muy bajo y que es de esperar que se contraiga aún más.

En ese sentido, subrayó que el Gobierno extendió a todo el mundo la recomendación de no viajar, y apeló a los ciudadanos: “Por favor, quédense en casa”.

Respecto a la campaña de repatriación, señaló que va dirigida principalmente a los turistas varados en las zonas más afectadas por las medidas tomadas por las autoridades para ralentizar la propagación del coronavirus y se refirió en particular a Marruecos, República Dominicana, Filipinas, Egipto y Las Maldivas.

Agregó que precisamente debido a que las aerolíneas han reducido al mínimo el tráfico aéreo, hay aviones suficientes a disposición, y agradeció expresamente a la compañía aérea Lufthansa por su colaboración.

La canciller alemana, Angela Merkel, confirmó ayer el cierre parcial de la vida pública “por un tiempo indeterminado” para frenar la propagación de la pandemia de coronavirus.

La decisión, acordada por el Gobierno federal y los “Länder”, cambia “por un tiempo indeterminado nuestro día a día” con el objetivo de “evitar los contagios” y ralentizar el avance del COVID-19, reconoció la canciller.

La medida implica el cierra de todos los locales comerciales salvo tiendas de alimentación, farmacias y otros establecimientos de artículos de primera necesidad, así como bancos, gasolineras, centros sanitarios, peluquerías y lavanderías.


Phoenix Mediosjueves 27 febrero, 2020
16290018w.jpg

Naciones Unidas (EFE).- La ONU y las potencias occidentales del Consejo de Seguridad aumentaron este jueves la presión sobre Siria y Rusia para que detengan su ofensiva en la provincia de Idlib.

Los llamamientos a un alto el fuego inmediato dominaron una tensa reunión del Consejo, en la que Naciones Unidas denunció una vez más la “catástrofe humanitaria” en curso en el noroeste sirio y el riesgo de un deterioro “incontrolable” del conflicto.

Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Alemania, entre otros, insistieron a Damasco y a Moscú para que escuchen a la ONU y detengan su avance militar en Idlib, el último bastión opositor.

“Está haciéndose cada vez más difícil poner palabras al sufrimiento en Idlib, pero todos hemos escuchado los impactantes datos y cifras”, denunció el ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas.

“Alemania llama al régimen sirio y a Rusia a escuchar y a dejar de ignorar los hechos”, señaló Maas, que recordó que los “ataques indiscriminados contra civiles son crímenes de guerra y los responsables deben rendir cuentas”.

“Es urgente silenciar las armas en Idlib. La prioridad absoluta debe ser lograr un cese inmediato de las hostilidades”, defendió por su parte el embajador francés, Nicolas de Rivière.

Tanto él como otros diplomáticos insistieron en que la lucha contra grupos terroristas presenten en Idlib no puede justificar las violaciones del derecho internacional.

La representante estadounidense, Kelly Craft, calificó la situación de “pesadilla humanitaria” y reclamó una tregua “duradera y verificable” bajo supervisión de la ONU.

“Esto requerirá que Rusia deje sus aviones en tierra y que exija al régimen que retire sus fuerzas”, dijo Craft.

“A la luz de la búsqueda implacable y creciente de una solución militar por parte del régimen de (Bachar) Al Asad, con la ayuda de Rusia e Irán, las operaciones humanitarias de Naciones Unidas son más importantes que nunca”, añadió.

Las potencias occidentales insistieron en la urgencia de que se facilite el suministro de ayuda humanitaria a los civiles atrapados por los combates, una de las grandes reclamaciones de la ONU.

En ese sentido, la “número dos” de los servicios humanitarios de la ONU, Ursula Mueller, explicó que está en curso una operación de asistencia “masiva”, pero que ahora mismo se enfrenta a obstáculos que la hacen insuficiente.

Según Mueller, las normas humanitarias y de protección de civiles están siendo “ignoradas sistemáticamente” por las partes del conflicto y la situación se hace cada vez más peligrosa a media que el frente avanza hacia las zonas con una mayor concentración de personas, muchas de ellas desplazadas ya en varias ocasiones.

La ONU estima que los combates en el noroeste de Siria han desplazado a más de 900.000 personas, incluidos medio millón de niños, desde principios de diciembre.

“Decenas de miles viven ahora en tiendas improvisadas, edificios públicos o al aire libre, apiñados bajo árboles, expuestos a la lluvia, la nieve y las temperaturas bajo cero de un duro invierno”, señaló la director ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

Tanto ella como Mueller insistieron al Consejo de Seguridad en que debe hacer más para frenar esta catástrofe, considerada por muchos la peor en términos humanitarios desde el inicio de la guerra.

Rusia, que desde el inicio de la guerra ha usado repetidamente su poder de veto para frenar ciertas medidas sobre Siria en el Consejo, rebajó este jueves la gravedad de la situación humanitaria en Idlib y acusó a las agencias humanitarias de no haberse preparado adecuadamente para algo que era previsible.

El embajador ruso, Vasili Nebenzia, defendió además que muchos de los bombardeos y ataques denunciados por la ONU y Occidente son fabricaciones de los opositores que controlan Idlib y recordó que la organización no tiene presencia sobre el terreno.


Phoenix Mediosdomingo 16 febrero, 2020
16251101w.jpg

Múnich (Alemania) (EFE).- Representantes de doce países, así como de la ONU, la Unión Africana, la Unión Europea (UE) y la Liga Árabe, barajaron este domingo fórmulas para impulsar un proceso de paz en Libia, siguiendo los principios de la llamada “iniciativa de Berlín”, en una reunión celebrada al margen de la Conferencia de Seguridad de Múnich.

La reunión, que estuvo presidida por el ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, y Stephanie Williams, representante del comisionado de la ONU para Libia, Ghassan Salamé, quien no pudo participar finalmente por motivos de salud, no tuvo resultados concretos y se considera como un paso en un proceso al que deberán seguir encuentros posteriores de cara a lograr que las partes en conflicto se sienten a la mesa de negociaciones.

Antes de la reunión, el ministro de Exteriores de Alemania había dicho que el objetivo era implementar “paso a paso lo que en Berlín se había acordado”.

Aludía a la reunión del pasado 19 de enero en la capital alemana, donde 16 estados y organizaciones se habían comprometido a terminar con la intromisión en el conflicto libio, pese a lo cual los envíos de armas a ese país han continuado en las últimas semanas.

Tras la reunión de hoy, los ministros de Argelia, China, Egipto, Francia, Alemania, Italia, Rusia, Turquía, Congo, Emiratos Árabes Unidos, el Reino Unido y EEUU, en un comunicado conjunto constataron que había habido una discusión sobre “las deplorables violaciones al embargo de armas” y que se había renovado el compromiso conjunto de implementarlo y de buscar un sistema adecuado para supervisarlo.

Los ministros participantes, además, apelaron a las partes en conflicto a acelerar las negociaciones para alcanzar un alto el fuego permanente.

El ministro saudí de Exteriores, el príncipe Faisal bin Farhan, en declaraciones a medios alemanes, acusó incluso a Turquía de estar desplazando tropas desde Siria a Libia.

Maas, por su parte, consideró necesario que la UE se comprometa más en la búsqueda de una solución en Libia pues de lo contrario, según dijo, se corre el riesgo de que el conflicto se haga endémico como en Siria, y a diferencia del ministro saudí, destacó la aportación de Turquía en la búsqueda de una solución al conflicto.

En un acto posterior en la Conferencia de Seguridad, el ministro italiano de Exteriores, Luigi di Maio, dijo que contribuir al proceso de paz en Libia es “una obligación para la UE y algo que concretamente para Italia es de importancia estratégica”.

“La conferencia de Berlín fue un paso clave. Lamentablemente se rompe permanentemente el cese del fuego y el embargo de armamento”, dijo di Maio, que estuvo entre los asistentes a la reunión.

En el conflicto libio, el Gobierno de Unidad Nacional liderado por Fayez Al Serraj está apoyado política y financieramente por la UE, la ONU, Italia y Catar, y recibe además apoyo militar de Turquía, mientras que el mariscal rebelde Jalifa Hafter cuenta con el respaldo de Rusia, Arabia Saudí, Egipto y Emiratos Árabes Unidos, mientras que Francia y EEUU le apoyan políticamente.

El llamado “proceso de Berlín”, impulsado por Alemania, apoya el plan de la ONU que empieza por poner fin a la injerencia de terceros países en el conflicto para luego lograr que las partes se sienten a la mesa de negociaciones.

Posteriormente, el Consejo de Seguridad de la ONU respaldó, en una resolución el 12 de febrero, los objetivos del “proceso de Berlín”. Esa resolución fue celebrada hoy expresamente tras el encuentro.

Tras la reunión en Múnich deberán organizarse, según Maas, otros encuentros del grupo de participantes con el propósito de allanar el camino hacia un proceso de paz.

El grupo se ha constituido como “International Follow-up Commite on Lybia” (IFCL) y se reunirá regularmente bajo el liderazgo de la ONU y de una presidencia rotatoria, cuyo próximo turno le corresponde a Italia.


Phoenix Medioslunes 11 noviembre, 2019
15959229w.jpg

Bruselas (EFE).- El ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, anunció que se reunirá este lunes en París con sus homólogos francés y británico para abordar los “próximos pasos” en el difícil contexto que afronta el acuerdo nuclear logrado con Irán para que este país no desarrolle armas atómicas.

“Vemos con creciente preocupación que el enriquecimiento de uranio continúa. Irán no solo lo ha anunciado, sino que sigue adelante con ello”, indicó Maas ante la prensa a su llegada a un Consejo de ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE), en el que se aborda la situación iraní entre otros temas.

Maas dijo que por esa razón seguirá abordando la situación esta tarde en París “para discutir los pasos adelante”.

“Queremos mantener el acuerdo nuclear pero Irán tiene finalmente que volver a sus compromisos y respetarlo. De otro modo, estamos dispuestos a utilizar todos los mecanismos incluidos en el acuerdo”, agregó.

Por su parte el titular holandés, Stef Blok, compartió la “preocupación” por la deriva del acuerdo nuclear mientras que su homólogo luxemburgués, Jean Asselborn, pidió seguir “implicados en un diálogo con Irán” y esperar a conocer el nuevo informe del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) sobre el cumplimiento del pacto.

“Las sanciones no van a resolver el problema”, comentó Asselborn.

La UE se mantiene firme en su apoyo al pacto nuclear, que se tambalea tras abandonarlo Estados Unidos y de que este país haya reintroducido sanciones contra Teherán, que ha respondido empezando a incumplir algunos compromisos técnicos dentro del acuerdo.

En cualquier caso, aunque creen que las deficiencias de cumplimiento por parte de Irán no son irreversibles, los europeos han advertido a ese país de que debe volver cuanto a atenerse al pacto para que pueda sobrevivir.

Por otra parte, Maas también se pronunció sobre la OTAN, organización que la semana pasada el presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que se encontraba “en muerte cerebral”.

“Estoy de acuerdo con el presidente francés en que necesitamos pensar sobre cómo hacer más por nuestra propia seguridad, pero queremos hacerlo con la OTAN y no en su contra”, indicó, y reconoció la importancia de la organización especialmente para los países del centro y este de Europa.

El ministro croata de Exteriores, Gordan Grlic Radman, aseguró que “creo realmente en el futuro de la OTAN” y defendió a la Alianza para “proteger nuestros valores, la paz, la estabilidad”.

Asselborn dejó claro que la OTAN “no solo es una alianza militar sino también política”.

“Vengo de un país que es incapaz de defenderse por sí mismo y creo que incluso Europa no es capaz de defenderse a sí misma, por lo que la UE estaría bien aconsejada si permanece comprometida con la OTAN”, indicó.

Sí que dio la razón a Macron cuando “ataca con sus palabras el nivel de coordinación de la OTAN”, ya que no quiere decir que se cuestione su “mecanismo militar”.


Phoenix Mediosjueves 7 noviembre, 2019
15946363w.jpg

Berlín(EFE).- El ministro de Exteriores alemán Heiko Maas reiteró este jueves el compromiso de su país con EE.UU. y con la alianza transatlántica en una rueda de prensa conjunta con el secretario de estado estadounidense Mike Pompeo.

“EE.UU. sigue siendo el principal aliado de Europa y el principal aliado de Alemania fuera de Europa,” declaró Maas, destacando la importancia de la OTAN para la seguridad en Europa.

“Todos deberíamos estar interesados en que la OTAN sea funcional,” añadió, sumándose así a la posición de la canciller Angela Merkel, que poco antes se había desmarcado de las palabras del presidente francés Emmanuel Macron, que dijo que la alianza está “en estado de muerte cerebral”.

La rueda de prensa de Maas y Pompeo tuvo lugar en la ciudad de Leipzig (en el este de Alemania), en el marco de la visita del secretario de estado estadounidense con motivo del 30 aniversario de la caída del muro de Berlín.

Frente a las declaraciones de Macron, Pompeo hizo hincapié en el papel “crucial” de la OTAN en diversas situaciones históricas y en la necesidad de que todos los aliados lleven “juntos” la carga, poniendo como ejemplo el compromiso de Alemania de alcanzar el objetivo del gasto militar del 2% del PIB para 2032.

El secretario de estado también reflexionó sobre la “dolorosa separación” causada por el muro de Berlín y expresó que estaba orgulloso “de haber desempeñado una labor humilde como joven oficial hace más de 30 años,” cuando se hallaba destacado en la frontera inter-alemana.

“Los acontecimientos de 1989 nos recuerdan lo que nos une como sociedades libres, como aliados transatlánticos y amigos,” destacó Pompeo.

“Compartimos la fe en el estado de derecho, en la democracia, la dignidad del ser humano, la libertad de religión y otros valores inalienables, valores que nos unen como personas y como naciones y definen nuestras decisiones en política exterior,” añadió.

Su homólogo alemán, por su parte, no ahorró en elogios para el papel de EE.UU. en la reunificación de las dos Alemanias, afirmando que sin el “liderazgo” americano ésta no hubiera sido posible.

“Decididamente, debemos nuestra libertad y nuestra unidad a vosotros,” aseveró.

En referencia a la situación en Ucrania, ambos políticos se mostraron de acuerdo en que se habían producido progresos bajo el mandato del presidente ucraniano Vladimir Zelenski y anunciaron un encuentro en el llamado formato Normandía (Alemania, Francia, Rusia y Ucrania) para los próximos meses.

Se refirieron también a la invasión turca del norte de Siria, incidiendo en que Ankara es un aliado crucial de la OTAN.

Destacaron sin embargo la importancia de un alto el fuego duradero y Pompeo afirmó que las acusaciones de “posibles crímenes de guerra” están siendo investigadas.

Por último, Maas hizó hincapié en que con el colapso del tratado de desarme INF, abandonado por EE.UU. en agosto, se ha perdido “un trozo de seguridad”.

“Por ello es especialmente importante que se prolongue el acuerdo New START,” destacó, añadiendo que Alemania comparte con EE.UU. el interés en que los temas del desarme y el control de armamento se debatan a nivel internacional.

Tras Leipzig, Pompeo se dirigirá a la ciudad de Halle (este), donde visitará la sinagoga contra la que intentó atentar el ultraderechista Stephan Balliet el mes pasado, cobrándose la vida de dos personas.

El viernes, el secretario de estado estadounidense visitará Berlín, donde se entrevistará entre otros con la canciller alemana Angela Merkel.


Phoenix Mediosjueves 18 julio, 2019
15615453w.jpg

Berlín.- Los ministros de Exteriores alemán, Heiko Maas, y ruso, Serguéi Lavrov, instaron hoy a “reactivar” el proceso de Minsk para el conflicto de Ucrania, aunque sin concretar para cuándo puede celebrarse una nueva cumbre a cuatro bandas en el llamado Formato de Normandía, que abarca a sus dos países más Ucrania y Francia.

La evolución en el este de Ucrania está mostrando “algunos signos positivos”, dijo Maas, en una nueva edición del Diálogo de Petersburgo o foro de diálogo germano-ruso, celebrada en Bonn, pero lo que urge es “avanzar hacia un alto el fuego duradero”, más allá de la tregua acordada ante las elecciones del próximo domingo.

El nuevo gobierno de Kiev para estar “honestamente dispuesto” a buscar “soluciones” al conflicto, apuntó por su parte Lavrov, por lo que debería ser posible “avanzar hasta lograr la implementación total” de los acuerdo de Minks.

Ambos ministros declinaron concretar cuándo podría celebrarse una nueva cumbre a cuatro bandas -con los líderes de Rusia, Ucrania, Francia y Alemania-, un formato estancado desde la última cita, en 2016, para coincidir en que debe “prepararse adecuadamente” -en palabras de Maas- y ofrecer garantías de éxito.

“No podemos desprestigiar ese formato (de Normandía) con citas sin resultados. Hay que preparar la cita cuidadosamente”, afirmó, por su parte, Lavrov, quien recordó, sin dar más detalles, que hace unas semanas ya hubo una reunión de expertos en París con carácter preparatorio.

La reunión entre Lavrov y Maas en la antigua capital federal alemana, Bonn, tenía sobre todo un carácter simbólico, en busca de signos de acercamiento entre Berlín y Moscú pese a las múltiples diferencias bilaterales.

El Diálogo de Petersburgo se creó en 2001, impulsado por el entonces canciller alemán, el socialdemócrata Gerhard Schröder, y el presidente ruso, Vladímir Putin, aliados políticos además de amigos personales.

El foro germano-ruso cayó en una etapa de práctico estancamiento, en lo que a contactos de alto nivel político se refiere a raíz de la anexión de Crimea por Rusia, en 2014.

Para esta edición se había esperado inicialmente la intervención de la canciller alemana, Angela Merkel, y del presidente Putin, ausentes del foro precisamente desde la crisis generada por la intervención en la península ucraniana.

El presidente del foro por parte alemana, el exministro de la Cancillería Roland Poffalla, se había implicado personalmente para poder contar con ambos mandatarios, pero finalmente la reunión se ha quedado en el encuentro a escala ministerial.

Previo al encuentro, el ministro alemán había destacado en un comunicado la importancia de mantener el diálogo abierto con Moscú y el papel que en ello juega el Diálogo de Petersburgo.

“Rusia tiene un papel fundamental en la búsqueda de soluciones a prácticamente todos los conflictos globales actuales. Sea Ucrania, Irán o Siria. No podemos renunciar a mantener un diálogo constructivo”, afirmó Maas. (EFE).


Phoenix Mediosdomingo 9 junio, 2019
15503361w.jpg

Ammán.– El ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, afirmó hoy en Ammán que su país sigue respaldando la solución de los dos Estados para Palestina e Israel y la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en la región.

“Estamos de acuerdo con Jordania en que la solución de los dos Estados a través de negociaciones representa la única solución”, declaró Maas tras entrevistarse con su colega jordano, Ayman Safadi.

La declaración de Maas se produce en momentos en que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impulsa una iniciativa para resolver el conflicto palestino-israelí bajo el denominado “acuerdo del siglo”, al que está tratando de sumar apoyos en la región.

Hace diez días, el asesor y yerno de Trump, Jared Kushner, visitó Jordania para tratar de que Ammán respalde el foro de inversores organizado para final de mes en Baréin con el fin de buscar apoyo económico a ese plan.

El ministro de Exteriores alemán, que ayer estuvo en Irak, también reiteró el apoyo de su país a la lucha contra el EI y agradeció a Jordania por permitir la presencia de fuerzas alemanas en la base de Al Azraq, al este de Ammán.

“Supe en Bagdad que el EI ya no posee territorio, pero que todavía representa una amenaza”, dijo Maas, al asegurar que Berlín considera que sus fuerzas realizan una importante tarea en la lucha contra este grupo terrorista.

El ministro alemán visitó ayer Bagdad al inicio de una gira por la región en la que tiene también previsto viajar a Emiratos Árabes Unidos e Irán.

Por otra parte, anunció que su país dará un crédito de 100 millones de dólares para apoyar al Gobierno jordano en la gestión de sus dificultades económicas. (EFE).


Phoenix Mediosviernes 12 abril, 2019
15328755w.jpg

Varsovia.- El ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, pidió este viernes en Varsovia mantener la puerta abierta a una futura integración europea de los Balcanes occidentales, una perspectiva “que interesa a Alemania y a la Unión Europea” y que incentiva el desarrollo y la paz en la región.

“Es muy importante dar a los países de la región una perspectiva clara de que pueden ingresar en la UE”, explicó Maas en una rueda de prensa conjunta con su homólogo polaco, Jaczek Czaputowicz.

“Sabemos que la perspectiva de ser parte de la Unión Europea hace que estos países trabajen con más conciencia por la reconciliación y la cooperación, lo que hace que ello interese al conjunto de la UE”, añadió.

Maas destacó que uno de los temas más importantes en la región de los Balcanes occidentales son las heridas sin cerrar por los viejos conflictos, “lo que requiere el esfuerzo de la reconciliación”, y para la Unión Europea es importante “que sus vecinos emprendan ese camino de la reconciliación” y del desarrollo económico y social.

El ministro alemán destacó el reciente acuerdo entre el Macedonia del Norte y Grecia como un ejemplo de que “la buena voluntad hace posible el éxito”.

Maas visitó Polonia para analizar el futuro del “proceso de Berlín”, lanzado por Alemania en 2014 para fomentar la integración europea de esos países del sureste de Europa -Albania, Bosnia-Herzegovina, Montenegro, Kosovo, Macedonia y Serbia-, así como el fortalecimiento de la cooperación regional.

“El bienestar de los Balcanes occidentales debe ser una importante prioridad para todos nosotros en Europa”, subrayó el jefe de la diplomacia alemana.(EFE).



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Contact us
Scroll Up