Domingo 15 diciembre 2019
Phoenix MediosJueves 7 noviembre, 2019
15945177w.jpg

Bagdad (EFE).- Al menos dos personas perdieron la vida este jueves cuando las fuerzas de seguridad iraquíes dispersaron a los manifestantes en una céntrica zona de la capital, Bagdad, empleando pelotas de goma y fuego real, en el marco de la ola de protestas que ha causado un centenar de muertos en las últimas dos semanas.

Una fuente de seguridad iraquí que pidió el anonimato dijo a Efe que al menos dos personas murieron, y más de 15 resultaron heridas y sufrieron asfixia por la inhalación de gases lacrimógenos durante los choques con los agentes.

Las fuerzas de seguridad -añadió la fuente- dispararon a los manifestantes con “balas reales y pelotas de goma”, además de emplear gases lacrimógenos y mangueras de agua para que no avanzaran por el puente de Al Shuhadá y la calle Al Rashid, donde se encuentra la sede del Banco Central de Irak.

El puente es uno de los varios que atraviesa el río Tigris y que da acceso a la fortificada zona verde, donde se encuentran los Ministerios y las Embajadas extranjeras, además del Parlamento y otras instituciones.

La fuente señaló que las fuerzas de seguridad iraquíes están recibiendo refuerzos en los alrededores de la plaza Tahrir, epicentro de las protestas en la capital, donde grupos de manifestantes permanecen acampados desde el 25 de octubre.

Ese día estalló la actual ola de protestas, la segunda que sacude Irak desde principios del mes pasado, y en las manifestaciones han muerto más de 250 personas y miles han resultado heridas.

Tanto la pública e independiente Comisión de Derechos Humanos iraquí como la misión de la ONU en este país han asegurado que las fuerzas de seguridad están haciendo un uso excesivo de la fuerza y disparando a los manifestantes, decenas de los cuales han muerto por herida de bala.

En el origen de las protestas se encuentran el deterioro de las condiciones de vida y de la economía del país, la falta de oportunidades de trabajo y de servicios públicos eficientes, todos ellos problemas que los ciudadanos achacan a años de mala gestión y a la corrupción de los dirigentes.


Phoenix MediosDomingo 14 julio, 2019
15602296w.jpg

Bagdad.- La alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, agradeció hoy en Bagdad al Gobierno de Irak sus esfuerzos para reducir las tensiones entre Irán y Estados Unidos, y evitar las consecuencias de un “error de cálculo”.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, indicó en rueda de prensa junto al ministro de Exteriores iraquí, Mohamed Al Hakim, que abordaron la situación de la región y los progresos de Irak en el proceso de reconstrucción del país.

Señaló que conversaron sobre la necesidad de reducir las tensiones en la región y “tomar todas la medidas necesarias para llegar a un diálogo con el fin de evitar los errores de cálculo”.

En ese sentido, Mogherini manifestó el respaldo de la Unión Europea a la política “equilibrada” de Irak, que ha tratado de actuar como mediador entre Teherán y Washington aprovechando su buena relación con ambos Gobiernos.

La diplomática europea, que también se reunió con el presidente iraquí, Barham Saleh, destacó los progresos de Irak en el proceso de recuperación tras la guerra y reiteró el apoyo de la UE en ese camino.

La visita de Mogherini se produce tras semanas de alta tensión en el golfo Pérsico por varios incidentes, incluido el presunto sabotaje de dos buques cisternas en el golfo de Omán de los que Washington responsabilizó a Irán a mediados del mes pasado.

El 20 de junio, Irán derribó un dron estadounidense que según el Gobierno iraní se encontraba en su espacio aéreo y de acuerdo con Washington estaba en aguas internacionales.

En respuesta al derribo, el presidente de EEUU, Donald Trump, afirmó haber autorizado una operación selectiva con aviones y barcos contra Irán, que, según su propia versión, abortó en el último momento.

Además, Estados Unidos ha intensificado las sanciones que viene aplicando a Irán desde que se retiró del pacto nuclear con ese país el año pasado.

En mayo pasado el Gobierno iraquí anunció su disposición a mediar entre Estados Unidos e Irán enviando delegaciones a ambos países con el fin de rebajar la tensión, aunque ese mismo mes Washington decidió retirar a su personal no indispensable de Irak por considerar que existían indicios de riesgo. (EFE).


Phoenix MediosMiércoles 15 mayo, 2019
15426562w.jpg

Bagdad.- Estados Unidos ordenó hoy evacuar al personal no esencial de su embajada en Irak y de su consulado en Erbil, capital de la región del Kurdistán (norte), por motivos de seguridad, en plena escalada de tensión con Irán.

A raíz de esta decisión, los servicios de emisión de visados se suspenderán de forma temporal en los consulados de Bagdad y Erbil, según un comunicado de la embajada.

En la nota, en la que no explica el motivo por el que se ha ordenado la evacuación, se advierte de que la capacidad de proveer servicios de emergencia a los ciudadanos estadounidenses en Irak será “limitada” mientras dure la suspensión.

La embajada recomendó a sus ciudadanos que salgan de Irak “tan pronto como sea posible” por medios de transporte comerciales, que eviten instalaciones estadounidenses en Irak, que revisen sus planes de seguridad personales y que estén atentos a los medios de comunicación locales.

La evacuación del personal diplomático se produce en pleno aumento de tensión entre Washington e Irán, país vecino a Irak y con gran influencia en Bagdad.

En la última semana, EEUU ha enviado al golfo Pérsico el portaaviones USS “Abraham Lincoln”, el buque de asalto anfibio USS “Arlington”, misiles Patriot y bombarderos, tras denunciar que había detectado “indicios” de planes ofensivos iraníes contra sus fuerzas e intereses en Oriente Medio.

El pasado septiembre Estados Unidos cerró su consulado en Basora (sur) después de que se registraran disparos en las inmediaciones del edificio, de los que Washington culpó a las milicias apoyadas por Irán.

Los disparos en las cercanías del consulado de Basora se produjeron en el contexto de unas protestas multitudinarias, motivadas por una crisis en el sistema de abastecimiento de agua, en las que también resultó incendiado el consulado iraní.(EFE).


Phoenix MediosMiércoles 8 mayo, 2019
15403329w.jpg

Bagdad.- El Gobierno iraquí expresó hoy su deseo de “solucionar todas las diferencias” en la región de Oriente Medio tras la visita por sorpresa del secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ayer por la noche a Bagdad en medio de nuevas exigencias iraníes a Estados Unidos.

El primer ministro iraquí, Adel Abdelmahdi, destacó en un comunicado “la importancia de solucionar todas las diferencias a través del diálogo honesto”, y elogió a Irak por volver a “desempeñar un papel principal en la zona”, pues “Bagdad se convierte en un punto de encuentro de todos y no en uno de conflicto y enfrentamiento”.

Estas declaraciones se producen después de que Abdelmahdi se reuniera anoche con Pompeo, quien canceló su visita prevista ayer a Alemania para ir a Bagdad.

Asimismo, en la nota se apunta que “EE.UU. es un socio estratégico para Irak. Irak continúa con su política equilibrada que establece puentes de amistad y cooperación con todos los amigos y vecinos, entre ellos Irán”.

Bagdad es un destacado socio político y comercial de Irán, y ya ha asegurado en el pasado que no cambiaría su relación con el país vecino, cuyo Gobierno chií apoya al iraquí, influenciado por grupos de esta rama del islam.

Pompeo dijo a periodistas en el avión de regreso a Londres, donde se encuentra hoy, que “Estados Unidos defenderá sus intereses donde sea que estemos y siempre”, según las declaraciones difundidas por el Departamento de Defensa estadounidense.

Respecto a su visita a Irak, aseveró que han enviado “mensajes a los iraníes” y espera que “nos pongan en una posición en la que podamos disuadirlos y los iraníes lo piensen dos veces antes de atacar los intereses estadounidenses”.

Apuntó, además, que los “ataques” de los iraníes eran “inminentes, es decir, eran ataques que iban a ocurrir bastante pronto (…) Hemos tomado todas las medidas que podemos para disuadirlos. Aparte de eso, no puedo decir nada más”, dice la nota.

Este escenario se produce en un momento en el que Estados Unidos ha anunciado la imposición de nuevas sanciones a Teherán.

Irán anunció hoy que reduce sus compromisos adquiridos con el acuerdo nuclear de 2015 y da un plazo de 60 días al resto de firmantes del pacto para que cumplan con sus exigencias, justo un año después de que Estados Unidos abandonara el llamado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, en sus siglas en inglés), rubricado también por Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania.(EFE).


Phoenix MediosJueves 25 abril, 2019
15365021w.jpg

Washington.- La coalición internacional liderada por Estados Unidos que combate el yihadismo en Siria e Irak admitió hoy la muerte de 34 nuevos civiles, con lo que ya son 1.291 los ciudadanos muertos por las acciones de la alianza desde el inicio de sus operaciones en agosto de 2014, informaron fuentes castrenses.

Este dato supone un significativo incremento respecto al último informe mensual, divulgado a finales de marzo, cuando la coalición no identificó nuevas muertes “no intencionadas”, de manera que el número de bajas civiles desde el comienzo de la misión, hace ahora cuatro años y medio, se mantuvo en 1.257.

Estas cifras son el resultado de las investigaciones que lleva a cabo la coalición de manera regular y que son presentadas en un informe cada mes, cuya última edición se publicó hoy.

A lo largo del mes de marzo, la coalición trabajó en 146 investigaciones en curso y recibió 7 nuevas denuncias sobre posibles ataques fallidos, lo que representa apenas una alegación más que las 6 recogidas en el anterior documento.

En total, la alianza completó 31 de esas investigaciones: 11 de las cuales fueron consideradas creíbles, una estaba duplicada y 19 fueron descartadas. Las 122 pesquisas restantes siguen abiertas.

Todos los civiles perdieron la vida “de forma no intencionada” en el marco de la operación “Inherent Resolve” (Resolución Inherente), indicó la alianza en un comunicado.

“Continuamos empleando ataques minuciosos y con objetivos establecidos para minimizar el impacto de nuestras operaciones en poblaciones civiles e infraestructuras. Este proceso contempla la revisión y la selección de cada objetivo antes de un ataque, así como un nuevo examen tras el ataque”, aseguró la coalición.

En total, se han realizado 34.464 ataques en la región entre agosto de 2014 y finales del pasado marzo, detalló la alianza.

EE.UU. encabeza la coalición internacional, formada por 74 países y 5 organizaciones internacionales que, al amparo del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, tiene por objetivo acabar con el yihadismo en Siria e Irak.(EFE).


Phoenix MediosLunes 15 abril, 2019
15336077w-1.jpg

El Gobierno de Estados Unidos impuso este lunes sanciones contra siete supuestos miembros del grupo terrorista Estado Islámico (EI) y una casa de cambio vinculada a la organización encargados de su red financiera en Europa, África y Oriente Medio.

El Departamento del Tesoro estadounidense precisó en un comunicado que seis de los sancionados tenían base en Irak, Turquía y Bélgica, mientras que el séptimo es una mujer residente en Kenia que facilitaba las operaciones financieras del EI en el este de África.

La casa de cambio de moneda ofrecía servicios para la organización yihadista en Irak, Turquía y Siria.

Todo este operativo era parte de la llamada Red Rawi, una banda que facilitaba las operaciones financieras del EI fuera del territorio iraquí, que ya había sido sancionada por el Tesoro en octubre de 2018, en cooperación con el Departamento de Defensa, que apoyó una acción de sus aliados sobre el terreno contra sus miembros.

Dos de los sancionados son Omar Talib Zugair al Rawi y Abderrahman Ali Husein al Ahmad al Rawi, que gestionaban los asuntos financieros del EI en la “provincia de Al Forat”, una de las divisiones administrativas del EI que abarcaba parte de Siria e Irak.

La subsecretaria para Terrorismo e Inteligencia Financiera del Tesoro de EE.UU., Sigal Mandelker, explicó en la nota que la Red Rawi empleaba “hawala”, un sistema informal de transferencia de dinero habitual en los países musulmanes, y casas de cambio para eludir el sector bancario formal.

De esta forma, movía “fondos del terrorismo para el EI por Europa, África y Oriente Medio”, dijo.

Maldenker subrayó que el Tesoro quiere “garantizar una derrota duradera del EI cortando todos los recursos que quedan de su financiación del terrorismo por todo el mundo”.

Además, afirmó que estas sanciones “destacan cómo la amenaza del EI ha cambiado, con células financieras en varios continentes y con operativos femeninos como Halima Adan Ali, una facilitadora financiera basada en Kenia”.

El Departamento del Tesoro señaló que para llevar a cabo esta acción se ha coordinado con el Gobierno de Irak, que “continúa siendo un socio clave en la lucha contra el EI”.

Como consecuencia de las sanciones de este lunes, todas las propiedades de esas personas o entidades en su poder que estén en EE.UU. están bloqueadas. Además, se prohíbe a los estadounidenses tener transacciones con esos individuos. (Efe).


Phoenix MediosLunes 11 marzo, 2019
15214446w.jpg

Bagdad.- El presidente de Irán, Hasan Rohaní, fue recibido hoy con honores en el inicio de su primera visita de Estado a Irak, en medio de las presiones de Estados Unidos para que Bagdad se sume a las sanciones contra Teherán.

Rohaní fue recibido por separado por el jefe de Estado iraquí, Barham Saleh, y por el primer ministro, Adel Abdelmahdi, en reuniones de marcado contenido comercial y en las que el líder iraní expresó el interés de Teherán en mantener su influencia en el país vecino.

Saleh recibió al líder iraní en el Palacio presidencial Al Salam de Bagdad en el inicio del viaje de tres días y recalcó la “importancia” que supone esta visita para Irak y para toda la región.

“Las relaciones entre los dos países han sido sólidas a lo largo de la historia y están desarrolladas”, dijo Saleh en una declaración a la prensa después del encuentro.

En la declaración conjunta, ni Saleh ni Rohaní hablaron sobre la cuestión de las sanciones y se limitaron a enumerar las posibilidades de cooperación económica, en los campos de comercio, energía, transporte, petróleo y suministro de agua.

Bagdad y Teherán buscan aumentar sus intercambios comerciales hasta 20.000 millones de dólares en los próximos dos años, según declaraciones de responsables de ambos países antes del viaje.

En la actualidad, las exportaciones iraníes a Irak, país que depende en gran medida del gas, la electricidad y los alimentos de su vecino, alcanzan los 13.000 millones de dólares, de los cuales más de 7.000 millones son no petroleras.

La visita se produce cerca de que venza el plazo concedido por Estados Unidos a Irak para comenzar a aplicar las sanciones comerciales contra Teherán, como ya hacen buena parte de los aliados de Washington.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el año pasado su salida del acuerdo nuclear suscrito en 2015 por la República Islámica y el G5+1, integrado por Rusia, China, el Reino Unido, Francia, Alemania y Estados Unidos.

EE.UU. ha vuelto a imponer a Irán todas las sanciones que había levantado desde la firma del acuerdo y ha exigido a sus aliados que hagan lo mismo, aunque concedió una moratoria a Irak para adaptarse y reducir su dependencia de la energía que compra del país vecino.

El pasado diciembre, Irak consiguió una segunda moratoria de 90 días para comenzar a aplicar las sanciones a su vecino, que vence el próximo 20 de marzo.

En su intervención junto a Saleh, Rohaní recalcó que Irán continuará apoyando a Irak, recordando que su país ha estado “al lado” de Bagdad en la guerra contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI), lo que se materializó en el respaldo de Teherán a milicias chiíes iraquíes que participaron en la contienda.

“Queremos estar con Irak. No para estar contra nadie, sino para ganar a los demás. A mi país le interesa la estabilidad y la seguridad de Irak por el gran papel que tiene en proporcionar seguridad a la región”, manifestó Rohaní.

La influencia de Irán en el país árabe ha sido creciente desde el derrocamiento de Sadam Huseín en 2003 y el ascenso al poder de las fuerzas chiíes.

Bagdad mantiene un delicado equilibrio en su amistad tanto con Teherán como con Washington, que también ha sido un importante aliado de Irak en la lucha contra el terrorismo.

Las tensiones entre los sectores favorables a Washington y Teherán aumentaron recientemente a cuenta de unas declaraciones de Trump en las que afirmó que EE.UU. pretende mantener sus tropas en Irak, en parte, para vigilar a Irán.

A lo largo de su visita, que se extenderá hasta el próximo miércoles, Rohaní tiene previsto reunirse con otras autoridades iraquíes y firmar varios memorandos de entendimiento en los sectores de hidrocarburos, electricidad, ferroviario y para facilitar los procesos de emisión de visados.(EFE).


Phoenix MediosLunes 11 marzo, 2019
15213778w.jpg

El presidente iraní, Hasan Rohaní, llegó hoy a Bagdad en su primera visita al país vecino con el objetivo de afianzar la relación política con Irak ante las presiones de Estados Unidos para que se distancien, según el canal estatal.

El líder iraní se reunirá durante tres días con el primer ministro iraquí, Adel Abdelmahdi, en el cargo desde el pasado octubre, así como con el presidente, Barham Salih, y con la máxima autoridad religiosa chií del país, el ayatolá Ali al Sistani.

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, quien llegó a Bagdad dos días antes que Rohaní, destacó que la visita del presidente es “histórica y una buena oportunidad para lograr serios memorandos de entendimiento”.

Según la agencia iraní Fars, Rohaní se dirigió nada más aterrizar a Bagdad a la ciudad de Al Kadhimiya, situada al norte de la capital iraquí, para visitar las tumbas de los imanes chiíes Musa bin Yafar y Moahmed al Yawad.

Según la misma fuente, se prevé que el encuentro oficial de Rohaní con el presidente iraquí se realice en el Palacio Al Salam, en Bagdad, aunque no ofreció fecha ni más detalles.

Está previsto que ambos países firmen varios memorandos de entendimiento en los sectores del petróleo, el gas y la electricidad, y para llevar a cabo proyectos ferroviarios y facilitar los procesos de emisión de visados.

Teherán y Bagdad buscan aumentar su volumen comercial anual hasta los 20.000 millones de dólares en los próximos dos años, según han asegurado los dirigentes de ambos países.

En la actualidad, las exportaciones iraníes a Irak, que depende del gas y la electricidad de su vecino, alcanzan los 13.000 millones de dólares, de los cuales más de 7.000 millones son no petroleras.

El presidente iraquí dijo ayer a un grupo de periodistas iraníes en Bagdad que “tener buenas relaciones con Irán es del interés de Irak”.

“Irak no formará parte del régimen unilateral de sanciones de Estados Unidos contra Irán”, subrayó Salih, quien viajó a Irán en noviembre pasado.

Este encuentro también marca el acercamiento entre Irán e Irak, pese a los esfuerzos de Estados Unidos para que haya un distanciamiento entre ambos países.

Washington ha enviado a sus tropas, en el marco de la coalición internacional para luchar contra los terroristas del grupo Estado Islámico (EI), a Irak.

Pero, según el presidente estadounidense, Donald Trump, Washington cuenta con una base militar en ese país para vigilar “un poco” a Irán, unas declaraciones que enfadaron a los líderes iraquíes, que negaron al existencias de esas bases y que su país era independiente en su toma de decisiones.

Las relaciones entre Irak e Irán, que se enfrentaron en una guerra entre 1980 y 1988, mejoraron gradualmente desde la llegada al poder en Bagdad de primeros ministros chiíes tras el derrocamiento del dictador suní Sadam Husein en 2003. (Efe).


Phoenix MediosDomingo 3 febrero, 2019
15091406w-1.jpg

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este domingo que quiere mantener soldados estadounidenses en Irak para poder “observar un poco” a Irán, país que considera el “verdadero problema” en Oriente Medio.

En una entrevista en la cadena CBS, Trump insistió en que la guerra de Irak fue un “gran error” pero explicó que, como ya se ha invertido en crear una base militar en ese país, es mejor conservarla y usarla para vigilar a Irán.

“Una de las razones por la que quiero mantenerla es porque quiero observar un poco a Irán porque Irán es el verdadero problema”, dijo.

Preguntado sobre si desde esa base atacaría a Irán, el mandatario contestó: “No, quiero ser capaz de observar a Irán. Todo lo que quiero es mirar. Tenemos una base militar increíble y costosa construida en Irak. Está perfectamente situada para observar diferentes partes del problemático Oriente Medio, en lugar de retirarla”.

Actualmente, EE.UU. mantiene unos 5.200 solados en Irak que se encuentran en una decena de bases militares.

Para las autoridades estadounidenses, Irán es una de las mayores amenazas de Oriente Medio y, por eso, el año pasado, Trump anunció su salida del acuerdo nuclear suscrito en julio de 2015 por la República Islámica y el G5+1, entonces integrado por Rusia, China, el Reino Unido, Francia, Alemania y Estados Unidos.

Desde entones, EE.UU. ha vuelto a imponer a Irán todas las sanciones que había levantado con el acuerdo, lo que ha aumentado las tensiones entre los dos países.

Por otro lado, en su entrevista en CBS, Trump defendió la decisión que tomó en diciembre para ordenar la retirada de las tropas estadounidenses en Siria, donde hay desplegados 2.000 soldados como parte de una coalición internacional contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

En un principio, Trump dijo que la salida de los militares sería inmediata, aunque luego afirmó que sería gradual y hoy volvió a rechazar ofrecer unos plazos concretos.

Los militares de EE.UU. colaboran en Siria con las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza de milicias kurdas y que teme que la retirada de Washington provoque un resurgimiento del EI.

Trump explicó que algunos de los soldados que están actualmente en Siria, serán desplazados a la base en Irak, y “en última instancia volverán a casa”.

Además, el mandatario aseguró que si el EI vuelve a resurgir, las tropas volverán a Siria: “volveremos si tenemos que hacerlo”.

Según la coalición internacional liderada por Estados Unidos, al Estado Islámico solo le queda en Siria e Irak un 1 % del territorio que llegó a dominar en 2014, cuando proclamó su califato.  (EFE).


Phoenix MediosMiércoles 26 diciembre, 2018
14970364w.jpg

Washington.- El presidente de EE.UU., Donald Trump, abandonó la “soledad”, según sus propias palabras, que vive en la Casa Blanca en el quinto día del cierre parcial de la Administración y sorprendió hoy con una visita a las tropas estadounidenses desplegadas en Irak.

Atendiendo una tradición que desde 2002 han seguido los inquilinos de la Casa Blanca, Trump y su esposa, Melania, viajaron en la noche de Navidad con destino a la base aérea Al Asad, situada al oeste de Bagdad, en la primera visita del gobernante estadounidense a combatientes destacados en el extranjero.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dio a conocer la visita en Twitter e indicó que Trump viajó para agradecer a las tropas y al mando militar encargado de la misión en Irak “por su servicio, su éxito y su sacrificio” y para “desearles una feliz Navidad”.

Poco después el propio Trump confirmó en Twitter que “tuvo el honor” de visitar a las tropas en Irak acompañado por la primera dama.

“¡Dios bendiga a Estados Unidos!”, señaló Trump en su cuenta en la red social, donde colgó un video sobre su estancia.

Ya durante su recorrido, Trump afirmó que con la visita a los militares destacados en Irak quiere presentar sus respetos a “los grandes soldados” que permanecen en el país árabe.

“Es un lugar del que he estado hablando durante muchos años”, apuntó.

El anuncio acalló algunas de las críticas que se oían en Washington sobre la posibilidad de que Trump no hubiera cumplido con la tradicional visita a las tropas en Navidad, celebración que este año estuvo salpicada por el enfrentamiento que el presidente mantiene con los demócratas por la financiación de un muro en la frontera con México.

“Estoy solo (pobre de mí) en la Casa Blanca esperando que los demócratas regresen y hagan un trato”, tuiteó el mandatario estadounidense el 24 de diciembre.

Sin embargo, este miércoles Trump, vestido de traje oscuro y corbata roja, junto a una Melania ataviada con una blusa color mostaza, estrechaba la mano de los uniformados y sonreía para las improvisadas fotos que los soldados le tomaban con sus celulares, según varios videos y fotografías publicados por él mismo y Sanders en Twitter.

La visita sirvió también de plataforma para que Trump defendiera la retirada de las tropas de la vecina Siria, donde hay desplegados 2.000 soldados como parte de una coalición internacional contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

“Los hemos noqueado”, aseguró Trump, en alusión a la que ha proclamado como “derrota” del EI en Siria.

Resaltó que ha sostenido “muy buenas conversaciones” con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de quien dijo que también quiere “noquear” al EI y anticipó que lo hará, al igual que otros.

“Estados Unidos no puede continuar siendo el policía del mundo”, repitió Trump, quien se opuso a que algunos países usen a EE.UU. y su credibilidad militar para protegerse.

“Ellos no pagan por ello y tendrán que hacerlo”, agregó el gobernante, que calificó de “ridículo” que las tropas estadounidenses estén en “países de los que la mayoría de la gente ni siquiera ha oído hablar”.

Trump tenía previsto sostener una reunión este miércoles con el primer ministro iraquí, Adel Abdelmahdi, que finalmente fue cancelada.

El Gobierno iraquí afirmó que el primer ministro había previsto entrevistarse con Trump, pero no lo hicieron por falta de acuerdo.

La oficina de prensa del jefe del Gobierno iraquí informó en un comunicado que, debido a esas diferencias, se decidió sustituir el encuentro en persona por una llamada telefónica.

“Se suponía que se iba a realizar una recepción oficial y una reunión entre el primer ministro Adel Abdelmahdi y el presidente estadounidense, pero hubo una divergencia de opiniones para organizar la reunión, que fue reemplazada por una conversación telefónica”, dijo el comunicado.

El Ejecutivo de Irak aseguró que estaba al tanto de la visita de Trump y dijo que, además de visitar a las tropas, Trump pretendía “felicitar al nuevo Gobierno iraquí”, constituido hace un mes.

El Pentágono tiene desplegados a unos 5.200 soldados en Irak, uno de los países donde actúa la coalición internacional liderada por EE.UU. para derrotar al EI.(EFE).



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Newsletter

Scroll Up