Domingo 15 diciembre 2019
Phoenix MediosDomingo 15 diciembre, 2019
16062460w.jpg

Londres(EFE).- El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, pidió este domingo disculpas a su electorado por el “duro golpe” que han supuesto los malos resultados logrados en las elecciones del pasado jueves, en que la formación perdió 59 escaños, que en gran medida fueron a parar a los conservadores.

Tras obtener 203 escaños, la cifra más baja desde 1935, Corbyn anunció su decisión de dimitir el próximo año, después de que se abra “un periodo de reflexión” y se convoque un congreso para elegir a la persona que le sucederá, entre enormes críticas desde sus propias filas.

El líder socialdemócrata se disculpó este domingo en una carta abierta, publicada por los periódicos Sunday Mirror y The Observer, en la que lamentó que el partido “se quedará corto” en su aspiración de llegar al gobierno y dijo asumir su “responsabilidad”.

“No haré ningún comentario al respecto. El resultado fue un duro golpe para todos los que tan desesperadamente necesitan un cambio real en nuestro país”, afirmó.

“APRENDEREMOS LAS LECCIONES DE LA DERROTA”

Corbyn se mostró dispuesto a recuperar la confianza de los votantes laboristas que en tradicionales bastiones de la formación como el norte de Inglaterra y la región de Gales les dieron la espalda en favor de la formación conservadora de Boris Johnson, debido al deseo de ver materializada la salida de la Unión Europea.

“Aprenderemos las lecciones de esta derrota, sobre todo escuchando a los votantes laboristas de toda la vida que hemos perdido en las comunidades de clase trabajadora”, dijo.

Hasta 24 circunscripciones tradicionalmente laboristas conocidas se decantaron por los “tories” por primera vez en casi un siglo.

Sin embargo, el líder laborista insistió en que las políticas de su programa electoral fueron recibidas de forma positiva y contribuyeron a establecer “los términos del debate” durante la campaña electoral, que finalmente demostró que el “brexit” era la cuestión fundamental para la mayoría de electores.

DEBATE: CORRIENTE DE CORBYN O MAS CENTRISMO

“No hay duda de que nuestras políticas son populares, desde la propiedad pública del ferrocarril y los servicios públicos clave hasta un programa masivo de construcción de viviendas y un aumento salarial para millones. La pregunta es ¿cómo podemos tener éxito en el futuro donde no lo tuvimos esta vez?”, indicó.

Ante la holgada mayoría del Partido Conservador, que consiguió 365 escaños, los laboristas se ven obligados ahora a repensar su estrategia como primer partido de la oposición y elegir a un nuevo líder que pueda unir a las diferentes facciones de la formación, ampliamente divididas acerca de su postura sobre el “brexit”.

El debate ahora se centra en determinar si la persona que suceda a Corbyn debe surgir de su misma corriente, que defiende una participación mayoritaria del Estado en compañías de transporte o suministros básicos, o tratarse de alguien partidario de políticas más centristas que permitan recuperar al electorado más moderado.


Phoenix MediosJueves 12 diciembre, 2019
16055812w.jpg

Londres(EFE).- Los británicos deciden este jueves el futuro del Reino Unido en unas elecciones generales anticipadas que han estado precedidas de una campaña tensa dominada por el “brexit” y la confrontación ideológica entre conservadores y laboristas.

Unos 46 millones de ciudadanos están llamados a participar en estos comicios, que convocó el primer ministro y líder conservador, Boris Johnson -favorito para ganarlos-, tras acceder al poder en julio sin mediar urnas, en sustitución de la dimisionaria Theresa May.

Desde su apertura a las 7 GMT se han visto largas filas de votantes en los colegios electorales, lo que podría indicar una alta participación en las terceras elecciones en cinco años (2015 y 2017) en el Reino Unido y las primeras en un mes de diciembre desde 1923.

El último sondeo publicado augura una victoria de los “tories” de Johnson, que heredó un Gobierno en minoría y ahora aspira a obtener una mayoría absoluta para concretar sin oposición sus planes de sacar al país de la Unión Europea (UE) el 31 de enero.

La encuesta, hecha por Ipsos MORI a 2.200 adultos entre el 8 y el 11 de diciembre, da a los conservadores un 44 % del voto, frente al 33 % de los laboristas de Jeremy Corbyn, pero alerta de que un cuarto del electorado aseguraba estar aún indeciso.

El Partido Liberal Demócrata, el único de los nacionales que propone revocar el “brexit”, suma un 12 %, mientras que el Partido Verde gana un 3 % y un 2 % el Partido del Brexit, cuyo apoyo se ha trasladado a los “tories”.

Se prevé que el independentista Partido Nacionalista Escocés (SNP) obtenga la mayoría de los 59 escaños que tiene Escocia en la Cámara de los Comunes, lo que lo consolidaría como la tercera fuerza parlamentaria y pieza clave en las votaciones.

El Partido Democrático Unionista (DUP) norirlandés, que apuntaló el Ejecutivo de May, tratará a su vez de ganar el máximo de los 18 escaños que se adjudican a Irlanda del Norte, mientras que Gales tiene 40.

En el sistema británico, uninominal mayoritario, consigue un escaño el candidato de cualquier partido más votado en cada una de las 650 circunscripciones electorales en liza -lo que conlleva que destacados políticos puedan perder el suyo-.

Al cierre de los colegios, a las 22 GMT, se conocerán los datos de la encuesta oficial a pie de urna, que dará una idea del reparto de votos, mientras que el resultado de las elecciones se perfilará alrededor de las 6 GMT del viernes.

Si Johnson gana -tal como predicen las encuestas- pero sin mayoría absoluta, tendría la opción de formar un Ejecutivo de coalición con otro partido, gobernar en minoría o negociar un pacto de apoyos puntuales con otra formación, como hizo May con el DUP.

Si esto fallara, lo habitual sería que dimitiera y que el líder del mayor partido de la oposición, actualmente Corbyn, tuviera la ocasión de formar Gobierno. Si esto tampoco resultara, se convocarían nuevas elecciones.

Los comicios de hoy se producen tras una campaña electoral muy tensa en la que los líderes de los dos principales partidos han tratado de arrancar hasta el último voto para culminar sus respectivas propuestas, opuestas ideológicamente.

Para el dirigente conservador, el primer objetivo es ejecutar la salida de la UE, de lo que depende su supervivencia, por lo que ha virado su formación a la derecha a fin de robar votos al Partido del Brexit.

En cuanto al izquierdista Corbyn, esta es quizás la última oportunidad de afianzar tanto dentro de su partido como en la sociedad británica su proyecto socialdemócrata, que incluye una radical transformación de la economía.

Estas elecciones, ensombrecidas por un atentado en Londres el 29 de noviembre, que dejó dos muertos más el terrorista, marcan el fin de un año político convulso para el Reino Unido, que hoy decide con sus votos cómo empezar 2020.


Phoenix MediosLunes 9 diciembre, 2019
16044039w.jpg

Londres (EFE).- Por el sistema electoral británico, el conservador Boris Johnson y el laborista Jeremy Corbyn son los dos únicos líderes cuyos partidos pueden ganar las elecciones del 12 de diciembre -lo que les convertiría en primer ministro-, si bien otras formaciones pueden ser clave para facilitar el gobierno.

BORIS JOHNSON, A POR TODAS CON EL “BREXIT”

Carismático y bufonesco, Johnson es el favorito en las encuestas para ganar estos comicios anticipados, en parte por su claro mensaje de “Ejecutar el ‘brexit” el 31 de enero, con el acuerdo de salida de la Unión Europea (UE) que negoció en octubre con Bruselas.

Tras acceder al poder en julio sin mediar urnas en sustitución de la dimisionaria Theresa May, el líder conservador ansía obtener una mayoría absoluta que le permita realizar sus planes, bloqueados hasta ahora por el legislativo.

Para este fin, ha virado su partido a la derecha con argumentos populistas destinados a neutralizar al eurófobo y antiinmigración Partido del Brexit, con el que ha rechazado forjar una alianza.

Por otra parte, ha prometido un aumento del gasto público atípico en los “tories” (conservadores), en un intento por contrarrestar las propuestas más atractivas de su némesis Jeremy Corbyn.

Alexander Boris de Pfeffel Johnson nació el 19 de junio de 1964 en Nueva York (EEUU), pero su familia, británica de origen diverso y en parte aristocrático, regresó poco después al Reino Unido, donde él se educó en el exclusivo internado de Eton y la universidad de Oxford.

Antes de convertirse en diputado en 2001, fue periodista en “The Times”, que le echó por inventar una cita, y “The Daily Telegraph”, donde promovió el euroescepticismo como corresponsal en Bruselas.

Como columnista, ha sido acusado de clasismo, sexismo, homofobia y racismo al referirse, entre otros, a africanos y musulmanes, lo que ha abonado las críticas de islamofobia en el Partido Conservador.

Oportunista y con tirón popular, Johnson fue entre 2008 y 2016 alcalde de Londres, normalmente feudo laborista, y, tras apoyar la salida de la UE en el referéndum de 2016, fue nombrado ministro de Exteriores por May, cargo del que dimitió en 2018 al preferir un “brexit” más duro.

En sus menos de cinco meses como primer ministro, ha sido acusado por el Tribunal Supremo, en septiembre, de suspender ilegalmente el Parlamento durante cinco semanas para su ventaja política -lo que, sin embargo, no le ha perjudicado en los sondeos-.

JEREMY CORBYN, LA REFORMA SOCIALDEMÓCRATA

Con un programa de nacionalizaciones, mejores servicios públicos e impuestos a los ricos, Corbyn, que accedió contra pronóstico en 2015 al liderazgo laborista, quiere gobernar para “transformar radicalmente” la economía y la sociedad británicas.

El punto débil del veterano izquierdista, antiguo diputado rebelde, es la matizada postura sobre el “brexit” que ha adoptado el Partido Laborista, que propone renegociar un tratado de retirada con la UE y someterlo a votación, con la opción de permanecer en el bloque, en un referendo, en el que él se mantendría neutro.

También le han perjudicado las críticas por su gestión de acusaciones de presunto antisemitismo entre los afiliados, que han puesto en su contra a sectores de la comunidad judía, aunque otros creen que el asunto ha sido explotado por una prensa hostil y mayoritariamente conservadora.

Con su proyecto socialista, Corbyn ha logrado ampliar la base laborista a más de medio millón de militantes, gracias a su conexión con los jóvenes, plasmada en una intervención en 2017 en el festival de Glastonbury y el apoyo que recibe de artistas como Lilly Allen y Stormzy.

Nacido en el pueblo inglés de Chippenham el 26 de mayo de 1949, Jeremy Bernard Corbyn es el cuarto hijo de una pareja de pacifistas que se conocieron en una reunión de ayuda al bando republicano en la guerra civil española.

No terminó sus estudios en la Politécnica del norte de Londres y, tras trabajar para varios sindicatos, en 1974 entró en política al ser elegido concejal en el distrito de Haringey, donde permaneció hasta su ingreso en la Cámara de los Comunes en 1983.

Tras tres décadas como diputado insurgente, en 2015 fue votado líder laborista por las bases y reelegido en 2016, pese al rechazo de la mayoría del grupo parlamentario -heredero del más derechista Tony Blair-, que a menudo ha tratado de sabotearle.

Vegetariano y abstemio, Corbyn, que habla español, está casado en terceras nupcias con la mexicana Laura Álvarez y es conocido por su apoyo a causas como el desarme nuclear, los gobiernos bolivarianos de Latinoamérica o contra la ocupación de Palestina -lo que los “tories” esgrimen en su contra-.

JO SWINSON, CONTRA LA SALIDA DE LA UE

La primera mujer y la más joven en liderar el Partido Liberal Demócrata, Jo Swinson, de 39 años, aspira a ampliar los 21 escaños que tiene en los Comunes su formación (de 650) con el inequívoco mensaje de “detener” la salida de la Unión Europea, mediante la revocación del artículo 50 del Tratado de Lisboa.

Aunque no tiene opciones de ganar los comicios, su partido, que fue muy castigado tras gobernar en coalición con los conservadores en 2010, podría arrebatar votos proeuropeos a “tories” y laboristas y, en ausencia de una mayoría absoluta, decantar las votaciones parlamentarias.

NICOLA STURGEON, LA INDEPENDENCIA DE ESCOCIA

La líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) y ministra principal del Gobierno autónomo no concurre personalmente a estas elecciones, pero su formación, mayoritaria en Escocia y desde 2015 la tercera fuerza en el Parlamento británico, puede ser clave para facilitar un Ejecutivo de signo progresista.

Con 35 escaños actuales, el SNP quiere ganar el máximo de los 59 que Escocia tiene en los Comunes, lo que le permitiría impulsar sus dos grandes objetivos: convocar un referendo sobre la independencia tan pronto como 2020, tras el que perdió en 2014, y revocar el “brexit”, al que se oponen la mayoría de los escoceses.

Sturgeon ha asegurado que jamás apuntalará un gobierno conservador pero podría propiciar uno laborista -aunque no en coalición- siempre que aceptara “el principio” de que Escocia puede celebrar un segundo plebiscito de autodeterminación.

ARLENE FOSTER, LA UNIDAD DEL REINO UNIDO

El Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, encabezado por Arlene Foster, tratará de conseguir el máximo de los 18 escaños que representan a la provincia en los Comunes, de los 10 que tiene ahora.

La formación protestante y ultraconservadora posibilitó desde 2017 el gobierno en minoría de Theresa May, si bien sus exigencias impidieron que se aprobara su acuerdo de “brexit”.

El DUP también rechaza el pacto negociado después por Johnson, al concluir que igualmente amenaza la integridad territorial del Reino Unido, pero su futura influencia dependerá del resultado de los “tories”.

Es el único gran partido norirlandés que quiere salir de la UE y jamás apoyaría un gobierno liderado por Corbyn.

NIGEL FARAGE, UN “BREXIT” DURO

El exlíder del casi extinto Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) fundó el pasado enero el también eurófobo Partido del Brexit, con el que logró nada menos que 29 eurodiputados en las pasadas elecciones europeas.

Pese a ser un rostro popular, Farage no concurre personalmente en los comicios del 12 de diciembre y es difícil que el partido obtenga escaños en Westminster, por lo que aspira sobre todo a robar votos a conservadores y laboristas y presionar así para conseguir una salida rápida, limpia y total de la UE.


Phoenix MediosDomingo 8 diciembre, 2019
16042534w.jpg

Londres (EFE).- El Partido Conservador del primer ministro británico, Boris Johnson, ganará las elecciones generales del próximo jueves con mayoría absoluta, según indica una encuesta publicada hoy por el dominical The Sunday Times.

El sondeo, efectuado por la firma YouGov entre 500.000 personas, prevé que los “tories” obtendrán el 43 % de los votos, diez puntos porcentuales más que el Partido Laborista de Jeremy Corbyn.

Con estos datos, la empresa de análisis Datapraxis estima que los conservadores regresarían al Parlamento de Westminster con 344 de los 650 escaños en juego, 27 más que en la anterior legislatura, frente a los 221 de los laboristas, 41 menos.

Por detrás de las dos grandes formaciones británicas se situarían el Partido Nacionalista Escocés (SNP) con 47 diputados -12 más- y el Liberal Demócrata con 14, dos más.

En caso de cumplirse los pronósticos, la victoria de Johnson sería la más amplia desde la del laborista Tony Blair en 2005 y contrastaría con la pobre actuación de la exlíder conservadora Theresa May en los comicios de 2017, cuando perdió la mayoría parlamentaria.

Eso le obligó a pactar con el norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP) para gobernar en minoría, pero sus diez diputados en los Comunes le dieron la espalda cuando se votó, en hasta en tres ocasiones, el acuerdo de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) que ella misma negoció con Bruselas.

Los ultraconservadores norirlandeses también rechazaron el pacto de divorcio renegociado por Johnson, cuya campaña se ha centrado en pedir un amplio apoyo del electorado para concluir el “brexit”, al tiempo que ha reavivado en los últimos días de campaña el fantasma de la inmigración.

En una entrevista con The Sunday Times, el “premier” detalla sus planes para evitar que los trabajadores extranjeros con bajas cualificaciones puedan establecerse permanentemente en el Reino Unido.

Este medio recuerda que esta estrategia ya fue usada con éxito por los partidarios del “brexit” al final de la campaña del referéndum sobre este divorcio en 2016.

En este sentido, el Partido Conservador también ha lanzado una ofensiva publicitaria multimillonaria para subrayar en redes sociales como YouTube durante los próximos días que “solo” los “tories” pueden cerrar el “brexit”.

Johnson aseguró al citado dominical que un Gobierno de Corbyn sería “una pesadilla en Downning Street” y que sus políticas serían “catastróficas” para la economía del Reino Unido.

Respecto a la cuestión de la inmigración, el primer ministro explicó que habrá tres tipos de visados de trabajo para los extranjeros que quieran un empleo en este país.

Aquellos con “talentos excepcionales”, dijo, no necesitarán tener un trabajo acordado antes de viajar al Reino Unido, pues serían captados por “cazatalentos”, mientras que los trabajadores cualificados, como enfermeros por ejemplo, serán admitidos cuando demuestren que ya tienen una oferta de empleo.

Eso dos grupos, detalló, podrán residir indefinidamente en el país, mientras que un tercero, compuesto por trabajadores no cualificados, obtendrá visados de corto plazo para hacer frente a las necesidades de ciertos sectores temporeros, como la agricultura.


Phoenix MediosLunes 2 diciembre, 2019
16024729w.jpg

Londres(EFE).- Las autoridades británicas y numerosos ciudadanos participaron este lunes en sendos actos de homenaje en Londres y Cambridge por las víctimas del atentado con cuchillo del pasado viernes en la capital británica, que causó dos muertos y tres heridos.

El primer ministro, el conservador Boris Johnson, el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, y su colega Sadiq Khan, alcalde de Londres, asistieron al servicio religioso organizado en el Guildhall Yard de la City londinense, distrito donde ocurrió el ataque, en el que también murió el autor a manos de la policía.

En la ciudad inglesa de Cambridge, donde estudiaron las dos víctimas mortales, Saskia Jones, de 23 años, y Jack Merritt, de 25, los ciudadanos se congregaron asimismo para rendirles tributo, entre ellos la novia de Jack, Leanne O’Brien.

Usmar Khan, de 28 años, estaba en libertad vigilada tras cumplir la mitad de una condena de 16 años por delitos de terrorismo cuando agredió a varias personas durante un seminario sobre rehabilitación de presos organizado por la universidad de Cambridge en el edificio de Fishmongers’ Hall, cerca del puente de Londres.

Varios asistentes al acto, que coordinaba Merritt y donde Jones era voluntaria, entre ellos algunos exconvictos, colaboraron en la tarea de reducir al criminal, que finalmente murió en el puente por disparos de la policía.

El ataque, que ocurrió en plena campaña electoral en el Reino Unido, llevó a Johnson a culpar a los laboristas de haber aprobado las leyes que permitieron la salida de Khan antes de acabar su pena y prometió endurecer la legislación.

Sin embargo, en un mensaje en Twitter el domingo, David Merritt, padre del fallecido, pidió que no se utilizara el nombre de su hijo para justificar “vil propaganda”.

“Jack defendía lo contrario de lo que usted defiende – odio, división, ignorancia”, tuiteó.

En un comunicado emitido anoche, la familia subrayó además que Jack “no hubiera querido que este terrible suceso aislado se usara como pretexto por el Gobierno para introducir sentencias todavía más draconianas a los condenados o para detener a gente en prisión más tiempo del necesario”.

“Jack vivía según sus principios, creía en la redención y en la rehabilitación, no en la venganza, y siempre se ponía de parte del oprimido”, señalaron sus familiares.

La familia de Jones dijo por su parte que la joven sentía “una gran pasión” por proporcionar ayuda a las víctimas del crimen.

Tras el terrible suceso, se ha retomado la campaña de cara a las elecciones generales del 12 de diciembre, en las que Johnson se sitúa como favorito en las encuestas de intención de voto.


Phoenix MediosDomingo 1 diciembre, 2019
16022944w.jpg

Londres (EFE).- Los dos principales partidos británicos, conservador y laborista, se cruzaron este domingo reproches sobre las responsabilidades relacionadas con el atentado que dejó dos víctimas mortales y tres heridos el pasado viernes en Londres.

El presunto autor del atentado, Usmar Khan, de 28 años, había salido de prisión tras cumplir la mitad de una condena de 16 años por planear ataques yihadistas cuando acuchilló a diversas personas durante una conferencia sobre rehabilitación de reos organizada por la Universidad de Cambridge.

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, culpó a los gobiernos laboristas previos a 2010 de haber aprobado las leyes penitenciarias que permiten que presos condenados por delitos graves salgan en libertad “de forma automática” a mitad de condena y se comprometió a endurecer la legislación.

Johnson anunció que el Gobierno ha intensificado la vigilancia sobre 74 condenados por terrorismo que en los últimos años han quedado en libertad y avanzó que se revisará de nuevo su situación penitenciaria.

El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, esgrimió por su parte que las políticas de austeridad de la última década y la privatización de una parte del sistema de prisiones ha erosionado la capacidad de las autoridades para controlar que se cumplen los requisitos de la libertad vigilada.

La policía informó hoy de que la mujer que murió en el ataque del viernes es Saskia Jones, antigua estudiante de la Universidad de Cambridge, de 23 años.

También perdió la vida Jack Merritt, de 25 años, coordinador del curso sobre reinserción del Instituto de Criminología de esa universidad al que había sido invitado Khan cuando inició su ataque.

De los tres heridos en el atentado, uno ha sido dado de alta, mientras que otros dos continúan ingresados en “condición estable”, informaron las autoridades sanitarias.

CAMPAÑA ELECTORAL

El atentado en Londres interrumpió durante más de una jornada la campaña electoral para los comicios generales del próximo día 12 en el Reino Unido.

Los principales partidos reiniciaron este domingo por la tarde sus actos de campaña, que por el momento ha pasado a centrarse en las propuestas relacionadas con la seguridad, en lugar de en el “brexit”, que había dominado hasta ahora el debate.

En un mítin en Yorkshire (norte de Inglaterra), Corbyn sostuvo que las intervenciones militares del Reino Unido en el extranjero han “exacerbado, más que resuelto”, el problema del terrorismo.

“La amenaza terrorista no puede ni debe ser reducida a una cuestión de política exterior. Aún así, en demasiadas ocasiones las acciones de sucesivos gobiernos han echado gasolina, y no reducido, esa amenaza”, declaró.

El ministro de Exteriores, el conservador Dominic Raab, criticó por su parte a Corbyn por haber afirmado que los terroristas “no necesariamente” deben cumplir íntegramente su sentencia, sino que depende de sus circunstancias individuales.

Los conservadores, recalcó Raab, quieren que los condenados por delitos graves relacionados con el terrorismos cumplan penas íntegras de al menos 14 años.

El liberaldemócrata Chuka Umunna, por su parte, reprochó a laboristas y conservadores que hayan “tratado de utilizar un incidente terrorista” para lograr ventajas electorales.

MEDIDAS DE SEGURIDAD

El ataque del pasado viernes ha incrementado aún más la vigilancia en las calles de la capital británica, que se prepara para acoger esta semana una cumbre de líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Johnson confirmó que espera reunirse durante ese encuentro con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, uno de los asistentes a la reunión.

Todavía con la alerta de seguridad por el último atentado en marcha, la policía metropolitana de Londres advirtió en Twitter durante la madrugada del domingo de una “fuerte explosión” en la zona norte de la capital, después de haber recibo diversos avisos por ese motivo.

Poco después, la policía aclaró que se trataba de una “explosión sónica” provocada por un caza de la Fuerza Aérea británica que sobrevolaba la ciudad.

La Real Fuerza Aérea (RAF) informó de que dos aviones de combate del escuadrón de respuesta rápida despegaron poco después de las cuatro de la madrugada para interceptar a una aeronave con la que se había perdido la comunicación, que más tarde fue restablecida.


Phoenix MediosDomingo 24 noviembre, 2019
16001813w.jpg

Londres (EFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, ofreció este domingo garantías fiscales y la ejecución del “brexit” antes del 31 de enero para “unir al país” y “zanjar el caos” si los conservadores ganan las elecciones adelantadas del 12 de diciembre en el Reno Unido.

El dirigente tory presentó en la localidad de Telford (West Midlands) su manifiesto electoral -un documento de 50 páginas- cara a los próximos comicios generales anticipados, que serán, según remarcó hoy, los “más cruciales que se recuerdan en la historia moderna”, para los que su formación parte como favorita.

Según estipula su programa, ese partido pretende volver a presentar, antes de la Navidad, el proyecto de Ley del “brexit” en los Comunes, a fin de que el acuerdo de Johnson sea ratificado por los diputados antes de la fecha prevista de salida de la Unión Europea del 31 de enero de 2020.

Precisamente, la desconexión británica del bloque comunitario fue el tema dominante del discurso del “premier”, que ambiciona resolver ese proceso para poder “centrarse” en las “prioridades” de los ciudadanos, como la sanidad o la educación.

“Ejecutaremos el ‘brexit’ y zanjaremos toda esta amargura y caos”, prometió hoy el político, pues así el Reino Unido podrá “avanzar” y se podrá “dar salida al potencial de todo el país”.

“Somos el único partido en estas elecciones que cuenta con un proyecto para ello (ejecutar el ‘brexit’); tenemos un acuerdo que está listo, así que hagámoslo”, urgió.

Además, según Johnson, será “la única manera de unir al país” y de que el Gobierno se pueda “centrar en las prioridades que preocupan a todos, particularmente el NHS (el sistema público sanitario)”, para el que planea reclutar a 50.000 enfermeras adicionales si los votantes reeligen a los tories.

También consideró que ha llegado la hora de “pasar página a la duda, a los retrasos y a la división de los últimos años y comenzar un nuevo capítulo en la increíble historia de este país, el mejor lugar sobre la Tierra”.

Entre algunas medidas detalladas, destaca el llamado “triple bloqueo fiscal”, que da “garantías” a los ciudadanos de que un Ejecutivo conservador no incrementará el impuesto sobre la renta, las contribuciones a la seguridad social ni el IVA si salen reelegidos y que, en cambio, “devolverán dinero al bolsillo del contribuyente”.

Ese punto le diferencia notablemente del programa laborista, un manifiesto de “radicales” reformas sociales, presentado el pasado jueves por Jeremy Corbyn, quien pretende aumentar la carga impositiva a las personas de mayores ingresos y las corporaciones.

Johnson se burló hoy abiertamente del dirigente laborista, tras haber aclarado este en un programa de televisión de la cadena BBC que en un futuro referendo europeo adoptaría una posición “neutral” sobre el “brexit”, sin decantarse por ninguna de las opciones -permanencia o salida de la UE-.

Para regocijo de la audiencia, el líder conservador se mofó de la “indecisión” del dirigente izquierdista: “Corbyn solía ser indeciso, pero ahora ya no está tan seguro”.

Por su parte, el dirigente laborista reaccionó hoy al contenido del plan detallado por Johnson: “Es un programa pagado por multimillonarios, escrito para multimillonarios y se ejecutará para multimillonarios, aunque el problema es que seremos el resto los que tendremos que pagar por ello”, afirmó.

Los conservadores se comprometen a incrementar el número de policías con otros 20.000 agentes y a introducir un nuevo sistema de control de inmigración por puntos, similar al utilizado por Australia, según contempla el documento.

Su programa promete asimismo dar un impulso de 1.000 millones de libras (unos 1.164 millones de euros) a las ayudas para el cuidado de los niños después del colegio y durante las vacaciones escolares y contempla destinar 6.300 millones de libras (unos 4.191 millones de euros) a medidas de eficiencia energética.

En cuanto al cambio climático, los tories quieren prohibir la exportación de residuos de plástico a países de fuera de la OCDE y mantienen su actual compromiso de recortar las emisiones de carbono a cero antes de 2050.

Tras los comicios, la Cámara de los Comunes tendrá previsiblemente su primera sesión el 17 de diciembre y el jueves de esa misma semana se celebrará el llamado discurso de la reina -la inauguración del nuevo programa legislativo del Gobierno-.

Según este calendario, el proyecto de Ley del “brexit” podría introducirse formalmente al comienzo de la semana de Navidad, si bien no queda claro que puedan darse progresos significativos antes de las vacaciones.


Phoenix MediosSábado 23 noviembre, 2019
15998887w.jpg

Londres (EFE).- El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, se mantendrá “neutral” en caso de que se celebre un hipotético nuevo referendo sobre el “brexit”, según aclaró en un programa de televisión de preguntas a dirigentes de partidos, repuesta que hoy destacan los medios locales.

Cara a los próximos comicios generales adelantados en el Reino Unido, el próximo 12 de diciembre, el veterano político participó en un especial del espacio “Question Time”, de la BBC, junto con el jefe del Ejecutivo, el conservador Boris Johnson, la líder liberaldemócrata, Jo Swinton, y la ministra principal escocesa, la independentista Nicola Sturgeon.

Corbyn, muy criticado por su ambigüedad en la campaña previa al pasado referendo europeo de 2016, cuando se le reprochó no haber defendido con firmeza la permanencia del país en el bloque comunitario -y la línea oficial de su partido-, afirmó anoche que, en una nueva consulta, no tomaría partido por ninguna de las dos opciones.

De esta manera, explicó, si llegara a ser primer ministro, podría llevar a cabo “de manera creíble” la opción escogida por los ciudadanos, una explicación que el público del programa acogió con mofa.

“Adoptaré, como primer ministro, si lo soy en ese momento, una postura neutral a fin de poder llevar a cabo de manera creíble el resultado para unir a las comunidades y al país en lugar de continuar con un debate sin fin sobre la UE y el brexit”, afirmó.

Corbyn se vio obligado anoche a dar una respuesta más clara a cuál sería su posicionamiento personal llegado ese caso, cuando un espectador le preguntó cómo un ciudadano podría votar al Laborismo sin conocer previamente qué postura adoptará el partido frente al tema dominante de la agenda política nacional.

En el manifiesto de su partido, presentado el pasado jueves, se señala que si el Laborismo llega al Gobierno, resolverá la cuestión del “brexit” en un plazo de seis meses, dentro del cual se renegociaría un nuevo acuerdo con Bruselas, que posteriormente sería sometido a un voto popular, que incluiría la opción de la permanencia.

La audiencia del programa de la BBC estuvo compuesta de unas 150 personas con aproximadamente la mitad de partidarios del partido tory; la otra mitad de simpatizantes de los laboristas, según la cadena y un pequeño número de votantes libdem y del Partido Nacionalista Escocés (SNP).


Phoenix MediosJueves 7 noviembre, 2019
15944432w.jpg

Londres (EFE).- El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, apelará este jueves al voto de los escoceses mientras los portavoces de Economía de su partido y el Laborista presentan sus propuestas para ganar las elecciones el próximo 12 de diciembre.

Según se ha adelantado, el jefe del Gobierno tratará de aumentar los 13 escaños que los “tories” (conservadores) obtuvieron en 2017 en Escocia con el argumento de que solo un voto por su formación logrará que se cumpla el “brexit” o salida británica de la Unión Europea (UE) y evitará que se convoque un nuevo referéndum de independencia en la nación histórica.

Johnson cree que, de ganar las elecciones, el laborismo de Jeremy Corbyn “bailaría al ritmo” del independentista Partido Nacionalista Escocés (SNP), cuya líder, Nicola Sturgeon, ha dicho que si saca un buen número de escaños en el Parlamento británico, donde ahora son la tercera fuerza con 35, pedirá otro plebiscito.

El líder “tory”, que ayer inauguró oficialmente su campaña con un acto en Birmingham (centro de Inglaterra), se desplazará hoy también al noreste inglés y a la provincia británica de Irlanda del Norte.

Simultáneamente, el ministro de Economía, el conservador Sajid Javid, defenderá en Manchester (noroeste) que su partido es el único capaz de mantener el crecimiento y la disciplina fiscal y acusará a los laboristas de proponer “una economía de fantasía”, según los extractos de su discurso.

Su rival laborista, John McDonnell, prometerá en la cercana ciudad de Liverpool “un cambio irreversible” en cómo se distribuye la riqueza en el Reino Unido, a favor del trabajador, y un programa de inversiones públicas “en una escala sin precedentes”.

El proyecto socialista de Corbyn, que hoy desvelará el autobús publicitario de su campaña, se ha visto reforzado por la inesperada dimisión anoche del líder adjunto, Tom Watson, representante del ala derecha del partido y que no concurrirá a estas elecciones “por motivos personales”.

Por otra parte, los Liberal Demócratas, el Partido Verde y los nacionalistas galeses de Plaid Cymru, unidos por su oposición a la salida británica de la UE, anunciarán este jueves un pacto de no agresión en estos comicios a fin de no hacerse la competencia en determinadas circunscripciones.


Phoenix MediosJueves 31 octubre, 2019
15924651w.jpg

Londres (EFE).- El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, y el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, contrapusieron hoy sus planes para el “brexit” al inicio de la precampaña de las elecciones generales del próximo 12 de diciembre.

El jefe del Gobierno aseguró que si los “tories”, que ahora gobiernan en minoría, obtienen mayoría absoluta, sacará al Reino Unido de la Unión Europea (UE) en enero “como muy tarde”, pues tiene un pacto con Bruselas “recién salido del horno” para hacer que esto sea posible.

Al presentar en Londres su manifiesto, Corbyn prometió a su vez resolver el “brexit” en seis meses, negociando un “acuerdo sensato” con la UE y sometiéndolo después a un referéndum popular con la opción de permanecer en el bloque.

Aunque la campaña para estos comicios anticipados empieza oficialmente con la disolución del Parlamento el 6 de noviembre, los partidos británicos han comenzado ya a recabar votos en plena cuenta atrás antes de que el país se sumerja en el frenesí navideño.

En una visita de precampaña a un hospital inglés, Johnson, que aún no ha detallado su programa, acusó a Corbyn de haber “frustrado” la retirada del bloque europeo, que estaba prevista para este mismo jueves antes de ser prorrogada hasta el 31 de enero.

Por su lado, el líder laborista instó a su rival a asumir su “única responsabilidad” de no haber ejecutado el “brexit” en el día de hoy, después de haber declarado que prefería estar “muerto en una zanja” que pedir otra extensión a Bruselas.

“No se puede confiar en Johnson”, dijo Corbyn al desvelar su programa de reformas en un concurrido acto en el centro de Arte de Battersea, cuando prometió poner “el poder y la riqueza en manos de la mayoría y no de unos pocos”.

Arropado por sus seguidores, subrayó que estas elecciones, convocadas por el actual primer ministro con la esperanza de ampliar su mermada mayoría, ofrecen “la mayor oportunidad en una generación” de transformar el Reino Unido con un verdadero Gobierno de izquierdas.

En tono optimista, prometió confrontar a “unos pocos que dirigen un sistema corrupto”, reconstruir y nacionalizar algunos servicios públicos, hacer gratuitas las matrículas universitarias y otras medidas para favorecer “al pueblo”.

“¿Es pedir mucho?”, preguntó en varias ocasiones, a lo que los activistas presentes respondieron a coro: “¡No!”.

Mientras el líder revelaba el manifiesto, Momentum, la agrupación de las bases, ha puesto en marcha un enorme operativo para organizar al medio millón de afiliados que convierten a los laboristas británicos en el mayor partido de Europa.

Según las circulares internas, en esta campaña “estratégica” se destinarán los máximos recursos a los 150 escaños más disputados del país (la Cámara de los Comunes tiene 650) y más de 5.000 personas se ocuparán durante ocho días completos de llamar a las puertas de los electores para trasladar su mensaje.

Paralelamente, el Partido Conservador trata de captar activistas de a pie para la campaña con un llamamiento en internet vía #GetBrexitDone.

El Partido del Brexit, encabezado por el populista Nigel Farage, que difuden mañana su manifiesto, declinó hoy aclarar si presentará candidatos en circunscripciones con aspirantes conservadores, lo que podría restar votos a Johnson.

El periódico “The Daily Telegraph” ha publicado que la formación, cuyo objetivo es una ruptura limpia de la UE, podría dedicar todos sus recursos a tratar de arrebatar escaños a los laboristas en circunscripciones electorales en riesgo.

Mientras tanto, los liberaldemócratas de Jo Swinson, que aspiran a capitalizar el voto contrario a la salida de la UE con su eslógan de “detener el ‘brexit”, negocia con los Verdes y los nacionalistas galeses para no hacerse la competencia en ciertas zonas.

Una encuesta publicada hoy por el rotativo londinense “Evening Standard”, dirigido por el exministro “tory” George Osborne, da a Johnson una ventaja de 17 puntos sobre Corbyn en estas elecciones, con un 41 frente al 24 % del voto.

Los laboristas, que ya desafiaron los sondeos con un resultado mejor de lo esperado en las elecciones de 2017, pretenden decantar la balanza con lo que llaman una “campaña movida por el pueblo”, en la que miles de activistas hablarán con electores en todos los puntos del país.



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Newsletter

Scroll Up