domingo 24 mayo 2020
Phoenix Mediossábado 23 mayo, 2020
16544743w.jpg

Quito (EFE).- El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, inicia este domingo su último año en el poder, bajo el acecho de la emergencia sanitaria desatada por el coronavirus y el impacto de una crisis económica que amenaza incluso con un estallido social.

INFORME VIRTUAL A LA NACIÓN

Este domingo, y por primera vez en la historia del país, Moreno presentará ante la Asamblea Nacional (Parlamento) su Informe a la Nación, la evaluación anual de gestión, de forma virtual, en una videoconferencia, en consideración a la fase de aislamiento en la capital, Quito.

El jefe del Legislativo, el oficialista César Litardo, convocó a la sesión solemne virtual del pleno para recibir el Informe a la Nación de Moreno que, por mandato constitucional, debe ofrecer a la Asamblea y que deberá incluir los objetivos del Gobierno para el último año de gestión.

Según la Agenda de la ceremonia, se prevé que en la ceremonia intervenga el propio presidente del Parlamento, previo al discurso de autoevaluación de Moreno.

El informe del mandatario se celebrará este 24 de mayo, cuando en el país se recuerda la Batalla de Pichincha de 1822, una gesta libertaria que dio paso años después a la época republicana.

MORENO EN SU ÚLTIMO AÑO Y CON LA PEOR CRISIS

Moreno se apresta a ejercer su último año de mandato, sin ningún ánimo de repetir, en medio de lo que él mismo ha calificado como la peor crisis de la historia reciente del país.

Con cifras negativas en la economía, Ecuador registra también, según el informe oficial de este viernes, 35.828 contagios del COVID-19, con 3.056 muertos y otros 1.892 fallecidos probables por esa enfermedad que se empezó a tabular el 29 de febrero pasado.

Además, la gestión del Gobierno ante la emergencia sanitaria ha sido salpicada por actos de corrupción y un manejo que causó preocupación mundial por la situación que se presentó en un inicio en la ciudad portuaria de Guayaquil, donde incluso aparecieron cadáveres en las calles.

Moreno ha aceptado que la situación es crítica, mutidimensional y que su coste alcanzará los 12.000 millones de dólares, mucho más que el de la crisis de 1998, de unos 8.000 millones de dólares.

Y es que, según Moreno, al coletazo económico que ha supuesto el confinamiento social por el COVID-19 (y su consecuente merma en la producción), se suma la caída drástica del precio del petróleo y el remanente de una crisis que, según ha denunciado, se fraguó en el tiempo de su antecesor, Rafael Correa (2007-2017), su excorreligionario y a quien acusa de los males que aquejan al país.

MULTILATERALES: LOS POLÉMICOS SALVAVIDAS DE MORENO

Para paliar la “triple crisis” (sanitaria, económica y social), Moreno ha acudido de lleno a los organismos multilaterales, quienes le han ofrecido más de 10.000 millones de dólares.

Eso mismo ha generado ya en su país un descontento social que, según parece, también incidirá en el año electoral que se avecina.

Los ajustes, recortes presupuestarios, reformas laborales y financieras (privatizaciones), además de un apego absoluto a las condiciones de los multilaterales, especialmente al Fondo Monetario Internacional, han sido rechazados por grupos sindicales, populares y de indígenas que advierten de un eventual “estallido social”.

El efecto de la “triple crisis” se muestra también en la caída de la popularidad de Moreno, que en su mejor momento había superado el 75 %.

La firma de encuestas Cedatos, en un último informe sobre lo estudios mensuales de opinión que ha hecho desde el inicio del periodo del actual Gobierno, recordó que en agosto de 2017 la aprobación a la gestión de Moreno llegaba al 77 %.

MORENO: UNA CAÍDA ESTREPITOSA EN LAS ENCUESTAS

Ese indicador bajó al 26 por ciento en mayo de 2019 y se desplomó al 8 por ciento el 4 de octubre pasado, durante una rebelión de sindicatos e indígenas que lograron la derogación de unas medidas económicas que incluían la eliminación de los subsidios a los combustibles, como exigía el FMI.

Cedatos, en su informe, recordó que exgobernantes muy criticados y derrocados, como el populista Abdalá Bucaram (1996-1997) y el demócrata cristiano Jamil Mahuad (1998-2000), llegaron a niveles de aceptación de apenas el 7 % antes de caer.

No obstante, la firma encuestadora aseguró que Moreno vio crecer su popularidad al 22,8 % en el mismo octubre de 2019, luego que derogó el acuerdo sobre la eliminación de los subsidios.

Cedatos señaló que la popularidad de Moreno, en marzo pasado, antes de la pandemia del cornavirus, se situaba en el 21,7 % y que el pasado 10 de mayo bajó al 18,7 %.

Además, la estadística sostiene que en mayo pasado, sólo un 5 por ciento de la población encuestada pensaba que el país iba por buen camino y que el 52,4 por ciento decía sentirse “pesimista, preocupado, incierto y triste”.


Phoenix Mediossábado 28 marzo, 2020
16386076w.jpg

Quito (EFE).- El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, anunció este sábado que le solicitó al Banco Mundial (BM) un plan de financiación rápido por 500 millones de dólares para atender la difícil situación social provocada por el contagio del COVID-19 en el país.

Moreno, en un mensaje de Twitter, indicó que conversó con el director gerente del BM, Axel van Trotsenburg, para solicitarle la financiación que será destinada a programas sociales y productivos.

“Hablé de un financiamiento rápido de 500 millones (de dólares) para programas sociales y productivos. ¡Tenemos un gran proyecto de reactivación económica para mantener el empleo y mejorar la calidad de vida de los afectados por esta crisis!”, escribió Moreno.

El director gerente del organismo multilateral, en respuesta al mandatario, ratificó el apoyo que prevé brindar a Ecuador y a su programa de reformas.

“Tuve una conversación muy constructiva con Lenin y le reiteré el fuerte apoyo de Banco Mundial al programa de reforma del Ecuador”, escribió Van Trotsenburg, en un mensaje de Twitter replicado por el mandatario ecuatoriano.

El Gobierno de Ecuador prevé contar con entre 2.000 y 2.500 millones de dólares de los organismos multilaterales para atender la emergencia por el coronavirus y proyectar la recuperación económica que demandará la pandemia.

El pasado lunes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que estudiaba el pedido de Ecuador para acceder a un crédito bajo la modalidad de Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR), destinado a atender la emergencia sanitaria por el coronavirus y la caída drástica del precio del petróleo.

“El Gobierno de Ecuador expresó su intención de buscar nuestro apoyo financiero a través del Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR) del Fondo” y, ante ello, “nuestro equipo está trabajando rápidamente para responder a esta solicitud”, de modo que el Directorio del FMI “pueda considerar” tal petición, señaló en un comunicado la directora gerente del organismo, Kristalina Georgieva.

Además, mencionó que de forma paralela el FMI trabaja con las autoridades ecuatorianas en un nuevo acuerdo respaldado por el Fondo, “que se basa en el marco del Servicio Ampliado” de Financiación (SAF), un convenio crediticio en ejecución por 4.200 millones de dólares, que ata créditos con varios multilaterales por otros 6.000 millones.

El pronunciamiento de la directora gerente del FMI se dio de manera paralela al anuncio que hiciera el ministro ecuatoriano de Economía, Richard Martínez, en el sentido de que Ecuador se aprestaba a pagar unos 320 millones de dólares de sus bonos 2020, lo que le permitía liberar unos 2.000 millones de sus fuentes habituales de financiación.

El ministro señaló que se gestionaban operaciones con otros organismos multilaterales y que se preveían obtener de 1.000 a 1.500 millones de dólares de financiación bilateral, especialmente con China.

Asimismo, las autoridades ecuatorianas han destacado la cooperación internacional de varios organismos mundiales y de países amigos para encarar la pandemia.

Justamente, la compañía minera china ECSA, que opera una mina de cobre en el sureste de Ecuador, anunció este sábado que aportará unos 150.000 dólares en equipos e insumos médicos para apoyar la emergencia sanitaria en esa región del país.

“Este rubro económico comprende la entrega de insumos de bioseguridad como mascarillas N95 y quirúrgicas, gel de alcohol, jabones, guantes quirúrgicos, termómetros infrarrojos, bombas termonibulizadoras para fumigación, entre otros”, informó en un comunicado la operadora.


Phoenix Mediosjueves 12 marzo, 2020
16337521w.jpg

Quito (EFE).- El Gobierno de Ecuador decretó la suspensión generalizada de clases en todo el país, pidió a la Iglesia la suspensión de actos masivos por Semana Santa y exigirá el aislamiento de 14 días a pasajeros de los cinco países más contaminados.

Así lo anunció en una rueda de prensa la ministra de Gobierno, María Paula Romo, al dar a conocer este jueves las disposiciones del Ejecutivo a raíz de la declaración de emergencia sanitaria decretada el miércoles por el presidente Lenín Moreno.

“Se suspenden clases de todo nivel en todo el territorio nacional”, dijo al confirmar que había pedido a la Iglesia (“no se puede obligar”) a suspender actos masivos por la Semana Santa y que la Autoridad pedirá aislamiento a los pasajeros de España, Italia, Irán, Francia, Corea del Sur y dos provincias de China.

MEDIDAS MERAMENTE PREVENTIVAS

Romo dijo que “no se puede paralizar el país” y que “las medidas que se están adoptando son precisamente para evitar” llegar a una situación extrema.

Y que el objetivo es “minimizar casos que lleguen a hospital porque si los contagios superan la capacidad de atenderlos no tendremos capacidad”.

“Esa es la gravedad de esta emergencia”, apuntó sobre los efectos del coronavirus en otros países.

Ecuador tiene hasta ahora 17 casos de contagio, todos en situación leve menos dos, y un círculo epidemiológico de 144 personas relacionados con los dos focos de contagio que se han registrado.

Dentro de las medidas anunciadas, después de que el miércoles Moreno anunciara la emergencia sanitaria, está la suspensión de clases a nivel nacional hasta que se haga una revisión de la evolución del virus.

La medida será aplicada desde mañana viernes y afectará a millones de niños en todo el país.

Antes de hacerlo el Estado, la municipalidad de Quito ya había anunciado que desde esta misma tarde quedaban suspendidas las clases.

Las autoridades revisan en estos momentos una plataforma educativa digital para poder reanudar las clases en algunos centros vía internet.

CERCO EPIDEMIOLOGICO OBLIGATORIO A PASAJEROS

Otra de las medidas adoptadas es que los pasajeros de cinco países con altos índices de contaminación -entre ellos España e Italia, donde residen grandes comunidades de migrantes ecuatorianos- deberá entrar en un régimen de aislamiento obligatorio de catorce días a su llegada al país.

No se trata de llegar de esos países, explicó Romo, sino de que hayan estado en los últimos catorce días en esos países.

“El aislamiento no se aplica por nacionalidad sino por donde hayan estado las personas. No a un italiano sino a quien haya estado en Italia, y por lo tanto también a ecuatorianos que retornen de esos países”, dijo la ministra a una pregunta de Efe.

También deberán hacerlo, “a partir de esta medianoche”, los que hayan estado en Francia, Irán, Corea del Sur y dos provincias de China afectadas por el virus, Guangdong y Jubei.

Se trata de aislamiento obligatorio en sus respectivas casas y o en los hoteles donde iban a permanecer, donde serán monitoreados por las autoridades de Salud.

¿LA SEMANA SANTA SIN PROCESIONES?

Como tercera medida inmediata está la de clausurar todos los eventos superiores a las mil de personas y donde la distancia entre personas sea “inferior a dos metros”, lo que incluye espectáculos culturales y fútbol.

Romo aseguró que se han cancelado todos los permisos concedidos para este tipo de eventos, y pidió a todos aquellos que organicen eventos que no requieren este permiso que también los anulen en un acto de responsabilidad ciudadana.

En ese sentido, instó a la Iglesia a que reconsidere la celebración de los actos de Semana Santa, como las procesiones de Domingo de Ramos o el Vía Crucis, que no requieren permiso municipal.

“Este tipo de eventos no se pueden prohibir, pero hacemos un llamado a todo lo que se pueda evitar. En las últimas horas he hablado con la Conferencia Episcopal para sugerirles que los Medios Públicos, por ejemplo, transmitan los actos y evitemos la movilización de personas”, subrayó.

Y aseguró que estaba a la espera de respuestas pero que su petición fue “recibida con buenos ojos” por la Iglesia.

Romo también llamó a la población a no entrar en pánico y no correr a los supermercados y farmacias a comprar productos básicos, como ocurrió hace cerca de tres semanas cuando se dio a conocer en Guayaquil el primer caso de coronavirus.


Phoenix Mediosmiércoles 11 diciembre, 2019
16052996w.jpg

Cali (Colombia) (EFE).- El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, afirmó este miércoles en la ciudad colombiana de Cali que las protestas sociales en varios países de América Latina fueron infiltradas por “grupos criminales” que buscan imponer una agenda para desestabilizar a los Gobiernos y generar caos.

“Las protestas sociales sin duda alguna están legitimadas y así debe ser (…) pero hay una línea roja que no hay cómo atravesar, en la cual se busca desestabilizar al Gobierno, en la cual se agreden a las personas, se les lesiona físicamente”, afirmó el mandatario al instalar el VIII Gabinete Binacional Colombia-Ecuador, junto con su homólogo Iván Duque.

Moreno señaló que estuvo “permanentemente en contacto” con Duque en los “difíciles momentos” que ambos países vivieron a raíz de las protestas convocadas por sindicatos y movimientos sociales que expresaron su inconformismo por las políticas sociales y económicas de Ecuador y Colombia.

Los dos presidentes iniciaron este miércoles en Cali una nueva edición del Gabinete Binacional para profundizar las relaciones bilaterales en sectores como seguridad y defensa, medioambiente, cultura, comercio, transporte y asuntos fronterizos, entre otros.

La violencia ocurrida en dichas protestas fue provocada, en opinión del presidente ecuatoriano, por “fuerzas extrañas a la paz, a la seguridad y a la libertad” y cuyos autores ya fueron “identificados”.

“Las protestas sociales legitiman sin duda alguna el clamor de un pueblo, pero se tornan peligrosas cuando se filtran en ellas enemigos de la democracia y la paz, a ese grupo no le interesa el avance de los pueblos, su único interés está en mantener agendas políticas”, dijo.

Ecuador vivió entre el 3 y 13 de octubre pasado una de las oleadas de violencia más graves de su historia reciente a raíz de la decisión del Gobierno de eliminar el subsidio a los combustibles, medida que finalmente fue derogada por Moreno para pacificar el país tras la muerte de al menos media docena de personas en disturbios.

Manifestaciones similares tuvieron lugar en Chile y más recientemente en Colombia donde desde el pasado 21 de noviembre se llevan a cabo manifestaciones masivas convocadas por sindicatos para expresar su rechazo a las políticas sociales y económicas del presidente Duque.

“Quienes sí respetamos los derechos humanos debemos hoy más que nunca reafirmar la democracia, con toda la fuerza que nos da la razón, la historia. Debemos consolidar la democracia, porque no es una tarea política, es un deber y un compromiso ético”, concluyó Moreno.

Los gabinetes binacionales, que comenzaron en 2012, constituyen las instancias de más alto nivel para la definición y coordinación de políticas públicas de Colombia y Ecuador.

Estos encuentros se alternan y los anteriores fueron celebrados en las ciudades ecuatorianas de Tulcán, Rioverde, Guayaquil y Quito, mientras que por Colombia han tenido como sede a Ipiales, Cali y Pereira.


Phoenix Mediosmartes 29 octubre, 2019
15917935w.jpg

Quito(EFE).- El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, agradeció este martes a Juan Gabriel Valdés, enviado del secretario general de la ONU, la mediación ejercida en el reciente diálogo con el liderazgo indígena que puso fin a once días de intensas protestas.

Así se lo trasladó este martes al enviado de Naciones Unidas en un encuentro que mantuvieron en el palacio presidencial de Carondelet, en Quito, en el que participaron altos cargos ecuatorianos y el coordinador residente de la ONU en el país, Arnaud Peral.

Poco antes de la reunión Valdés manifestó que el secretario general de la ONU, António Guterres, “sigue muy atentamente los temas de Ecuador y aprecia mucho cómo las partes están conversando” para llegar a acuerdos que beneficien a las grandes mayorías.

La cita contó con la participación del vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, del canciller subrogante, Cristian Espinosa, el secretario General de la Presidencia, José Agusto Briones, y la titular de Gobierno, María Paula Romo.

La ministra Romo explicó, de acuerdo a un comunicado de la Secretaría General de la Presidencia, que el proceso de diálogo entre el Gobierno y las organizaciones indígenas, centró la audiencia.

La ONU junto a la Iglesia ecuatoriana han ejercido labores de mediación para que ambas partes accedieran a sentarse en una mesa de diálogo y llegaran a un acuerdo que puso fin a las protestas y pasó por la derogación de un polémico decreto presidencial que eliminaba el subsidio a los combustibles y origen de las manifestaciones.

Romo refirió que el presidente Moreno, por intermedio del enviado Valdés, “le ha enviado un mensaje al secretario general de las Naciones Unidas y su agradecimiento por su preocupación y compromiso en los días de la crisis para actuar como facilitador y para actuar en la búsqueda de salidas”.

La responsable de Gobierno indicó que en la actualidad se encuentran en el país varias misiones de derechos humanos y de observación internacional por invitación del Ejecutivo, dado el “interés del Gobierno que diferentes miradas externas e imparciales puedan observar lo que ha sucedido en el país”.

Además, destacó que en la semana se ha reunido tanto con la Misión de las Naciones Unidas como con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a las que presentó un informe preliminar que contiene toda la información necesaria para su análisis, a fin de que se esclarezcan los hechos ocurridos durante las protestas.

“Tanto Fuerzas Armadas como Policía Nacional hemos consolidado la información, y Cancillería entregará un informe de todas las medidas que se tomaron -disuasivas y de seguridad”, avanzó la ministra, quien aclaró que los documentos también hablan de las afectaciones.

Entre el 3 y el 13 de octubre, Ecuador vivió una de las olas de violencia más graves de su historia reciente, que llevó al Gobierno a decretar el estado de excepción y un toque de queda en Quito, entre otras medidas.


Phoenix Mediosdomingo 27 octubre, 2019
15910080w.jpg

Quito (EFE).- Miles de venezolanos en Ecuador esperan, entre el escepticismo y la esperanza, el inicio este lunes del proceso de regularización migratoria iniciado por el Gobierno de Lenín Moreno, que estará abierto hasta el 31 de marzo.

El nuevo visado para los migrantes que se hallan en el país -en frontera es exigido desde hace dos meses- servirá, según el Gobierno ecuatoriano, para incorporar a cientos de miles de ellos al flujo económico del país y regularizar su situación.

REGULARIZAR LA ANARQUÍA MIGRATORIA

La implementación del proceso, en el marco del Decreto Ejecutivo 826, ofrecerá un visado humanitario excepcional para los que tengan pasaporte y un certificado apostillado de antecedentes penales, y se tramitará a través de la página “consuladovirtual.gob.ec”.

“Nos permitirá, primero: regularizarnos en el país y, segundo: ampararnos ante cualquier situación de abuso laboral”, dijo a Efe con optimismo la venezolana Ana Lucia Pasanisi, quien advierte de la fragilidad de los migrantes que no están regularizados.

Desde hace dos años, por Ecuador han pasado alrededor de 1,6 millones de venezolanos, de los que unos 400.000 se habrían quedado en el país y el resto seguido viaje, sobre todo a Chile y Perú.

De los que se quedaron, apenas unos 125.000 han obtenido o aplicado a algún tipo de visado, por lo que la gran mayoría ni siquiera consta en los registros civiles.

Pasanisi sostiene en ese sentido que el nuevo visado es “excelente” porque permitirá la regularización de los ciudadanos en este país, pero también porque hasta ahora la visa más solicitada era la “Unasur”, que costaba 250 dólares.

“Era inalcanzable para muchos y la documentación que pedía era engorrosa de tramitar”, lo que hacía que muchos, “ante la desesperación, vinieran con las manos vacías”, explica.

50 DÓLARES POR EL TRÁMITE

En una rueda de prensa el jueves, el viceministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, Carlos Alberto Velástegui, explicó que cualquier extranjero tiene a su disposición la gama entera de visas contemplada en la legislación local.

No obstante, según el plan del Gobierno, la humanitaria será gratuita y sólo demandará el pago de los gastos de gestión, 50 dólares. Además, eximirá de multas a todos aquellos que tengan vencidas anteriores visas.

“Esto ayuda bastante. Primero, por el costo y, segundo, porque es una regularización con una amnistía que servirá para aquellas personas en situación de irregularidad que entraron antes del 26 de julio”, declara a Efe el presidente de la Asociación Civil Venezuela en Ecuador, Daniel Regalado.

Y es que las nuevas regulaciones, matiza este activista, “condonarán la multa de tres salarios mínimos que tenían por no haberse regularizado en su momento”, una suma equivalente a más de 1.150 dólares.

A su juicio, esta regulación masiva es una situación de la que pueden “ganar todos” porque, con visado, el venezolano “generará una estabilidad económica al país por el pago de impuestos y permitirá el acceso de los trabajadores a los servicios de salud”.

Permitirá además al Gobierno ecuatoriano “saber quiénes son” los migrantes, “qué están haciendo”, y conocer mejor “sus necesidades para poder atenderlas”.

LA INCERTIDUMBRE DE QUIENES SEGUIRÁN IRREGULARES

Sin embargo, no todos acogen el plan con una sonrisa. Y tienen buenas razones.

Víctor Sasal, que lleva año y medio en Ecuador, cree que la nueva visa no es del todo “humanitaria”, ya que no ayudará a todo el mundo.

Víctima de un robo en Colombia, a Ecuador entró sin la documentación necesaria que hoy se requiere para tramitar la visa y, por el momento, Sasal no podrá optar a ninguno de los modelos que ofrece el país.

Otro caso es el de Ricardo Vega, profesor de matemáticas y quien se queja de que el nuevo visado solo sirve para “los que entraron de forma legal y con toda la documentación”, por lo que los que no cumplen esos requisitos, incluso si tienen la Carta Andina, no pueden aplicar al visado humanitario.

La Carta Andina era un documento válido de entrada cuando comenzó la ola migratoria, pero fue descalificada después.

Vega cree que el Gobierno ecuatoriano “ha querido darle la mano a los venezolanos”, pero opina que “no es suficiente” y que esa falta de medidas conlleva que cada vez haya “más venezolanos que buscan regresar a su país independientemente de la situación que atraviesa Venezuela”.

 

TEMOR A LA EXPULSIÓN

Velástegui no se pronunció sobre qué pasará con este tipo de migrantes, pero no son pocos los venezolanos que temen ser expulsados del país, sobre todo los que entraron por pasos irregulares o lo hicieron sin pasaportes.

Es necesario “entender que las personas que entraron de forma ilegal van a tener dificultades para optar al visado”, aclara Regalado, y con el futuro nuevo proyecto de Ley de Movilidad Humana, “es probable que se modifique el apartado de la deportación en situaciones de irregularidad, y eso les va a afectar”.

“Comprendemos que disguste que no todo el mundo pueda ser partícipe de esta regularización, pero, lamentándolo mucho, esas son las reglas del juego y tenemos que respetarlas”, concluyó el activista.


Phoenix Mediosmiércoles 16 octubre, 2019
15872782w.jpg

Washington (EFE).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) reiteró este miércoles su apoyo al “proceso de diálogo” que ha abierto el Gobierno de Ecuador, después de que el presidente Lenín Moreno derogara un polémico decreto que eliminaba el subsidio a los combustibles, y respaldó una solución “pacífica”.

“Saludamos el proceso de diálogo dirigido a encontrar una solución pacífica en Ecuador y expresamos nuestra profunda solidaridad a todos los afectados por la violencia que vivió el país”, señaló el portavoz del FMI, Gerry Rice, en un comunicado.

En este sentido, Rice aseguró que el FMI “apoya firmemente los continuos esfuerzos del Gobierno ecuatoriano para comprometerse activamente a encontrar un acuerdo que aborde los desafíos económicos actuales y proteja a los más vulnerables de la sociedad”.

La eliminación de los subsidios a los combustibles fue el detonante de once días de protestas que pusieron contra las cuerdas al presidente Lenín Moreno y mostraron el músculo que conservan las nacionalidades ancestrales en el país.

Las protestas comenzaron el pasado 3 de octubre contra las medidas de austeridad económicas adoptadas por el Gobierno, especialmente la eliminación de los subsidios a los combustibles, como parte de las condiciones puestas por el FMI y otras instituciones para un crédito total de más de 10.000 millones de dólares.

Frente al panorama actual, el organismo con sede en Washington se comprometió a “continuar trabajando en estrecha colaboración con las autoridades para identificar, en el contexto del programa, la mejor manera en que el Fondo puede proporcionar apoyo financiero y técnico a Ecuador en el período venidero para garantizar la sostenibilidad fiscal y ayudar a mejorar las perspectivas de todos los ecuatorianos”.

Según las proyecciones del FMI, la economía ecuatoriana se contraerá este año un 0,5 % y registrará un crecimiento positivo del 0,5 % en 2020.

“Ecuador necesitaba y necesita un ajuste fiscal. Y la verdad que cómo se logra ese ajuste fiscal depende de lo que quieran lograr las autoridades y de lo que las autoridades consideran políticamente factible”, indicó por su parte el director adjunto del Departamento de Investigación del Fondo, Gian Maria Milesi-Ferretti, en declaraciones a Efe este martes.

Por ello, Milesi-Ferretti aseguró que “la decisión que ha sido tomada de volver a discutir la forma del ajuste es una decisión sensata”.

En estas casi dos semanas de movilizaciones, ocho personas han perdido la vida en sucesos relacionados con las protestas, de acuerdo con datos de la Defensoría del Pueblo, que calcula en más de 1.300 los heridos -concentrados en las provincias de Pichincha, Azuay y Guayas- y un total de 1.192 detenciones hasta este lunes.

La asamblea anual del FMI y del Banco Mundial (BM), que reunirá esta semana a los líderes económicos de sus 189 países miembros, supone el inicio del mandato de la búlgara Kristalina Georgieva como directora gerente del Fondo en sustitución de Christine Lagarde.


Phoenix Mediosjueves 10 octubre, 2019
15853977w.jpg

Caracas (EFE).- La Comisión de Política Exterior del Parlamento venezolano, de mayoría opositora, está trabajando con las autoridades de Ecuador para intentar verificar si el Gobierno de Nicolás Maduro está financiando a grupos en las protestas que se registran en ese país, informó este jueves el diputado Carlos Valero.

“Estamos en contacto con las autoridades del Gobierno de Ecuador para verificar si efectivamente estos grupos son venezolanos, pero además, si estos grupos son promovidos y financiados desde el Gobierno, desde la Embajada que representa a Nicolás Maduro”, dijo en rueda de prensa Valero, miembro de la comisión.

“Eso, por supuesto, es muy grave”, añadió.

El pasado lunes, el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, acusó a su antecesor, Rafael Correa, y a su homólogo, Nicolás Maduro, de activar un plan de “desestabilización” en Ecuador a propósito de las protestas que se registran en ese país a raíz de las medidas económicas adoptadas por el Gobierno, entre ellas la eliminación del subsidio a los combustibles.

Moreno dijo entonces que lo que ha sucedido en el país en los últimos días “no es una manifestación de protesta frente a una decisión del Gobierno” de eliminar los subsidios a los combustibles.

“Hay -dijo- una intención política organizada para desestabilizar el Gobierno y romper el orden constituido y romper el orden democrático”, señaló.

Para Moreno, quienes han generado actos de violencia extrema son “individuos externos pagados y organizados” y dijo que no es coincidencia que varios líderes del Gobierno de Correa hayan ido a Venezuela hace algunos días para preparar el supuesto plan de desestabilización.

Correa ha negado estar detrás de un plan desestabilizador y ha pedido a Moreno convocar elecciones en las que, dijo, se presentaría como candidato “si fuera necesario”.

Maduro, por su parte, se ha burlado de las acusaciones de Moreno, a quien le sugirió revertir las medidas económicas que han motivado las manifestaciones.

La Policía ecuatoriana detuvo a 17 personas, la mayor parte de ellas venezolanas, con información “sobre la movilización (los movimientos) del presidente y vicepresidente”, reveló la ministra ecuatoriana de Gobierno, María Paula Romo, cuando se cumple una semana de las masivas protestas.

“Diecisiete detenidos en el aeropuerto de Quito esta mañana. La mayoría de ellos venezolanos. En su poder, información sobre la movilización del presidente y vicepresidente”, escribió este jueves la ministra en su cuenta de Twitter.

Y adjunta una fotografía en la que se aprecia a los detenidos arrodillados en el piso, con las manos contra la pared y custodiados por policías fuertemente armados.


Phoenix Mediosmartes 8 octubre, 2019
15845648w.jpg

Quito (EFE).- Miles de indígenas siguen inundando las calles de Quito en marchas desde distintas direcciones, en un preludio de la gran concentración prevista para mañana miércoles para protestar contra las medidas de recorte del presidente Lenín Moreno.

Los manifestantes marchan a pie por las calles de la ciudad con banderas de Ecuador, camino de un casco histórico que en los últimos días se ha transformado en campo de batalla.

Allí, los manifestantes volvieron a quemar por la mañana troncos de árbol y neumáticos en rechazo a las reformas laborales y recortes emprendidas por Moreno para satisfacer las demandas del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Muchos de ellos enmascarados y con varas con púas, los manifestantes gritaron eslóganes contra los dirigentes políticos, el FMI, y los estamentos de seguridad, a los que pidieron dimitir por lo que consideraron los excesos de sus hombres estos últimos días.

Desde la semana pasada Ecuador vive una ola de protestas sin precedentes en los últimos años, originada en una serie de medidas adoptadas por Moreno que incluyen la anulación del subsidio a las gasolinas.

Ante la masiva llegada de manifestantes, Moreno trasladó el lunes la sede de su Gobierno a Guayaquil, donde hoy mantenía una reunión con todos los poderes del Estado para analizar la situación.

Mientras, en el Palacio de Gobierno en Quito, la seguridad era reforzada para impedir que los manifestantes puedan acceder a él.

El lunes, los enfrentamientos llegaron a unos pocos cientos de metros de la llamada Plaza Grande, donde se encuentra la sede del Ejecutivo.

La Policía tiene en cuenta que el verdadero blanco de las protestas es el palacio, ahora rodeado por vallas y alambre de púas.

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Jaime Vargas, adelantó este martes que aún no han llegado a Quito todos los manifestantes y que espera que estos alcancen los 20.000.

Asimismo, reiteró su postura de los últimos días de que el diálogo con el presidente Moreno dependerá de que éste derogue el decreto con el que decidió el alza de los combustibles.

En su camino hacia Quito, así como en la jornada de ayer en la capital, distintos grupos de indígenas saquearon y destruyeron numerosas propiedades públicas.

La anormal situación que vive la ciudad mantiene los colegios cerrados este martes, en tanto que centros comerciales y otros establecimientos están cerrando sus puertas desde mediodía en previsión de violentos choques.


Phoenix Mediosviernes 4 octubre, 2019
15834060w.jpg

Quito (EFE).- El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, insistió este viernes que mantendrá la eliminación al subsidio de los combustibles, medida que tomó en el marco de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y que desató el jueves la protesta de los transportistas.

“Bajo ninguna circunstancia vamos a cambiar la medida, que se oiga bien, no voy a cambiar la medida. Que quede claro, se eliminó el subsidio, se acabó la zanganería, y de aquí en adelante vamos construyendo el nuevo Ecuador que todos anhelamos, que todos soñamos”, dijo tajante el jefe de Estado.

En declaraciones a la prensa desde la ciudad de Guayaquil (sureste), hasta donde se trasladó ayer tras decretar el estado de excepción en el país, Moreno reiteró, no obstante, su disposición al diálogo.

“¿Conversar?, claro que sí. Habrá mecanismos de paliar un poco el efecto que pueda haber en algunos sectores, y estamos dispuestos a hacerlo”, comentó aunque aclaró que no dará marcha atrás en su decisión de eliminar el subsidio, que representa ingentes recursos al país.

De acuerdo al gobernante, el subsidio a los combustibles es “nocivo para la economía” pues “aproximadamente 60.000 millones de dólares ha perdido el pueblo ecuatoriano” por ese rubro alo largo de cuatro décadas.

Comentó que el dinero que se destinaba a los subsidios se usará ahora exclusivamente para temas de seguridad, salud y educación.

El mandatario, que ayer apuntó a que los manifestantes podrían tener el interés de desestabilizar el Gobierno, aseguró hoy que está abierto a las opiniones y críticas, pero llamó a la población a “poner los pies en la realidad, y sepamos exactamente a qué nos habíamos enfrentado: no queremos beneficiar a los que más tienen, no queremos beneficiar a los contrabandistas”.

“No me pidan que dialogue con los contrabandistas que se han enriquecido pasando combustibles hacia países vecinos y, de esa forma, estafando la confianza de los ecuatorianos”, comentó antes de recalcar que estará “encantado” de dialogar con quienes quieren sacar el país adelante.

Moreno aclaró que habrá diálogo, pero no en base a hechos consumados, como es la paralización del transporte que comenzó el jueves.

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, informó hoy de que en el segundo día de protestas se mantienen bloqueos en algunas vías, pero varias provincias están volviendo a la “normalidad”.

De su lado, la Conferencia Episcopal Ecuatoriana formuló hoy un llamamiento al diálogo, la paz y la justicia.

“La violencia, manifestada en cualquiera de sus formas, impide una visión objetiva de la realidad y pone en serio peligro la vigencia de los derechos que tanto debemos precautelar”, apuntó en un comunicado.

El diálogo, abunda el texto, “es el camino más adecuado y eficiente para que los ecuatorianos, especialmente los políticos, empresarios y representantes de los gremios y sindicatos”, encuentren nuevos caminos que conduzcan hacia un país próspero “desde una economía justa y solidaria”.



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Contact us
Scroll Up