Domingo 15 diciembre 2019
Phoenix MediosJueves 7 noviembre, 2019
15940693w.jpg

Vitoria (EFE).- El exceso o una pequeña deficiencia de algunos nutrientes en la alimentación de una mujer embarazada que, en principio, no tendría que provocar ninguna complicación de relevancia en la madre, pueden ocasionar problemas al feto.

Esta es una de las ideas recogidas en la “Guía práctica de nutrición en el embarazo” elaborada por investigadores del grupo de Nutrición y Obesidad del Departamento de Farmacia y Ciencias de los Alimentos de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), que también pertenecen al centro de investigación biomédica del Instituto de Salud Carlos III.

En el trabajo se recuerda que el embarazo es una etapa de especial relevancia para la mujer y su entorno, en la que se producen multitud de modificaciones funcionales y anatómicas en el cuerpo de la gestante destinadas a que el feto se desarrolle adecuadamente, a preparar el momento del parto y a asegurar una adecuada adaptación del feto a la vida extrauterina.

Por ello, los requerimientos nutricionales durante el embarazo aumentan en comparación con los de la mujer sana no embarazada y es “de vital importancia” seguir una adecuada alimentación antes y durante la gestación debido a su capacidad de influir en el desarrollo fetal y la salud de la madre.

La guía pretende ser, de acuerdo con la evidencia científica, una herramienta útil para entender la importancia de la alimentación en la mujer embarazada, con las recomendaciones para un embarazo saludable.

Además incluye explicaciones y consejos sobre el manejo y prevención de algunas de las posibles complicaciones más frecuentes durante la gestación, aunque los autores aclaran que no debe ser en ningún caso un sustituto de las recomendaciones clínicas que cada gestante pueda recibir por parte del personal sanitario.

Entre otras recomendaciones figura la de consumir calorías provenientes de alimentos con alta densidad de nutrientes, evitar calorías vacías, utilizar sal yodada y mantener una correcta hidratación con la ingesta de unos dos litros de líquidos, pero evitando las bebidas azucaradas, gaseosas y zumos artificiales.

Se recuerda la necesidad de evitar el consumo de alcohol, tabaco y cafeína durante el embarazo, ya que puede causar defectos en el desarrollo fetal, prematuridad, retraso en el crecimiento y daño cerebral y, en casos más severos, el recién nacido puede llegar a padecer síntomas de abstinencia.

Durante mucho tiempo el ejercicio físico fue una actividad desaconsejada en mujeres gestantes ya que se asociaba de forma errónea con un mayor riesgo de complicaciones para la salud del bebé, pero, de acuerdo con los estudios realizados en los últimos años, en mujeres embarazadas sanas no existen efectos adversos resultantes de la práctica de ejercicio suave y moderado.

Por tanto, la actividad física durante el embarazo no solo se acepta, sino que se ha identificado como un factor importante para un embarazo saludable, ha informado este miércoles la UPV/EHU.


Phoenix MediosJueves 8 agosto, 2019
Qué-son-los-nutrientes-esenciales-y-cuáles-son-sus-beneficios.jpg

Como mamás, siempre estamos buscando opciones deliciosas para consentir a nuestra familia, que además puedan incluirse como parte de una vida sana y una dieta equilibrada. Lograrlo no es tarea fácil, pues el trabajo, los deberes del hogar y la falta de tiempo por todas las actividades del día pueden hacernos caer en opciones rápidas que al final del día no son tan nutritivas.

¡La clave está en los llamados nutrientes esenciales. Algunos de los más comunes son el hierro, zinc, calcio, vitamina C, D, E y vitaminas del complejo B, pero ¿sabes cómo beneficia a la alimentación de tu hijo? Sigue leyendo:

1. Hierro

Este ayuda a producir la hemoglobina de los glóbulos rojos y es vital en la labor de transportar oxígeno desde los pulmones al resto del cuerpo. Por lo que es súper importante para que el cuerpo crezca y se desarrolle correctamente.

2. Zinc, vitamina C y E

La correcta combinación de estos tres elementos puede contribuir a reforzar el sistema inmunológico, fortalecer los tejidos y mejorar la cicatrización para tener mejores defensas contra enfermedades. Además, la vitamina E protege a las células de distintos factores ambientales que aceleran el envejecimiento.

3. Vitamina D

Nuestro cuerpo necesita vitamina D para absorber el calcio, que es esencial para la formación de los huesos. Además permite tener elasticidad en los músculos, una adecuada coagulación de la sangre y un sistema nervioso funcional.

4. Complejo B

Las vitaminas del complejo B (tiamina, riboflavina, piridoxina niacina y ácido pantoténico) ayudan a que el cuerpo utilice de manera adecuada la energía que obtenemos de los alimentos. Por otro lado, la vitamina B12 participa en la formación de los glóbulos rojos presentes en la sangre y ayuda a mantener las funciones del sistema nervioso central. (P).

 

 

 



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Newsletter

Scroll Up