Domingo 15 diciembre 2019
Phoenix MediosLunes 2 diciembre, 2019
16025089w.jpg

El diplomático argentino Rafael Grossi se convirtió este lunes en el primer latinoamericano en dirigir el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), la agencia nuclear de Naciones Unidas.

El nombramiento formal del hasta ahora embajador argentino en Austria y ante organismos internacionales en Viena fue aprobado por aclamación en una sesión extraordinaria de la Conferencia General del OIEA celebrada en la capital austríaca.

Grossi, de 58 años edad, sucede al japonés Yukiya Amano, fallecido en julio pasado tras casi una década en el cargo.

El argentino prestó juramento como nuevo director general del OIEA en una breve ceremonia dirigida por la presidenta de la sesión, la subsecretaria mexicana para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Martha Delgado.

En su primer discurso tras ser elegido, Grossi destacó el importante rol del OIEA para asegurar que ningún material nuclear del mundo sea desviado para fines no pacíficos.

“Nadie puede hacer lo que nosotros hacemos, nadie puede dar la garantía de que nadie esté desviando materiales nucleares. Esa es la fortaleza del organismo”, declaró el nuevo director general.

A su vez, destacó la importancia simbólica de que el nuevo director general del organismo proceda de América Latina, la primera región del planeta que se declaró libre de armas nucleares, cuando 33 países firmaron en 1968 el llamado Tratado de Tlatelolco.

Pero el trabajo del OIEA “va más allá de la no proliferación (nuclear), sino que incluye beneficiar a las personas en todo el mundo, por ejemplo, en el tratamiento del cáncer”, agregó Grossi.

El nuevo director general mencionó además los beneficios de las técnicas nucleares para la seguridad del agua y de los alimentos, “para mejorar de forma concreta la vida” de todos.

En una rueda de prensa posterior a la prestación de juramento, Grossi subrayó que el conflicto en torno al controvertido programa nuclear de Irán será una de sus grandes prioridades al inicio de su primer mandato de cuatro años.

“Es un tema que tenemos que abordar de una manera dedicada, seria y consecuente, y esto es lo que estaré haciendo”, manifestó el argentino, entre 2009 y 2013 director adjunto del OIEA para asuntos políticos, bajo el mandato de Amano.

Grossi subrayó que en cuanto a las inspecciones de salvaguardas (controles), sean en Irán o en cualquier otro país, el OIEA bajo su mandato será siempre “firme y justo”.

“Esos son los dos principios que voy a cumplir”, aseguró el flamante director general de la agencia nuclear.

Por otra parte, Grossi mencionó el programa de cooperación técnica del OIEA, cuyo alcance calificó como “insuficiente” para las demandas que hay de muchos países en vías de desarrollo.

El programa de cooperación técnica del OIEA ofrece ayudas en el campo de las aplicaciones nucleares no energéticas, como la medicina, la agricultura o la industria.

Grossi adelantó que “en tiempos de austeridad fiscal y presupuestaria” buscará “movilizar nuevos recursos”, incluyendo fuentes no tradicionales de financiación, juntando a actores públicos y privados, para ofrecer más cooperación técnica.

El argentino, con 35 años de experiencia en la diplomacia nacional e internacional, se impuso en el proceso de elección para este cargo al rumano Cornel Feruta, hasta ahora director general interino tras la muerte de Amano.

El primer mandato de Grossi al frente de la agencia nuclear de la ONU empieza oficialmente mañana martes.

Tras titularse en Ciencias Políticas por la Universidad Católica de Argentina, realizó sus estudios diplomáticos en el Instituto del Servicio Exterior de la Nación en Buenos Aires.

Grossi, quien es padre de ocho hijos, tiene además una maestría en Relaciones Internacionales y un doctorado en Historia y Política Internacional de la Universidad de Ginebra (Suiza).

Entre 2002 y 2007 fue jefe de gabinete de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), con sede en La Haya.

Grossi asume el cargo de director general del OIEA en un momento de tensión en la disputa por el programa nuclear de Irán.

Mientras que Estados Unidos abandonó el gran acuerdo atómico de 2015 y volvió a imponer sanciones a Teherán, Irán empezó este año a incumplirlo de forma gradual.

Al mismo tiempo, en las últimas semanas crecieron las tensiones entre Irán y los inspectores del OIEA, que han detectado algunos materiales nucleares no declarados previamente. (Efe).


Phoenix MediosLunes 18 noviembre, 2019
15983005w.jpg

Viena (EFE).- Irán ha sobrepasado ligeramente la cantidad de agua pesada que se le permitía almacenar según el acuerdo cerrado en 2015 con las grandes potencias para evitar que desarrolle armas nucleares, confirmó hoy en Viena el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

“Irán informó al Organismo el 16 de noviembre de que sus reservas de agua pesada han excedido las 130 toneladas”, comunicó hoy a Efe un portavoz de esa agencia de la ONU, encargada de vigilar el cumplimiento del acuerdo.

Según esa fuente, el OIEA verificó al día siguiente que está operativa la planta de producción de agua pesada y que Irán dispone ya de 131,5 toneladas de ese material, por encima de las 130 que permite el acuerdo.

La remodelación del reactor de agua pesada de Arak, para evitar que pudiera producir plutonio, un material con aplicaciones civiles y militares, era una de las restricciones impuestas a Irán para asegurar que no podía hacerse con un arma atómica a corto plazo.

A cambio de limitar su programa atómico, Irán vio levantadas varias sanciones internacionales.

La reactivación de Arak había sido anunciada ya el pasado mayo por las autoridades iraníes dentro de su estrategia de incumplir progresivamente el acuerdo en respuesta a las nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos, que abandonó al pacto unilateralmente el pasado año.

Irán ha ido aumentando la cantidad y la pureza de su uranio enriquecido, otro combustible de doble uso, por encima de lo permitido, y ha reactivado maquinaria e instalaciones para ese fin no permitidas en el acuerdo, con el objetivo de presionar para que la Unión Europea le compense por las sanciones de Washington.

Irán ya había superado en el pasado la cantidad de agua pesada que se le permitía almacenar, en un incumplimiento temporal que se solventó permitiéndole exportar el exceso al extranjero de ese material, que también tiene aplicaciones médicas.


Phoenix MediosLunes 11 noviembre, 2019
15959305w.jpg

Viena (EFE).- Irán sigue sumando incumplimientos a sus compromisos del acuerdo cerrado en 2015 para evitar que desarrolle armas atómicas, al acumular más uranio por encima de cantidad y pureza permitidas, y comenzar a producir ese combustible nuclear en Fordo, una instalación no autorizada para ese fin, reveló hoy la agencia nuclear de Naciones Unidas (OIEA) en un informe.

Irán ha comenzado a enriquecer uranio en la planta de Fordo, un centro que según el pacto quedaba relegado a ser un centro de investigación, y ha comenzado a acumular uranio en centrifugadoras mucho más modernas de lo que permite el acuerdo, y con las que podría acelerar la producción de ese combustible nuclear.

Teherán argumenta que estos incumplimiento son reversibles y que son una respuesta a la decisión de EEUU de abandonar unilateralmente el acuerdo el año pasado y volver a imponer sanciones a Irán.

El informe, elaborado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), señala que Irán ha acumulado ya 372,3 kilos de uranio enriquecido, equivalente a 550 de hexafluoruro (UF6) un material del que no puede almacenar más de 300, según el acuerdo.

De esos 372,3 kilos, 159,7 tienen una pureza de hasta el 4,5 %, por encima del 3,67 % marcado como límite en el “plan conjunto de acción” (JCPOA, en sus siglas en inglés), como se conoce al acuerdo.

Esos niveles están por debajo del 90 % necesario para que el uranio pueda alimentar una bomba nuclear, e incluso del 20 % al que llegó Irán antes del acuerdo.

Con todo, una fuente diplomática de alto nivel dijo hoy a preguntas de Efe que no hay ninguna indicación de que Irán se esté preparando para superar ese nivel, pero que podrían hacerlo en cualquier momento.

Esa fuente, que pidió no ser identificada, señaló que el ritmo de producción de uranio enriquecido ha pasado de unos 4 kilos al mes, antes de que Irán decidiera superar el límite el pasado mayo, a más de 100 en octubre.

También señaló que esa cantidad será mucho mayor cuando esté plenamente operativa la planta de Fordo, donde Irán ha anunciado que instalará centrifugadoras de uranio más modernas de lo permitido en el acuerdo nuclear.

El OIEA también señala que Irán está preparando una nueva ubicación para probar centrifugadoras, que no está incluida en el acuerdo, y sobre la que ha informado al Organismo.

En el informe también se señala que aún no se ha resuelto el asunto de la detección de partículas de uranio natural, no enriquecido, sometidos a algún tipo de manipulación, y sobre las que Irán ha dado explicaciones que el OIEA no considera satisfactorias.

Aunque el informe no lo menciona, esa fuente diplomática también se refirió a la negativa hace dos semanas de Irán de permitir el acceso a una inspectora del OIEA, tras activarse un detector de explosivos al revisar sus pertenencias personales.

El OIEA ha criticado que a esa inspectora no se le permitiera abandonar Irán “temporalmente” y no se ha mostrado de acuerdo con las explicaciones sobre el suceso dadas por los iraníes.

EEUU ha denunciado que la inspectora fue “detenida”, algo que ha sido negado por Irán.

Con todo, ese diplomático señaló que en lo que se refiere al acceso a las instalaciones nucleares iraníes por parte de los inspectores y a la capacidad del OIEA de controlar el programa nuclear, “casi nada ha cambiado” respecto a lo que se exige de Irán en el JCPOA, cuyo cumplimiento es vigilado por el Organismo.

“Aparte de estos incidentes específicos, lo demás es bastante normal”, aclaró esa fuente.

Por el JCPOA, Irán se comprometió a limitar el tamaño y alcance de su programa atómico, para impedir que pudiera producir armas atómicas a corto plazo, a cambio de que se le fueran levantadas las sanciones que afectaban, especialmente, a su industria petrolera.


Phoenix MediosJueves 7 noviembre, 2019
15944578w.jpg

Teherán (EFE).- Irán reanudó este jueves el enriquecimiento de uranio en la planta nuclear subterránea de Fordo, lo que supone la implementación oficial del cuarto paso en la reducción de sus compromisos del acuerdo nuclear de 2015.

El proceso comenzó en la madrugada de este jueves siguiendo la orden dada por el presidente iraní, Hasan Rohaní, el pasado martes de volver a inyectar gas en las 1.044 centrifugadoras de Fordo, una medida que contradice el pacto nuclear.

Según la notificación oficial, todo el proceso de producción y recolección de uranio enriquecido estuvo monitoreado por los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

Primero, se transfirió del sitio nuclear de Natanz al del Fordo un cilindro con unos 2.000 kilos de hexafluoruro de uranio (UF6), que se conectó después a las líneas de alimentación para inyectar el gas en las centrifugadoras.

Rohaní volvió a anunciar ayer que Fordo iba a volver a estar a “pleno rendimiento” y culpó a Estados Unidos de haberse retirado del acuerdo nuclear el año pasado y de haber impuesto sanciones a Irán.

Las medidas punitivas de Washington han llevado a Irán a incumplir gradualmente el pacto aunque, según Teherán, todos los pasos dados son “reversibles”.

El pacto de 2015 limita el programa nuclear iraní para que Teherán no desarrolle la bomba atómica a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

Entre otros aspectos, estipula un límite de enriquecimiento del 3,67 %, que las autoridades iraníes ya superaron en julio pasado, y establece que Fordo debe ser un centro de tecnología nuclear y física, en vez de una planta de producción de uranio enriquecido.

Según el jefe de la Agencia de Energía Atómica de Irán (AEAI), Alí Akbar Salehí, en Fordo se enriquecerá uranio “hasta el 5 %” y se espera que este próximo sábado ya se haya alcanzado un nivel del 4,5 %.

Este es el cuarto paso de reducción de compromisos nucleares dado por Irán, tras los adoptados en mayo, julio y septiembre pasados, con el objetivo de presionar al resto de firmantes del acuerdo (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania) a que contrarresten las sanciones estadounidenses.


Phoenix MediosJueves 7 noviembre, 2019
15946358w.jpg

Viena (EFE).- Estados Unidos y la Unión Europea (UE) expresaron este jueves su preocupación por un reciente incidente en Irán con una inspectora del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), a la que se denegó el acceso a una importante instalación nuclear.

En una reunión extraordinaria de la Junta de Gobernadores del OIEA en Viena, la delegación de la UE manifestó su “profunda preocupación” por lo sucedido en Irán, si bien reconoció que el tema parece “haber sido resuelto”.

Al mismo tiempo, instó a Teherán a garantizar que los inspectores del OIEA “puedan cumplir sus obligaciones”.

La embajadora de Estados Unidos ante el OIEA, Jackie Walcott, por su parte, señaló que la “detención de la inspectora es sin duda un escandaloso e inadmisible acto de intimidación”.

En declaraciones a la prensa tras la reunión de la Junta, la representante estadounidense mostró su preocupación por la detección de materiales nucleares no declarados hasta ahora por la República Islámica por parte del OIEA, que ha alertado de esta situación, pues violaría el acuerdo de salvaguarda.

“Irán no tiene ninguna explicación plausible sobre estos materiales y debe explicar de dónde provienen y dónde se encuentran ahora”, dijo Walcott.

El embajador iraní ante el OIEA, Kazem Gharibabadi, restó importancia a ambos asuntos, tratados hoy por el órgano ejecutivo de la agencia nuclear de la ONU.

El representante iraní afirmó ante la prensa que la inspectora del OIEA “no fue detenida”.

Explicó que un detector de explosivos en la entrada de la planta de enriquecimiento de Natanz se activó varias veces al revisar las pertenencias personales de la inspectora.

Después de que la mujer abandonara Irán, Teherán solicitó al organismo internacional retirarla de la lista de inspectores que verifican el programa nuclear iraní, agregó Gharibabadi.

Horas más tarde, el OIEA respondió a las palabras del embajador iraní y aseguró en un comunicado que la inspectora fue “temporalmente impedida de abandonar Irán”.

“Impedir que un inspector abandone un país, en particular si ha sido instruido así por el organismo, no es aceptable y no debería pasar”, resaltó el director en funciones del OIEA, Cornel Feruta, citado en la nota.

El organismo agregó que “no entra en detalles en público sobre este tipo de temas”, aunque rechaza explícitamente “la descripción iraní de la situación”.

“La inspectora estaba realizando obligaciones de salvaguardas (controles) en Irán”, destacó el OIEA y anunció que “seguirá consultando a Irán para esclarecer la situación”.

Este incidente sucede pocos días antes de que el OIEA de a conocer su próximo informe sobre el cumplimiento iraní del acuerdo nuclear de 2015.

El acuerdo fue abandonado por Estados Unidos en mayo de 2018 y, desde hace medio año, Teherán viola de forma gradual sus obligaciones del tratado para ejercer presión sobre los demás países firmantes, ante todo Francia, el Reino Unido y Alemania.

Irán ha retomado el enriquecimiento de uranio en la planta nuclear subterránea de Fordo, lo que supone el cuarto paso en la reducción de sus compromisos del citado acuerdo.

Ese pacto estipula la eliminación de sanciones internacionales contra Irán e incentivos económicos a cambio de importantes limitaciones en su programa nuclear, siempre con el objetivo de impedir que Teherán se pueda hacer con una bomba atómica.

Washington se retiró del acuerdo el año pasado alegando actividades desestabilizadoras de Irán en Oriente Medio e impuso nuevas sanciones, especialmente contra el sector petrolero de la República Islámica.

Irán, por su parte, amenaza con abandonar de forma gradual el pacto si las potencias no le garantizan las ventajas económicas previstas en el mismo.


Phoenix MediosLunes 9 septiembre, 2019
15748902w.jpg

Teherán (EFE).- Las autoridades iraníes defendieron este domingo su derecho a reducir sus compromisos del acuerdo nuclear de 2015 ante el incumplimiento de la parte europea, en reuniones con el director del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Cornel Feruta.

El director general interino del organismo internacional, quien pidió la plena cooperación de Irán, viajó a Teherán en un momento crítico para el llamado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, en sus siglas en inglés) tras las últimas medidas adoptadas por Teherán para acelerar su actividad nuclear.

Irán culpa a la inacción de la Unión Europea (UE) de la delicada situación del acuerdo nuclear, provocada por la decisión de Estados Unidos de abandonarlo el año pasado y volver a imponer al país persa las sanciones levantadas con la firma del pacto.

“La Unión Europa que iba a llenar el vacío de EEUU, lamentablemente no ha logrado cumplir con lo que se había comprometido”, dijo el jefe de la Agencia de Energía Atómica de Irán (AEAI), Ali Akbar Salehí.

En su reunión con Feruta, Salehí subrayó que para Irán el JCPOA “no es un camino unilateral sino bilateral” y preguntó si el compromiso de Europa es no respetar sus obligaciones, después de que la UE insistiera en que su adhesión al pacto depende de que Irán lo cumpla completamente.

Para revertir las medidas adoptadas, las autoridades iraníes exigen al resto de firmantes del acuerdo (Rusia, China, Francia el Reino Unido y Alemania), pero principalmente a los tres países europeos, que garanticen al menos sus exportaciones petroleras o compensen sus pérdidas con una línea de crédito.

“De modo determinado la República Islámica tomará las decisiones adecuadas en el momento adecuado, del mismo modo que ha hecho en tres pasos”, advirtió Salehí.

El primero de esos pasos se adoptó el pasado mayo, cuando el presidente iraní, Hasan Rohaní, anunció que su país dejaba de cumplir algunos de sus compromisos nucleares ante el fracaso de Europa en contrarrestar las sanciones.

Irán superó primero el límite de 300 kilos de uranio estipulado en el JCPOA y, en su segundo paso, comenzó a enriquecer uranio al 4,5 %, por encima del 3,67 % permitido en el pacto.

El último y tercer paso dado por Irán esta semana consistió en activar 20 centrifugadoras IR-4 y 20 IR-6 para aumentar las reservas de uranio enriquecido, aunque bajo el JCPOA se había comprometido a reducir en unos dos tercios el número de sus centrifugadoras y a usar solo las de primera generación (IR-1).

Pese a todo esto, el director general interino del OIEA dijo que su organismo está dispuesto a mantener su interacción con Irán pero urgió a este país a mantener también una cooperación “plena y puntual”.

“El organismo va a seguir con su enfoque independiente, objetivo e imparcial”, afirmó Feruta, según un comunicado del organismo, que indicó que su responsable fue informado sobre el último paso de Irán relacionado con las centrifugadoras.

Feruta explicó que el OIEA tiene, por un lado, el deber de verificar la implementación del acuerdo nuclear y, por otro, está interactuando activamente con Irán en la implementación del Tratado de No Proliferación (TNP) y de los acuerdos de salvaguardas.

El viaje de Feruta se enmarca en la función que tiene el OIEA de verificar y supervisar el cumplimiento por parte de Irán del pacto y se produce un día antes de la reunión regular de la Junta de Gobernadores del organismo internacional en Viena.

El OIEA tiene acceso regular a todas las instalaciones nucleares iraníes y Teherán aplica, además, de forma voluntaria el Protocolo Adicional del TNP, que permite inspecciones sin previo aviso, unos compromisos de transparencia que se mantienen, según el último informe del organismo internacional.

Una cooperación que el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, se comprometió a mantener por ahora en su encuentro con Feruta.

Zarif enfatizó la necesidad de “mantener la confidencialidad y de que el OIEA realice sus funciones de manera imparcial”, informó un comunicado de Exteriores.

El jefe de la diplomacia iraní defendió, asimismo, que la reducción de compromisos de Irán ante la falta de cumplimiento de la otra parte está recogida en el artículo 36 del JCPOA.

Dicho artículo estipula esta opción, lo que no evita, sin embargo, que las medidas adoptadas por Irán, en respuesta a la retirada de EEUU, estén conduciendo al acuerdo nuclear a un callejón sin salida.

Como advirtió este domingo el portavoz de la AEAI, Behruz Kamalvandí, Irán ha llegado “prácticamente al final del aspecto técnico” de un histórico pacto firmado para evitar que el país persa se haga con la bomba atómica.


Phoenix MediosJueves 5 septiembre, 2019
15740553w.jpg

Las autoridades iraníes se preparan para desarrollar a partir de este viernes centrifugadoras con el fin de enriquecer uranio a un ritmo más rápido, aunque continuará con las negociaciones para salvar el debilitado acuerdo nuclear de 2015.

Este tercer paso de Irán en la reducción de sus compromisos nucleares supone un nuevo golpe para un histórico pacto multilateral que se encuentra en la cuerda floja desde que Estados Unidos decidiera abandonarlo el año pasado y volver a imponer sanciones al país persa.

Las próximas medidas que va a adoptar la Agencia de Energía Atómica de Irán (AEAI) están centradas en abandonar de inmediato sus obligaciones relativas a la investigación y el desarrollo estipulados en el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, en sus siglas en inglés).

“Una parte importante de las negociaciones con el G5+1 (EEUU, Rusia, China, el Reino Unido, Francia y Alemania) se centró en el I + D (…) Todos nuestros compromisos de investigación y desarrollo bajo el JCPOA se eliminarán por completo a partir del viernes”, anunció el presidente iraní, Hasan Rohaní.

En esta línea, el mandatario ordenó a la AEAI que expanda su I + D a “todo tipo de centrifugadoras nuevas y todo lo necesario para el enriquecimiento (de uranio)” para lograr “velocidad de acción en este campo”.

Rohaní reconoció que se trata de “un gran paso”, pero señaló que se llevarán a cabo estas medidas “dentro de un marco pacífico” y bajo la supervisión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Según el último informe del OIEA, Irán ha aumentando su grado de incumplimiento del acuerdo nuclear, pero sigue aceptando y facilitando controles de la ONU.

Las autoridades iraníes empezaron el pasado julio a enriquecer uranio al 4,5 %, por encima del 3,67 % permitido en el JCPOA, y superaron en unos 60 kilos el límite de almacenamiento de este material, estipulado en 300.

Otras de las limitaciones que recoge el acuerdo nuclear están relacionadas con el número de centrifugadoras que puede tener Irán, que se comprometió a reducirlas en unos dos tercios y a que fueran de primera generación (IR-1), las menos avanzadas.

El presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyaní, explicó que poner en marcha la nueva generación de centrífugas iraníes (IR-6) “puede acelerar el ritmo del país en el campo de la tecnología nuclear”.

Irán decidió reducir sus compromisos nucleares en mayo pasado, justo cuando se cumplió un año de la retirada del acuerdo de EEUU, y debido al fracaso del resto de firmantes del JCPOA en contrarrestarlas.

Al respecto, Rohaní insistió en que van a dar un nuevo plazo de 60 días a la Unión Europea (UE) para seguir negociando después de que durante los últimos dos meses no se alcanzara “el resultado deseado”.

“Siempre que vuelvan a sus compromisos, haremos lo mismo”, adelantó Rohaní, quien ha señalado en varias ocasiones que la reducción de compromisos de Irán es reversible.

Las autoridades persas exigen principalmente a Europa que facilite sus exportaciones petroleras, bajo sanciones de EEUU, o que le otorgue una línea de crédito en compensación, pero la oferta de París de 15.000 millones de dólares ha sido rechazada por Washington.

Sobre la política de EEUU de los últimos 16 meses, Rohaní denunció que “su primer y principal objetivo era cambiar el sistema” de la República Islámica.

De no lograrlo, pretendía socavarlo y forzar unas nuevas conversaciones “bajo severas sanciones a Irán para aumentar su poder de negociación”, según el presidente.

“No hay duda de que Estados Unidos fracasará en sus políticas de cambio, debilitamiento e imposición de negociaciones, y no hay otra vía para ellos que respetar las regulaciones internacionales”, aseveró.

Pese a la política de “máxima presión” contra Irán de la Administración de Donald Trump, el presidente estadounidense se ha mostrado dispuesto a dialogar con los líderes iraníes e, incluso, durante la reciente cumbre del G7 se llegó a hablar de un posible encuentro con Rohaní.

Trump aseguró ayer que todavía “es posible” que se reúna con su homólogo de Irán durante la Asamblea General de la ONU a finales de este mes en Nueva York, a pesar de que Rohaní ha descartado cualquier tipo de negociación bilateral.

El futuro del acuerdo nuclear se encuentra mientras tanto en el aire y, como ha advertido Teherán, cuanto más tiempo pase sin lograrse un entendimiento, más difícil será revertir las medidas nucleares tomadas. (Efe).


Phoenix MediosLunes 22 julio, 2019
15622758w.jpg

Viena.- El japonés Yukiya Amano, director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), ha fallecido a los 72 años de edad, según informó este lunes la organización.

En un comunicado, el secretariado del OIEA expresa su “mayor tristeza” al comunicar la muerte del diplomático nipón, que ocupaba el más alto cargo del organismo desde 2009.

La nota no precisa la fecha exacta, ni el lugar ni las causas del fallecimiento, sino que se limita a “compartir una reciente reflexión” que Amano planeaba incluir en una carta a la Junta de Gobernadores del OIEA en la que iba a presentar su dimisión.

“Durante la última década, el organismo logró resultados concretos para conseguir los objetivos de ‘Átomos para la Paz y el Desarrollo’, gracias al apoyo de los Estados miembros y la dedicación del personal” del OIEA, habría resaltado Amano en la misiva, en la que expresaba su orgullo y agradecimiento.

El breve comunicado, publicado en la página web de la autoridad del sistema de Naciones Unidas encargada de velar por el uso pacífico de la energía nuclear, concluye diciendo que la bandera del OIEA ondea “a media asta”.

La semana pasada, fuentes diplomáticas habían adelantado a Efe en Viena, en condición de anonimato, que Amano tenía previsto comunicar hoy a la Junta de Gobernadores su decisión de dimitir en marzo de 2020.

En la capital austríaca se especulaba ya que la intención de Amano de acortar su tercer mandato, que hubiese terminado en noviembre de 2021, estaba relacionada con problemas de salud.

Desde hace un año su estado físico había empeorado visiblemente, por una enfermedad de la que no se informó públicamente y que le alejó durante meses de la secretaría general del organismo.

El OIEA es una entidad técnica autónoma de la ONU, con más de 2.000 empleados, que vela por la seguridad nuclear en el mundo y se encarga además de verificar el cumplimiento del Tratado de No Proliferación (TNP) de armas nucleares.(EFE).


Phoenix MediosJueves 11 julio, 2019
15593656w-1.jpg

Las potencias que firmaron en 2015 el acuerdo que limita el programa atómico iraní han coincidido hoy en una reunión del organismo nuclear de la ONU en pedirle que deje de incumplirlo, pero sin respaldar a EEUU en su estrategia de “máxima presión”.

La Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) celebró hoy en Viena una reunión extraordinaria, a petición de EEUU, tras confirmar que Irán almacena más uranio enriquecido y a una pureza superior de lo que le permite el acuerdo.

De hecho, fuentes diplomáticas confirmaron hoy a Efe que Irán está enriqueciendo uranio a una pureza del 4,5 %, por encima del 3,67 % establecido en el acuerdo.

Ese nivel está aún lejos del 20 % al que llegó Irán antes del acuerdo, y del 90 % necesario para fabricar una bomba, pero sí supone un salto en el complicado proceso técnico de enriquecer uranio para fines militares.

Washington, que convocó la reunión tras intentar infructuosamente que alguno de los otros 34 miembros de la Junta lo hiciera, aseguró que los incumplimientos iraníes del acuerdo afectan a “la seguridad y estabilidad mundial” y suponen un “chantaje”.

“Irán no tiene una razón creíble para ampliar su programa nuclear y no hay otra forma de interpretar esto que como un crudo y transparente intento de chantajear pagos a la comunidad internacional”, denunció Jackie Wolcott, la embajadora estadounidense en el OIEA.

Irán ha justificado sus incumplimientos en la falta de respuesta de Alemania, Francia y Reino Unido, firmantes del acuerdo junto a EEUU, China y Rusia, en ofrecer soluciones a las nuevas sanciones impuestas por Washington a su economía, especialmente a sus ventas de petróleo.

Tras la elección de Donald Trump como presidente, Estados Unidos abandonó el año pasado el acuerdo por el que Irán limitó su programa atómico para no poder desarrollar armas atómicas a corto plazo, a cambio del progresivo levantamiento de sanciones.

El embajador iraní ante el OIEA, Gharib Abadi, acusó hoy a EEUU de practicar “terrorismo económico” e insistió en que su país volverá a cumplir el acuerdo nuclear cuando los países europeos desarrolle un mecanismo que permita sortear totalmente las sanciones estadounidenses.

Dos fuentes diplomáticas que siguieron la reunión de la Junta, celebrada a puerta cerrada, coincidieron en explicar a Efe que hubo una petición generalizada a Irán de que no siga vulnerando el acuerdo, pero también menciones a que fue Estados Unidos quien abandonó unilateralmente el tratado.

Una postura intermedia, señalaron esas fuentes, que puede interpretarse como una falta de apoyo a la estrategia de “máxima presión” a Irán que está aplicando EEUU.

Aunque la postura europea fue menos crítica con Washington que la de Rusia y China, con fuertes vínculos con Irán, también expresaron su pesar por la decisión unilateral de Washington de salirse del acuerdo y exigir una nueva negociación y un nuevo tratado.

Con todo, casi todas las delegaciones, incluida la europea, pidieron a Irán que diera marcha atrás y cumpla sus compromisos.

Una fuente diplomática estadounidense que pidió no ser identificada aseguró estar satisfecha con el resultado de la reunión, de la que no salió ninguna resolución ni documento.

“Estamos igual que ayer”, señaló a Efe otro diplomático que sigue de cerca el caso iraní, al resumir el efecto del encuentro de hoy.

El embajador iraní volvió a asegurar hoy que si no hay respuesta por parte de los europeos a sus demandas, dentro de 60 días comenzará a aplicar la “fase 3” y se saltará más compromisos, aunque no quiso especificar cuáles.

Ante la oferta de Estados Unidos de negociar una salida diplomática a la crisis, Abadi recordó que durante meses ya se negoció el acuerdo de 2015 y que ningún país puede avenirse a negociar mientras está sometido a sanciones.

Además, insistió en que su país no “tiene nada que esconder” y que su programa de enriquecimiento de uranio está siendo supervisado por el OIEA y es un derecho reconocido en los tratados internacionales. (Efe).


Phoenix MediosMiércoles 10 julio, 2019
15593047w.jpg

Teherán.- El presidente iraní, Hasan Rohaní, criticó hoy la reunión extraordinaria del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) sobre el programa nuclear de Irán y recomendó a sus miembros preocuparse por las políticas de Estados Unidos.

“No es necesario que estén preocupados por Irán, su preocupación debe ser por Estados Unidos, que ha pisoteado el JCPOA (siglas en inglés del acuerdo nuclear de 2015) y ha socavado todos los compromisos internacionales”, dijo el presidente en la reunión semanal del gabinete.

Los representantes de los 35 países de la Junta de Gobernadores del OIEA fueron convocados hoy de forma urgente por petición de EEUU para abordar la decisión de Teherán de reducir algunos de sus compromisos nucleares.

La convocatoria de la sesión por EEUU es “una historia que provoca risa”, según Rohaní, quien recordó que los estadounidenses se retiraron del acuerdo nuclear el año pasado y volvieron a imponer sanciones a Irán.

Además, denunció que EEUU es el único país que ha usado armas nucleares y que es ilógico que otros puedan enriquecer uranio para usos pacíficos e Irán no, según un comunicado de la Presidencia.

“La República Islámica de Irán se mueve en el marco del JCPOA y no ha desarmado su estructura”, dijo el presidente en alusión a que el pacto estipula que si una parte no cumple con sus compromisos la otra puede reducirlos.

Por ello, consideró que las decisiones de Irán de no vender sus excedentes de agua pesada y uranio y de enriquecer uranio por encima del límite permitido por el acuerdo son “completamente correctas”.

Rohaní insistió en que Irán ha tomado medidas “graduales” porque quiere dar “el tiempo necesario para la protección del JCPOA hasta donde sea posible”.

Sobre los llamamientos de Washington a nuevas negociaciones, afirmó que es “engañoso y falso” y que para entablar un diálogo es necesario que EEUU abandone primero sus sanciones y regrese al marco del JCPOA.

En la misma línea, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, subrayó hoy que “nunca es posible negociar bajo presión” y que EEUU debe poner fin a su “terrorismo económico contra Irán”.

Zarif también criticó que un país que “ha violado y roto el JCPOA” pida una reunión al OIEA por una acción de Irán que está estipulada en el pacto.

El acuerdo nuclear fue firmado en 2015 entre Irán y seis grandes potencias -EEUU, Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania- con el objetivo de limitar el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales contra el país persa.

Debido a las sanciones de EEUU, Irán anunció en mayo pasado que reducía los citados compromisos nucleares y que daba un ultimátum al resto de firmantes para garantizar sus intereses económicos, algo que considera que no ha sucedido.

Irán ya ha incumplido dos de sus compromisos al superar hace una semana el límite de almacenamiento de 300 kilos de uranio y al empezar a enriquecer hace unos días al 4,5 %, por encima del 3,67 % permitido.(EFE).



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Newsletter

Scroll Up