Lunes 09 diciembre 2019
Phoenix MediosJueves 7 noviembre, 2019
15947363w.jpg

Quito (EFE).- Un tribunal de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador ratificó este jueves la orden de prisión preventiva contra el expresidente Rafael Correa, vinculado a un caso de presunto cohecho, asociación ilícita y tráfico de influencias conocido como “Sobornos 2012-2016”, informó la Fiscalía.

El Tribunal acogió un pedido fiscal y reiteró la orden de prisión preventiva, con fines de investigación, contra Correa y otros ex altos cargos de su Administración (2007-2017), incluido su exvicepresidente Jorge Glas, condenado a seis años de prisión por estar involucrado en la trama de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

Los jueces David Jacho, Wilman Terán e Iván Larco, del Tribunal de la Corte Nacional, aceptaron el pedido del fiscal que sigue el caso, Wilson Toainga, y resolvieron negar los recursos de apelación que habían interpuesto los abogados de Correa, Glas y otros involucrados, identificados como Yamil M., Vinicio A., Cai R. y Walter S.

La defensa de los acusados había solicitado que se revocara la orden de prisión preventiva, tras aducir que no se habían cumplido los requisitos para dictar dicha medida, recordó la Fiscalía en un comunicado difundido tras concluir la audiencia en la Corte.

Además, los abogados de los sospechosos habían solicitado que se dispusieran otras medidas cautelares alternativas, como la presentación periódica ante la autoridad, lo que también garantizaba la presencia de los involucrados en el proceso.

De su lado, el fiscal Toainga argumentó que esas peticiones no cumplían con los requisitos establecidos en el Código Orgánico Integral Penal (COIP) y pidió que se desecharan los recursos.

Ante el argumento de los letrados, en el sentido de que la orden de prisión preventiva era una medida “exagerada” y que respondía a “represalias políticas”, Toainga aseveró que el trabajo de la Fiscalía es “absolutamente objetivo y técnico, con base en lo que disponen la Constitución y la Ley”.

El Tribunal resolvió, por unanimidad, ratificar la prisión preventiva al considerar que la decisión inicial de la jueza que lleva el caso, Daniella Camacho, cumplía con los requisitos establecidos en el COIP y que, por lo tanto, la orden de prisión preventiva estaba totalmente motivada y justificada con base en el principio de legalidad.

Recordó que, en este caso, la Fiscalía del Estado investiga los presuntos aportes realizados por contratistas del Estado, a través de dinero en efectivo o cruce de facturas, en beneficio del grupo político que lideraba Correa.

Además, el Ministerio Público indicó que la audiencia preparatoria de juicio en contra de veinticuatro personas vinculadas al caso, se reinstalará el próximo 11 de noviembre.

La jueza Daniella Camacho, en esa audiencia, decidirá además sobre la existencia de presuntos vicios de procedimiento, procedibilidad, competencia y prejudicialidad, como advierte la defensa de los acusados.

El expresidente Correa, que reside en Bélgica desde 2017, ha denunciado una presunta persecución política en su contra por parte de su sucesor y acérrimo rival, el mandatario Lenín Moreno.

Este miércoles, Correa, durante una visita a México, denunció incluso una eventual operación judicial contra los exlíderes progresistas latinoamericanos y bromeó con que a él se le persigue más que al mafioso Al Capone, al dictador Augusto Pinochet y al narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.

“Tengo 29 juicios penales, más que Al Capone, Pinochet y el Chapo Guzmán juntos. Han buscado mis cuentas bancarias, mis movimientos financieros y migratorios (…) y no han encontrado absolutamente nada y jamás lo encontrarán porque sencillamente no existe”, dijo Correa durante una conferencia magistral en Ciudad de México.

Aseguró que sufre de una persecución por parte del presidente Moreno, a quien tachó de “traidor” por querer “destruir” su legado y “vender el país” al Fondo Monetario Internacional (FMI).


Phoenix MediosJueves 10 octubre, 2019
15853977w.jpg

Caracas (EFE).- La Comisión de Política Exterior del Parlamento venezolano, de mayoría opositora, está trabajando con las autoridades de Ecuador para intentar verificar si el Gobierno de Nicolás Maduro está financiando a grupos en las protestas que se registran en ese país, informó este jueves el diputado Carlos Valero.

“Estamos en contacto con las autoridades del Gobierno de Ecuador para verificar si efectivamente estos grupos son venezolanos, pero además, si estos grupos son promovidos y financiados desde el Gobierno, desde la Embajada que representa a Nicolás Maduro”, dijo en rueda de prensa Valero, miembro de la comisión.

“Eso, por supuesto, es muy grave”, añadió.

El pasado lunes, el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, acusó a su antecesor, Rafael Correa, y a su homólogo, Nicolás Maduro, de activar un plan de “desestabilización” en Ecuador a propósito de las protestas que se registran en ese país a raíz de las medidas económicas adoptadas por el Gobierno, entre ellas la eliminación del subsidio a los combustibles.

Moreno dijo entonces que lo que ha sucedido en el país en los últimos días “no es una manifestación de protesta frente a una decisión del Gobierno” de eliminar los subsidios a los combustibles.

“Hay -dijo- una intención política organizada para desestabilizar el Gobierno y romper el orden constituido y romper el orden democrático”, señaló.

Para Moreno, quienes han generado actos de violencia extrema son “individuos externos pagados y organizados” y dijo que no es coincidencia que varios líderes del Gobierno de Correa hayan ido a Venezuela hace algunos días para preparar el supuesto plan de desestabilización.

Correa ha negado estar detrás de un plan desestabilizador y ha pedido a Moreno convocar elecciones en las que, dijo, se presentaría como candidato “si fuera necesario”.

Maduro, por su parte, se ha burlado de las acusaciones de Moreno, a quien le sugirió revertir las medidas económicas que han motivado las manifestaciones.

La Policía ecuatoriana detuvo a 17 personas, la mayor parte de ellas venezolanas, con información “sobre la movilización (los movimientos) del presidente y vicepresidente”, reveló la ministra ecuatoriana de Gobierno, María Paula Romo, cuando se cumple una semana de las masivas protestas.

“Diecisiete detenidos en el aeropuerto de Quito esta mañana. La mayoría de ellos venezolanos. En su poder, información sobre la movilización del presidente y vicepresidente”, escribió este jueves la ministra en su cuenta de Twitter.

Y adjunta una fotografía en la que se aprecia a los detenidos arrodillados en el piso, con las manos contra la pared y custodiados por policías fuertemente armados.


Phoenix MediosJueves 3 octubre, 2019
15830478w.jpg

Buenos Aires (EFE).- El exjuez español Baltasar Garzón manifestó este jueves que los expresidentes de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff; de Ecuador, Rafael Correa y de Argentina, Cristina Fernández, sufren “persecución política” en sus respectivos países.

“Respetando la independencia del Poder Judicial, creo que hay elementos más que suficientes para afirmar que hay una persecución política”, afirmó a la radio FM La Patriada el antiguo juez de la Audiencia Nacional española.

Para Garzón, lo que ha ocurrido en los últimos años en estos tres países y en otros de América Latina es el uso del Derecho como “un instrumento más del combate político”, una tendencia que, en su opinión, “se extiende” por todo el continente.

“Hemos visto (esta tendencia) en Ecuador con el presidente Correa, en Argentina con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y gran parte de su Gobierno (…) y con Dilma en Brasil, cuando se montó el ‘impeachment’ en su contra con una clara falta de base”, señaló.

Preguntado por sus preferencias de cara a los comicios presidenciales del próximo 27 de octubre en Argentina, Garzón apoyó “claramente” la candidatura del Frente de Todos, formada por Alberto Fernández como candidato a la jefatura del Estado y por la expresidenta Fernández a la Vicepresidencia, por ser la “opción más clara”.

“Lo que tiene que hacer el pueblo argentino es ser responsable y elegir a quien conduzca el país por una agenda económica fuerte, (defendiendo) los derechos y la propia fuerza de la sociedad civil”, aseguró el exmagistrado.

Garzón, que visitó el jueves pasado en la cárcel al expresidente brasileño Lula da Silva, reiteró que existe una “guerra jurídica con fines políticos” en su contra, añadiendo que el actual mandatario, Jair Bolsonaro, “es un peligro para Brasil y para el mundo entero”.

Lula cumple una pena de 8 años y 10 meses de prisión, ratificada en tres instancias diferentes, por los delitos de corrupción pasiva y blanqueo de capitales, tras haber sido hallado culpable de recibir un apartamento en el balneario paulista de Guarujá a cambio de favores políticos a la constructora OAS.

El expresidente desistió la semana pasada de solicitar el paso al régimen semiabierto al que tenía derecho por la progresión de la pena y optó por pedir el restablecimiento pleno de su libertad.

Por su parte, Cristina Fernández y varios miembros de su Gobierno afrontan varias causas por corrupción en Argentina, unas acusaciones consideradas por sus partidarios como una “persecución política”.


Phoenix MediosJueves 12 septiembre, 2019
15761823w.jpg

Fuerzas especiales ecuatorianas se entrenan en Israel en el marco de un reacercamiento discreto entre los estamentos de seguridad de ambos países, que busca la modernización de las Fuerzas Armadas y que restaura, de facto, la estrecha colaboración que tuvieron hace más de dos décadas.

Las fuerzas especiales que están recibiendo entrenamiento son grupos de lucha “antiterrorista”, con el fin de potenciar sus habilidades de cara a amenazas futuras y reforzar capacidades para evitar sucesos como los del año pasado en los que un grupo disidente de las FARC mató a cuatro militares y cinco civiles en una cadena de atentados y secuestros.

“Con el ejemplo de lo que ocurrió, tenemos que prepararnos para el futuro”, dijo en entrevista con Efe el ministro de Defensa de Ecuador, Oswaldo Jarrín, quien precisó que se trata de cursos de “prevención de terrorismo”.

Con ese fin, “unidades elite del Ejército” se entrenan “en España e Israel”, un país este último con el que se habían roto las relaciones de seguridad en 2010.

El deterioro comenzó a raíz del asalto israelí a una flotilla de activistas internacionales que se dirigía a Gaza y se agravó en 2014, con la última guerra entre Israel y el movimiento islamista Hamás, eventos que llevaron al entonces presidente, Rafael Correa, a llamar a consultas a su embajador.

Pero Ecuador vive “ahora un ambiente de cooperación internacional que antes no existía”, según Jarrín, en el que “la política gubernamental es de apertura a los países (..) que corresponden”, y destacó la cooperación con “Inglaterra, España, Israel, EE.UU. y China”.

“Hemos realizado cursos de especialización, estamos formando unidades que nos permitan desempeñarnos en situaciones de crimen organizado que se desarrollen con terrorismo”, precisó sobre los cursos en España e Israel.

Desde los ataques del grupo disidente de las FARC Oliver Sinisterra en la primera mitad de 2018, Ecuador ha volcado todos sus esfuerzos en proteger su frontera norte -para impedir el narcotráfico- y vigilar su espacio marítimo por el que sale la droga, así como la pesca ilegal.

Para ello ha requerido asistencia de diversos países, proceso en el que se enmarca la reanudación de sus relaciones de seguridad con Israel.

“En el último año se ha producido una mejoría en la relación entre nuestro estamento militar y el de Ecuador. Este cambio representa una aspecto más de la mejoría general de las relaciones bilaterales”, confirmó  la Embajada israelí en Quito.

Y agregó que sus relaciones son “históricas”, y que, “a lo largo de los años” han “cooperado en muchos campos, tanto en los civiles como en los militares”.

Otras fuentes oficiales israelíes describieron la existencia de una “floreciente relación” con el país andino, aunque declinaron entrar en detalles por secreto militar y porque se trata de un “fenómeno incipiente”.

Pero destacan que, en el último año, Ecuador ha adquirido sistemas de defensa israelíes por “hasta 30 millones de dólares” y se ha puesto fin a la crisis bilateral durante los últimos siete años del Gobierno de Rafael Correa (2007-2017).

Así lo constata también la ficha de Israel en el Ministerio de Exteriores ecuatoriano: “En la actualidad los temas de cooperación bilateral más relevantes son los relativos al desarrollo agrícola, ciberseguridad y defensa”.

El apoyo en ciberseguridad fue desvelado el pasado abril, después de que Ecuador sufriera un ataque cibernético tras poner fin al asilo del fundador de Wikileaks, Julian Assange, aunque dos meses antes Jarrín ya había notificado que se esperaba un cargamento de municiones desde Israel para las fuerzas en la frontera con Colombia.

La última adquisición ecuatoriana a Israel data de 2009: seis drones de reconocimiento marítimo a las IAI que quedaron inoperativos y cuya rehabilitación fue planteada a Israel, el año pasado, como una suerte de “condición” para cualquier relación futura.

“Están en funcionamiento ya, los pusimos en operación”, confirmó Jarrín.

Después de esa venta, el Ministerio israelí de Defensa decretó un “embargo” a Ecuador ante el temor de que sus sistemas cayeran en manos de Irán a través de la estrecha alianza ideológica que Correa mantenía con Venezuela.

Una restricción levantada recientemente para toda una gama de productos, aunque “sigue vigente para los más clasificados” de tecnología avanzada, según fuentes israelíes.

Canalizado a través de sus Fuerzas Armadas y de empresas privadas, en el reacercamiento ha sido crucial el nombramiento en 2018 de Jarrín, un exgeneral que tuvo formación académica en Israel y que fue director de operaciones en la guerra del Cenepa en 1995.

Tras aquella contienda, aún en medio del embargo internacional a las partes beligerantes, Israel repuso componentes y misiles a Ecuador para sus aviones Kfir.

También ha influido el acercamiento a Washington del presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, quien, sin embargo, se abstuvo de convocar al representante israelí a una reunión en abril de 2018 con embajadores extranjeros para pedirles ayuda por el deterioro de la seguridad en la frontera norte.

Con Israel, las diligencias fueron mucho más discretas, pero “no son pocos” los representantes israelíes de la seguridad que han visitado Ecuador este último año o que, incluso, han habilitado algún tipo de representación en Quito.

Un ejemplo, y no es el único, fue la participación de una docena de firmas israelíes en la modesta “Primera Feria de Desarrollo Tecnológico para la Defensa”, celebrada en junio en la Universidad de las Fuerzas Armadas-ESPE. (Efe).



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Newsletter

Scroll Up