Domingo 15 diciembre 2019
Phoenix MediosJueves 7 noviembre, 2019
15941711w.jpg

Madrid(EFE).- La tecnológica china Xiaomi lanza al mercado este mes el primer móvil con una cámara de 108 millones de píxeles, casi el doble de capacidad que los 64 megapíxeles del XT de Realme, hasta ahora el récord en el sector, y 9 veces más que los 12 megapíxeles del S10 de Samsung o del Iphone 11 de Apple.

La presentación para Europa del modelo Note 10 de Xiaomi ha tenido lugar este miércoles en el palacio Duques de Pastrana, en Madrid, ante varios centenares de periodistas europeos, un día después de que la empresa presentara un modelo similar (CC9 Pro), también con una cámara de 108 megapíxeles, para el mercado chino.

El Note 10 de Xiaomi saldrá a la venta en España e Italia el viernes 15 de noviembre; en Francia el día 18, y en las semanas siguientes también en Alemania, Reino Unido y Benelux (Bélgica, Países Bajos y luxemburgo).

Otra empresa china, Realme, lanzó hace dos meses su modelo XT con 64 megapíxeles, un año después de que Sony batiera el récord con 48 megapíxeles en su modelo IMX586, por encima de los 41 megapíxeles de algunos modelos de Nokia o de los 40 de otros de Huawei.

El nuevo móvil estandarte de Xiaomi tiene seis cámaras de fotos: cinco traseras de 108, 20, 12, 5 y 2 megapíxeles, respectivamente, y una frontal (para selfis) de 32 millones de píxeles.

La directora global de mercadotecnia de Xiaomi, Abi Go, ha destacado que las fotos realizadas con este móvil tienen resolución suficiente para ser imprimidas en tamaño de vallas publicitarias.

Go también ha resaltado el “zoom” (enfoque) digital del Note 10, que alcanza 50 aumentos, y “es como tener un telescopio en nuestro bolsillo”.

El precio del Note 10 será de 549 euros en la versión de 128 GB de almacenaje y de 649 euros en la versión Pro, de 256 GB, en ambos casos con 6 GB de RAM.

La versión Pro incluirá un objetivo de 8 piezas en la cámara principal, frente a las 7 piezas de la versión estándar.

La pantalla de este móvil es curvada y de 6,47 pulgadas, mientras que la batería alcanza los 5.260 miliamperios hora (mAh), un almacenaje de carga eléctrica por encima del de sus competidores.

Durante la presentación, Go ha hecho continuas comparaciones con los móviles que considera rivales del nuevo Note 10.

Así, por ejemplo, según ha explicado la directiva de Xiaomi, el Iphone 11 Pro Max (el móvil más avanzado de Apple) tiene una capacidad de carga eléctrica de 3.650 mAh y el Galaxy Note 10+ de Samsung tiene 4.300 mAh, mientras que el precio de estos supera los 1.250 y los 1.100 euros, respectivamente.

En el evento europeo de Xiaomi también han sido presentados otros modelos de móviles, como la serie Redmi Note 8T, cuya cámara principal tiene 48 megapíxeles, y cuentan con procesadores Qualcomm Snapdragon, al igual que el Note 10.

Los Redmi Note 8T, con pantalla de 6,3 pulgadas y 4.000 mAh de batería, saldrán a la venta en la versión de 4 GB de RAm y 64 GB de almacenamiento por 199 euros este viernes en España e Italia, el día 13 en Francia, el 15 en Alemania, y más tarde en Reino Unido y Benelux.

La jefa global de mercados regionales, Sally Liu, ha indicado que del modelo de gama media previo (Note 7) fueron vendidas 25 millones de unidades y de todas las series Redmi se superaron los 100 millones.

También ha sido presentada en el evento la salida a la venta de los primeros televisores Xiaomi para Europa.

Los modelos de televisión 4S y 4A, con sistema operativo Google Android 9 Pie, se venderán en España desde el 25 de noviembre, por 179 euros en tamaño 32 pulgadas; 349 euros en 43 pulgadas, y por 449 euros (con oferta de lanzamiento hasta el 2 de diciembre por 399 euros) en 55 pulgadas.


Phoenix MediosDomingo 22 septiembre, 2019
15791776w.jpg

Londres(EFE).- El Reino Unido cubrirá durante seis meses los gastos sanitarios de los británicos que residen en la Unión Europea (UE), y cuya sanidad es sufragada por este país, si se produce un “brexit” sin acuerdo el 31 de octubre, anunció hoy el ministro de Sanidad, Matt Mancock.

El Ejecutivo de Londres ha propuesto a cada país miembro del bloque comunitario que en el caso de que se consume una salida abrupta se mantengan las actuales disposiciones en materia sanitaria hasta el 31 de diciembre de 2020.

Hancock confirmó que si los arreglos sanitarios con todos los miembros de la UE no se tienen listos para la fecha pactada del 31 de octubre, este Gobierno proporcionará, durante un periodo de medio año, apoyo a los 180.000 británicos que viven en países comunitarios, cuyos costes sanitarios son sufragados por el Reino Unido.

Esas personas incluyen a pensionistas, estudiantes, individuos que perciben subsidios sociales por causa de alguna discapacidad y trabajadores británicos ubicados temporalmente en algún país de la UE.

El Gobierno se comprometió también a cubrir durante un año los costes de los ciudadanos de este país que viven en la UE, que se encuentren en mitad de un tratamiento médico en el momento en que se consume el “brexit”.

“Proteger los derechos a los cuidados sanitarios de los ciudadanos británicos es una prioridad para este Gobierno”, remarcó Hancock en un comunicado, en el que apunta que el Ejecutivo “trabaja con el objetivo de llegar a un buen acuerdo”.


Phoenix MediosMartes 10 septiembre, 2019
15753451w-1.jpg

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EE.UU. retiró a su espía de más alto rango en Rusia en 2017, meses después de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, al considerar que su seguridad había quedado comprometida, según informaron este lunes la CNN y el The New York Times.

Washington reclutó al informante décadas atrás, cuando era un funcionario medio en el Kremlin, pero con el paso de los años ascendió hasta tener una influyente posición, con acceso frecuente al presidente ruso, Vladímir Putin, y a la toma de decisiones.

De acuerdo a las fuentes consultadas por la cadena CNN, el rango del espía era tal que incluso proveía a la CIA imágenes de documentos del escritorio de Putin.

La información era tan delicada y valiosa que durante el Gobierno anterior, el entonces director de la CIA, John O. Brennan, la dejaba fuera de los informes diarios de seguridad al presidente Barack Obama y se la entregaba después en sobres sellados.

Sin embargo, la CIA empezó a preocuparse por la seguridad de su informante después de que el Kremlin supuestamente tratase de interferir en las elecciones de 2016 a la Casa Blanca en favor de Trump.

Siendo uno de sus valores más preciados, la CIA instó al espía a que abandonase sus labores y saliera de Rusia bajo protección estadounidense, a lo que éste se negó, lo que provocó extrañeza en Washington y generó dudas sobre su lealtad.

Meses más tarde, no obstante, a mediados de 2017, el agente, cuya identidad y paradero no se han revelado, sí que accedió a salir de Rusia.

Esto se dio después de que Trump compartiera con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y su entonces embajador en Washington, Serguéi Kislyak, información de inteligencia que Israel había proveído a Estados Unidos.

Algunas fuentes citan como motivo de la retirada del agente una posible exposición consecuencia del interés que estaba generando en algunos medios de comunicación el origen de las informaciones de inteligencia sobre las elecciones de 2016.

De una forma u otra, la salida del espía, según estos medios, fue un gran golpe para la inteligencia estadounidense ya que perdió el acceso que tenía a los más altos niveles del Kremlin en un momento de fuertes tensiones entre los dos países.

La infiltración de agentes o captación de informantes en el Kremlin se considera de extrema dificultad dados los efectivos métodos de contrainteligencia de Rusia.

Consultada por la cadena CNN, una portavoz de la CIA calificó de “especulación errónea” el hecho de que el manejo de los secretos de la inteligencia por parte de Trump llevase a la retirada del informante.

Por su parte, la portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, aseguró que la información “no solo es incorrecta, sino que puede poner vidas en riesgo”.

Según The New York Times, Estados Unidos considera que la vida del informante corre peligro dados los precedentes de Rusia con supuestos intentos o asesinatos de espías, como es el caso de Serguéi Skripal el año pasado en Reino Unido. (Efe).


Phoenix MediosSábado 7 septiembre, 2019
15747466w-1.jpg

Londres (EFE).- La oposición británica sopesa este fin de semana si acude a la Justicia en caso de que el primer ministro del Reino Unido, el conservador, Boris Johnson, se niegue a solicitar a la Unión Europea (UE) una prórroga del “brexit”, como establece una nueva ley.

El jefe del Gobierno ha dejado claro que preferiría estar “muerto en una zanja” antes que pedir un retraso de la salida del Reino Unido de la UE, fijada para este 31 de octubre, en caso de que no haya un acuerdo entre Londres y Bruselas para el 19 de ese mes.

La crisis por el “brexit” se ha profundizado, después de que la oposición se hiciera esta semana con el control de la agenda parlamentaria, reservada siempre al Ejecutivo, y consiguiera tramitar una ley que veta un “divorcio” duro de la UE.

Ante el temor de que Johnson no acate la nueva legislación, lo que implicaría que podría ser procesado, algunos diputados de la oposición, incluidos conservadores “rebeldes” furiosos con la estrategia de Johnson, preparan medidas legales, según la BBC.

El diputado independiente Dominic Grieve, proeuropeo expulsado del grupo parlamentario conservador por Johnson, declaró hoy a esa cadena que el “premier” se está comportando como un “niño malcriado”, con “rabietas” de un menor de 4 años, y resaltó que, si no cumple con la ley, puede incluso ir a la cárcel.

El diputado “tory” David Lidington, ex “número dos” del Gobierno de Theresa May, declaró a esa misma cadena que no cree que el primer ministro llegue a incumplir la ley y dijo que este le pidió que le dejen negociar un acuerdo en el Consejo europeo del 17 de octubre.

“Básicamente, él me dijo, por favor dadme (tiempo) hasta el Consejo europeo para llegar hasta allí y negociar un acuerdo”, agregó Lidington.

La nueva legislación, que recibirá la sanción de la jefa de Estado, la reina Isabel II, el lunes, fue introducida en la Cámara de los Comunes por el diputado laborista Hilary Benn.

Esa pieza legislativa establece que el primer ministro tiene hasta el 19 de octubre para aprobar en el Parlamento un eventual acuerdo con la UE y, en caso contrario, deberá pedir a la Unión un retraso del “brexit” de tres meses, hasta el 31 de enero de 2020.

Si la UE propone una fecha distinta para la prórroga, entonces Johnson tendrá dos días para aceptarla.

La oposición también le ha cortado a Johnson la posibilidad de convocar elecciones generales anticipadas el próximo 15 de octubre, después de que esa propuesta fuese rechazada el miércoles por la Cámara de los Comunes, que tenía que dar luz verde para esa cita con las urnas.

Johnson está empeñado en convocar comicios porque se siente seguro de ganarlos, lo que le permitiría consumar el “brexit” con o sin acuerdo este octubre, más de tres años después de que los británicos votasen en un referéndum a favor de la salida de la UE.

Los laboristas, los liberaldemócratas, los diputados del Partido Nacionalista Escocés (SNP) y los galeses nacionalistas del Plaid Cymru acordaron ayer no apoyar la propuesta electoral de Johnson cuando sea votada otra vez el lunes en la Cámara de los Comunes.

Como se trata de un adelanto de comicios, Johnson necesita el respaldo de dos tercios de los Comunes.

Esa votación tendrá lugar antes de que el Parlamento quede suspendido el próximo martes o miércoles hasta el 14 de octubre, cuando el Ejecutivo presentará un nuevo programa legislativo.

El líder conservador pidió el 28 de agosto permiso a la reina Isabel II para suspender las sesiones parlamentarias, prerrogativa que ha enfurecido a la oposición y también a diputados de su misma formación, que la interpretaron como una clara determinación del “premier” de llevar al país a un “brexit” sin acuerdo, con consecuencias económicas para el país.

Johnson, que llegó al poder el pasado julio tras la dimisión de Theresa May, expulsó de su partido, como medida de castigo, a los veintiún diputados conservadores que votaron a favor de hacerse con el control de la agenda parlamentaria.


Phoenix MediosLunes 26 agosto, 2019
15712117w.jpg

Rusia no ha pedido ni se plantea volver a formar parte de un G8, aseguró este lunes el ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, en una rueda de prensa tras su reunión con su homólogo angoleño, Manuel Augusto.

“Ni una sola vez nos hemos dirigido al G7 ni nos hemos puesto en contacto con ellos, ni siquiera lo tenemos en mente cuando diseñamos nuestros planes de política exterior” afirmó el jefe de la diplomacia rusa.

Lavrov matizó que se ha enterado por los medios de las declaraciones de algunos mandatarios occidentales sobre una eventual invitación a Rusia para la próxima reunión del G7.

Al mismo tiempo, recalcó que Rusia, como ha declarado el presidente Vladímir Putin, no rehuye el contacto con países del G7.

El pasado domingo el presidente estadounidense, Donald Trump aseguró que podría invitar a Vladímir Putin a la próxima reunión del G7, que se celebrará en Estados Unidos.

El formato del G8, que reúne a países con economías industrializadas, existió de 2002 a 2014, año en el que Rusia fue expulsada por la anexión de Crimea.

Ese mismo año estaba programada una reunión del G8 en Sochi pero ningún país acudió a la cita y se celebró una reunión paralela en Bruselas.

Rusia negó las acusaciones de los países occidentales y declaró que hablar en el lenguaje de las sanciones era contraproducente.

Actualmente los países que forman parte del G7 son: Estados Unidos, Japón, Reino Unido, Francia, Italia, Alemania y Canadá, además de contar con representación de la Unión Europea. (Efe).


Phoenix MediosSábado 24 agosto, 2019
15708430w-1.jpg

Biarritz (Francia) (EFE).- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el de Estados Unidos, Donald Trump, mantuvieron este sábado una comida de trabajo previa al inicio de la cumbre del G7 en la que, pese a sus divergencias, ambos se mostraron conciliadores y con ganas de trabajar juntos.

Trump “es un invitado muy especial y nuestras discusiones son muy importantes para nosotros”, dijo Macron a la prensa al inicio de ese encuentro en Biarritz, en el suroeste francés.

Se trata de su primera cita bilateral antes de que el conjunto de negociaciones comience con el resto de miembros del G7 (Alemania, Reino Unido, Italia, Canadá y Japón), y sirvió para que ambos tomaran el pulso a sus respectivas posiciones.

La situación en Libia, Siria, Ucrania, Corea del Norte e Irán forman parte de su agenda.

“Tenemos que trabajar muy duro porque creo que compartimos el mismo objetivo, asegurarnos de que no tiene acceso al arma nuclear”, dijo Macron sobre Irán, pese a que Trump se retiró en 2018 del acuerdo nuclear internacional alcanzado tres años antes con la República Islámica.

“De hecho, tenemos mucho en común”, añadió el mandatario estadounidense, que llegó a Biarritz acompañado de su esposa, Melania.

Trump se mostró satisfecho del ambiente encontrado hasta ese momento: “De momento todo bien. El tiempo es perfecto y todo el mundo se está llevando bien. Espero que consigamos mucho este fin de semana”, concluyó.

Este mismo viernes, no obstante, había reiterado su amenaza de imponer aranceles al vino francés en respuesta a la aprobación por Francia de la llamada “Tasa GAFA” (por Google, Apple, Facebook y Amazon), una ley que obliga a los gigantes tecnológicos a pagar un impuesto del 3 % sobre la facturación de su negocio digital.


Phoenix MediosJueves 22 agosto, 2019
15704124w.jpg

París (EFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió este jueves al primer ministro británico, Boris Johnson, de que aunque en el próximo mes se intente una solución alternativa a la salvaguarda sobre Irlanda, no se cambiarán “los equilibrios profundos” del acuerdo para el “brexit” negociado durante dos años.

La canciller alemana, Angela Merkel, que lo recibió en Berlín este miércoles, había propuesto buscar en el plazo de un mes una solución distinta a ese mecanismo que pretende evitar el restablecimiento de una frontera entre las dos irlandas, pero Macron mostró su intención de no alejarse de la hoja de ruta marcada.

“Voy a ser muy claro: En el próximo mes no vamos a encontrar un nuevo acuerdo de retirada que esté lejos de las bases” ya establecidas, dijo en una comparecencia conjunta antes de reunirse con Johnson en el Palacio del Elíseo.

Macron explicó que “nadie va a esperar” a la fecha programada para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) el 31 de octubre “sin tratar de encontrar una solución”.

Pero subrayó que eso se hará “sin cambiar los equilibrios profundos del acuerdo de salida” que se tardó tanto tiempo en consensuar con la anterior primera ministra, Theresa May, que obtuvo el visto bueno “unánime” de los Veintisiete, y que “ningún país” puede pretender renegociar “solo”.

Para Macron, el mecanismo de salvaguarda es “indispensable” para garantizar que se mantenga el acuerdo de paz de Irlanda firmado en 1998 y para “la integridad del mercado único”.

Johnson, por su parte, reiteró su rechazo a la salvaguarda porque a su parecer impide a su país salir realmente de la UE y desarrollar su propia política comercial al tener que mantener las reglas del mercado único por tiempo indefinido.

Pero para tranquilizar a los Veintisiete, aseguró que “bajo ninguna circunstancia” el Gobierno británico volverá a restablecer una frontera entre las dos irlandas.

Johnson se limitó a señalar que “existen soluciones técnicas”, ya que se podrían efectuar controles “electrónicos” de las mercancías que transiten entre las dos irlandas. Además, mencionó que algunos parlamentarios han hecho propuestas para que se puedan hacer verificaciones sin una frontera física.

Pese al discurso de Macron, el primer ministro británico se esforzó en mostrarse optimista sobre las posibilidades de una alternativa a esa salvaguarda: “Creo que con la buena energía encontraremos un medio para avanzar”.

Sin embargo, volvió a repetir que los británicos ya se pronunciaron por referéndum sobre el “brexit” en 2016, que hay que respetar “las consignas de los electores” y que eso significa que el Reino Unido se irá de la UE el 31 de octubre “haya o no acuerdo”.

Macron indicó que él desde el principio había aceptado esa decisión soberana del referéndum, y por eso mismo delegó las responsabilidades de lo que ocurra, en particular en caso de un “brexit” sin acuerdo, en su interlocutor.

Los Veintisiete se preparan para “todos los escenarios”, también para ese, precisó.

El presidente francés recordó que aunque la UE se ha mostrado dispuesta a discutir de la relación futura con el Reino Unido, eso se había programado para después de cerrar el acuerdo de salida.

También se mostró convencido de que el futuro del Reino Unido “sólo puede estar en Europa” porque “la geografía es testaruda”.

La ronda de contactos de Johnson para preparar el “brexit” debe continuar durante la cumbre del G7 que se celebrará del 24 al 26 de agosto en Biarritz, en el País Vasco francés, donde se espera que su primer cara a cara sea con Donald Trump.

El presidente estadounidense no sólo es un ferviente defensor del “brexit”, sino que ha prometido a Johnson la negociación de un “ambicioso” acuerdo comercial entre los dos países.


Phoenix MediosMartes 13 agosto, 2019
15682165w.jpg

Alemania recordó este martes la construcción del muro de Berlín, un gigantesco operativo logístico que se inició a la una de la madrugada del 13 de agosto de 1961 y al que siguieron 10.680 días de división traumática.

“La construcción del muro produjo una escisión histórica a escala mundial (…) El destino de los berlineses quedó marcado por ese trauma durante décadas”, afirmo el alcalde de la capital alemana, Michael Müller, en el aniversario del día en el que Berlín despertó atravesado por alambradas.

El acto en memoria de una de las fechas más traumáticas en la memoria colectiva ciudadana berlinesa tuvo lugar hoy en la Bernauerstrasse, una de las calles que quedó partida, símbolo ahora del desgarro humano, urbano y político que se desencadenó.

Ahí queda aún en pie uno de los fragmentos del muro, la llamada Capilla de la Reconciliación y el monumento en recuerdo a sus al menos 135 víctimas documentadas, ciudadanos muertos al tratar de huir al oeste en los 28 años que estuvo en pie la “Franja de la Muerte”.

El centro de documentación que acompaña al memorial trata de trasladar al visitante actual -en general, turistas- la magnitud de ese desgarro, desde esa mañana de agosto hasta su caída el 9 de noviembre de 1989.

La descomunal operación que precedió al trazado de esa división, que dejó encorsetado el sector oeste entre 155 kilómetros de alambradas, primero, y muro de hormigón, después, estuvo precedida por un desmentido más que delator.

“Nadie tiene la intención de construir un muro”, había dicho el 15 de junio el jefe del Estado y del Partido, Walter Ulbricht, en una concurrida conferencia de prensa.

Era evidente ya entonces que la República Democrática Alemana (RDA) temía despoblarse y que el principal coladero para quien quería huir al mundo libre era la frágil división entre los sectores este y oeste de Berlín.

Tras la capitulación del Tercer Reich y la división del país entre las potencias aliadas, más de tres millones y medio de ciudadanos germano-orientales habían dejado la RDA, con 16 millones de ciudadanos.

A través de Berlín cruzaban a diario hacia el oeste familias enteras, sin síntoma alguno de que la tendencia fuera a invertirse.

Mientras Ullrich pronunciaba ese desmentido, en las afueras de Berlín estaban almacenados ya miles de kilómetros de alambradas y toneladas de bloques de hormigón, lo que -según documentos recientemente desclasificados- no había pasado desapercibido a los servicios secretos de las potencias occidentales.

El espionaje del mundo libre dejó hacer, aparentemente porque las potencias occidentales temían que tratar de impedirlo desencadenaría un conflicto con la Unión Soviética.

Mientras tanto, el régimen germano-oriental entrenaba a miles de efectivos de sus fuerzas de seguridad para lograr el bloqueo entre los sectores, que debía desplegarse en una sola noche y que implicaba a simples operarios civiles.

El principal desafío era el trazado del muro a través de la ciudad, una frontera urbana de 43 kilómetros -al que seguiría el corsé de 155 kilómetros alrededor de todo el sector occidental-, que obligaba a cortar líneas ferroviarias, metro y trenes de cercanías.

A la una de la madrugada se cerraron las estaciones y terminaron de facto las comunicaciones entre ambos sectores.

Lo que empezó esa madrugada con el tendido de alambradas a través de la ciudad se reforzó paulatinamente con bloques de hormigón y torretas de vigilancia, entre cuadrillas de operarios custodiados por soldados de la RDA.

Los berlineses despertaron ese día, un domingo, horrorizados y probablemente conscientes de su indefensión, ante la impasibilidad de las tres potencias que tras el final de la II Guerra Mundial se repartieron el sector occidental: EEUU, Reino Unido y Francia.

En la República Federal de Alemania (RFA) seguía al frente del Gobierno el conservador Konrad Adenauer, el primer canciller del país desde su fundación; el alcalde del Berlín occidental era el socialdemócrata Willy Brandt.

Para ambos fue un día amargo, al que siguieron 28 años con Berlín estigmatizada como ciudad mártir de la Guerra Fría, plasmada en la cruda realidad de la llamada “Franja de la Muerte”.

La RDA reforzó en los meses posteriores las alambradas con la construcción del muro de hormigón hasta convertirlo en infranqueable, bautizado con el eufemismo de “Muro de Protección Antifascista”.

Siguieron 10.680 días de división forzada, hasta que el 9 de noviembre de 1989 el portavoz del Politburó, Günter Schabowski leyó un comunicado según el cual la RDA permitía a sus ciudadanos viajar al oeste. El muro había caído. (Efe).


Phoenix MediosMiércoles 24 julio, 2019
15630184w-1.jpg

Londres.- El conservador Boris Johnson, artífice de la campaña del “brexit” o salida británica de la Unión Europea, (UE), es desde este miércoles primer ministro del Reino Unido, en sustitución de la dimisionaria Theresa May.

Como marca la tradición, Johnson fue investido por la reina Isabel II de Inglaterra en una breve audiencia en el palacio de Buckingham, en Londres, adonde previamente se desplazó May para comunicar su partida.

El palacio ha difundido una fotografía en la que puede verse a Johnson, en una sala de palacio mientras saluda con una inclinación de cabeza a la reina, quien, vestida de azul, le estrecha la mano.

Tras ser investido por la reina, que solo tiene un papel simbólico en una monarquía parlamentaria, Johnson se dirigió a su nueva residencia oficial, el número 10 de Downing Street, para pronunciar un discurso inaugural y empezar a designar su gabinete de ministros.

Antes que Johnson, visitó a la reina Theresa May, que recomendó a la soberana que designara para formar el nuevo Ejecutivo a su colega, que ganó unas elecciones internas del Partido Conservador para dirigir la formación gobernante y, en consecuencia, el país.

Johnson se convierte en el decimocuarto primer ministro que gobierna el Reino Unido durante el reinado de Isabel II, de 93 años, que comenzó su reinado en 1952, cuando era jefe del Ejecutivo el también conservador Winston Churchill.

May presentó su dimisión el pasado 7 de junio por su fracaso en la gestión del “brexit”, pues el Parlamento rechazó hasta tres veces el acuerdo que negoció con la UE.

Johnson, de 55 años, ha centrado su campaña entre los conservadores en la promesa de que el Reino Unido dejará el bloque a toda costa en la fecha prevista del 31 de octubre.(EFE).


Phoenix MediosMartes 23 julio, 2019
15627420w.jpg

Washington.- El presidente estadounidense, Donald Trump, aplaudió este martes la elección del conservador Boris Johnson como próximo primer ministro británico, al destacar que es conocido como “el Trump británico” y asegurar que “eso es lo que necesita” el Reino Unido.

“Tenemos un hombre realmente bueno que va a ser el primer ministro de Reino Unido ahora, Boris Johnson. Es duro, es inteligente”, dijo Trump en un discurso ante una conferencia de jóvenes conservadores en Washington.

“Le llaman ‘el Trump británico’ y la gente dice que eso es una buena cosa. Les gusto allí. Eso es lo que querían. Eso es lo que necesitan”, agregó.

Boris Johnson fue elegido este martes nuevo líder del Partido Conservador británico en una votación entre los militantes de la formación y mañana asumirá el cargo de primer ministro con la promesa de culminar el “brexit” el 31 de octubre.

Como se esperaba, Johnson, de 55 años, arrasó en estos comicios, convocados después de que Theresa May, la todavía primera ministra, dimitiera en junio por la crisis del “brexit” al no conseguir que el Parlamento aprobase su acuerdo de retirada de la Unión Europea (UE).

Trump ha sido muy crítico con la predecesora de Johnson, a la que reprochó su poco habilidad a la hora de negociar la salida de Reino Unido del bloque europeo y haber dejado “un desastre”.

Pese a remarcar la histórica “especial relación” entre Washington y Londres en diversas ocasiones, Trump ha provocado importantes sobresaltos a la alianza bilateral desde su llegada a la Casa Blanca.

Hace dos semanas, el embajador británico en Estados Unidos, Kim Darroch, presentó su dimisión a raíz de la polémica surgida al filtrarse unos documentos en los que calificaba a la Administración de Donald Trump de “disfuncional” e “inepta”.

Trump replicó inmediatamente y tildó a Darroch de “chiflado, estúpido e imbécil pomposo”.

“El chiflado embajador que el Reino Unido ha endosado sobre EEUU no es alguien con quien estemos encantados, un tipo muy estúpido. Debería hablar a su país, y a la primera ministra Theresa May sobre su fallida negociación del brexit, y no estar molesto por mis críticas por lo mal que se gestionó”, afirmó Trump en su cuenta de Twitter.

Darroch decidió, poco después, presentar la renuncia para poner fin a las conjeturas acerca de su posición al frente de la Embajada del Reino Unido en Washington, algo que hacía “imposible” cumplir con su labor diplomática.(EFE).



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Newsletter

Scroll Up