Domingo 15 diciembre 2019
Phoenix MediosMiércoles 13 noviembre, 2019
15968484w.jpg

Las Vegas (EE.UU.) (EFE).- Andrés Calamaro, versátil, polémico y veterano de la música latina, es uno de los artistas de la “vieja escuela”, como él mismo define, que sigue dando de qué hablar tanto sobre él como de sus discos. Su último, “Cargar la suerte”, está nominado a Álbum del año en los Latin Grammy.

El argentino hizo una parada en su gira para llegar a la trepidante ciudad de Las Vegas (EE.UU.), sede de la 20 edición de esos premios que él mismo vio fundar y en los que en esta ocasión cuenta con cuatro nominaciones que comparte con compañeros como Alejandro Sanz, Rubén Blades y Rosalía, sobre quienes se deshace en halagos.

“Vadea un poco verse con Rubén Blades y Alejandro Sanz, estamos hablando de artistas que además de haber grabado un disco que podría ser del año, son de gran recorrido”, asegura Calamaro desde la habitación de uno de los hoteles de la luminosa urbe.

Mientras en las plantas de abajo ultiman los preparativos para la gran celebración de la música latina, el músico conversa con Efe, como uno de los creadores que mejor ha unido las culturas a ambos lados del Atlántico.

Pregunta: Has visto nacer estos premios, veinte años después sigues recibiendo nominaciones por tus trabajos junto a compañeros también de gran recorrido. ¿Que hacéis para manteneros?

Respuesta: Prefiero no contarte todo lo que hice… Yo empecé muy joven tocando teclados, era músico de sesión, me vestía de negro y estaba preparado para tocar de todo. Mira, yo para durar tanto veo corridas de toros, sería muy experimental y muy interesante que la academia premie como disco del año, el ultimo en agradecer en la gala, a un taurino con antecedentes penales. Sería un paso, una reivindicación para el rock.

P.- ¿Ha desaparecido el rock?

R.- No se ha perdido el rock. En América Latina no apareció el rock hasta más tarde porque no hacía falta por la diversidad de sus ritmos y sus paisajes. (…) Empezó como un género con el rock and roll, pero a partir de los años 1960 se transformó a otra cosa, tiene un perfil ideológico, consumo cultural, otras tendencias… Es un vehículo de libertad. La relación del rock con la industria siempre ha sido conflictiva.

P.- ¿Y la idea del disco? Se premia al Álbum del año en la era del “streaming”…

R.- Lo sé, lo sé. Nosotros somos de la vieja escuela. Antiguamente los contratos discográficos eran todos iguales, para no imprimir tu nombre en todas las páginas ponía ‘el artista’ y luego aparecían todas las obligaciones. Grabábamos discos como una obra, no sé si estarán en museos, algunos podrían, nosotros somos el arte popular.

P.- ¿Qué disco expondrías tú en un museo?

R.- Los de Héctor Lavoe e Ismael Rivera, también a The Allman Brothers, los versos de la “Milonga del Sur” y obras de música regional como la nordeste argentina, preciosa.

P.- ¿Y tuyo?

R.- Podría hacer una lista buena, pero tengo un par de discos que dicen las malas lenguas que tienen ese estatus: “Alta Suciedad” y “Honestidad Brutal”. Luego está “El Salmón”, que no tengo palabras para describirlo, compuesto de cinco álbumes, intentamos hacer el disco imposible.

P.- Hablando de discos… Acabas de participar en un homenaje a “Mediterráneo” de Joan Manuel Serrat.

R.- Sí, es una grabación no por Serrat, sino para él. Espero que la escuche. (…) “Mediterráneo” tiene una inspiración propia, no se agarra a nada. Probablemente define la identidad del catalán español.

P.- ¿Lo mediterráneo puede ser latino?

R.- Yo creo que sí entra en lo latino, por el mérito de los artistas que lo hacen entrar. Joan Manuel Serrat, Enrique Bunbury con Héroes del Silencio, Peret, el Pescaílla, la rumba catalana, la música andaluza… Y Rosalía, ¡pero qué estoy diciendo!, que es catalana, Rosalía.

P.- ¿Hace música latina Rosalía? Ya sabes que ha habido polémica con ello..

R.- ¡Pero claro, y global! Rosalía es lo más bonito, lo más interesante… ¡y más que interesante en muchos años! Tengo que hacer memoria para recordar a un artista hispano latino tan importante, con nada más que 2 o 3 discos, yo creo que desde Alejandro (Sanz), aunque tal vez estoy olvidando algo.

P.- ¿Escuchaste su primer disco de flamenco? ¿Qué te parece su carrera y su fenómeno?

R.- No solo lo escuché, estábamos juntos en la alfombra como nominados ese año. No era aún el fenómeno que es ahora, pudimos conversar. Era un disco importante pero Rosalía se está multiplicado, no se sabe el techo que tiene.


Phoenix MediosJueves 7 noviembre, 2019
15947129w.jpg

Los Ángeles (EE.UU.)(EFE).- Los Latin Grammy apuran ya los preparativos para celebrar su vigésima edición, que tendrá lugar el 14 de noviembre, y lo hacen convertidos no solo en la gran fiesta de la música latina sino también en un instrumento de cohesión cultural y de memoria y promoción de los ritmos iberoamericanos.

Alejandro Sanz y Rosalía, con ocho y cinco nominaciones, serán los favoritos en Las Vegas (EE.UU.) para estos Latin Grammy, pero en el camino a esta gala número veinte no todo fue de color rosa, tal y como explicó a Efe el presidente de la Academia Latina de la Grabación, Gabriel Abaroa Jr.

“Hace veinte años, la Academia Latina de la Grabación nos la hicieron”, dijo en alusión a que esta institución surgió directamente de la Academia de la Grabación, la organización que ideó los Grammy.

“Nos crearon a imagen y semejanza con la única salvedad de que los estatutos eran en español (…). Nos costó mucho montarnos en esta estructura, entenderla, y, en lugar de criticarla y despedazarla, readaptarla y reconstruirla (…). Fue un proceso de mucho aprendizaje en el cual se sufrió mucho porque las criticas más acervadas venían de nuestra propia gente”, agregó.

El 13 de septiembre de 2000, el Staples Center de Los Ángeles (EE.UU.) acogió la primera edición de los Latin Grammy.

Luis Miguel ganó el premió al álbum del año (“Amarte es un placer”), Marc Anthony se apuntó el gramófono de la canción del año (“Dímelo”) y Maná junto Santana se anotó el reconocimiento de grabación del año (“Corazón espinado”).

Así comenzó el palmarés de unos reconocimientos que sirven para radiografiar la historia y evolución de la música latina en las últimas dos décadas.

Un ejemplo elocuente: Juanes ganó en 2001 el Latin Grammy al mejor nuevo artista en la segunda edición de los premios y este año se llevará el premio Persona del Año como tributo a toda su carrera.

También se llevó el codiciado premio a nuevo artista Calle 13 (en 2006), el fenómeno que desde Puerto Rico conquistó el continente americano y que con 22 premios es el grupo más laureado de los Latin Grammy.

De rebote, René Pérez (Residente), la mitad de Calle 13 junto a Eduardo Cabra (Visitante), es el artista individual más laureado con 24 Latin Grammy.

Al margen de los récords, el historial de estas distinciones reserva también espacios de honor a estrellas como Juan Luis Guerra, Alejandro Sanz, Shakira, Carlos Vives, Caetano Veloso o Natalia Lafourcade.

Pero Abaroa Jr. tienen una espina clavada: “Me duele no haber iniciado estos premios hace cincuenta años”.

El máximo responsable de los Latin Grammy dijo que, a diferencia de sus hermanos anglosajones (que en 2020 celebrarán su 62 edición), estos galardones no pudieron reconocer a grandes figuras en sus momentos de mayor esplendor.

Entre ellos citó, por ejemplo, a Julio Iglesias, Rocío Dúrcal, Mercedes Sosa o Camilo Sesto.

Aunque los Latin Grammy encontraron un remedio: el premio Persona del Año que anualmente rinde homenaje a un gran artista o grupo y que ha ido a parar a mitos como Juan Gabriel, Vicente Fernández, José José, Gloria Estefan o Gilberto Gil.

“El legado más maravilloso que tenemos es veinte años de conservar una memoria de todo lo que se lanzó comercialmente en música en español o en portugués en forma significativa en cualquier país del mundo”, argumentó Abaroa Jr.

En este viaje también se han topado con controversias como la queja este año de estrellas como J Balvin y Bad Bunny por la escasa presencia del género urbano en las nominaciones.

“Creo que la Academia es una organización que levanta polémica precisamente porque se ha vuelto relevante”, dijo Abaroa Jr., quien, ante todo, mostró “muchísima atención” y “muchísimo respeto por todos los artistas”.

“Ahora, ¿es intención de la organización lastimar a alguien? No. A mí me gustaría hacerme la vida más fácil, pero soy el primero que tiene que respetar el proceso. Sí hubo quejas, pero a lo mejor los que se quejaron olvidaron que la mejor forma de manifestar su forma de pensar es votando. Y si no te gusta como viene la votación, como miembro tienes derecho a participar en los comités”, explicó.

Por último, Abaroa Jr. admitió que los veinte años de los Latin Grammy son “un logro” y todo “un reto” por cumplir las expectativas de la industria, pero ya mira hacia el futuro y aseguró que comenzará a preparar la edición número 21 justo un día después de la gala de la próxima semana.


Phoenix MediosMartes 23 julio, 2019
15627557w.jpg

Los Ángeles (EE.UU.).- La cantante Rosalía logró este martes tres nominaciones en los premios Video Music Awards de la cadena MTV, una de las citas más destacadas en la industria musical y en la que la española será la única hispana que competirá por el galardón a “mejor artista nuevo”.

Además de su candidatura a “mejor artista nuevo”, en la que se batirá con el fenómeno internacional de Billie Eilish, Rosalía también ha logrado la nominación a “mejor coreografía” por su colaboración junto al colombiano J. Balvin en “Con Altura”, con la que ambos concurren en la categoría dedicada al “mejor vídeo latino”.

El resto de nominados en la categoría latina son: Anuel AA y Karol G por “Secreto”; Bad Bunny y Drake por “MIA”; Benny blanco, Tainy, Selena Gomez y J Balvin por “I Can’t Get Enough”; Daddy Yankee y Snow por “Con Calma” y, finalmente, Maluma por “Mala Mía”.

Los premios se entregarán en una gala televisada el próximo 26 de agosto.

Entre el resto de candidatos a estos galardones sobresalen Taylor Swift y Ariana Grande con 10 nominaciones cada una, incluyendo las categorías estrella de “mejor canción” y “vídeo del año”.

Grande, además, también esta nominada a “artista del año” junto a Cardi B, Halsey, Jonas Brothers, Shawn Mendes y Billie Eilish, quien tras irrumpir con gran fuerza en el último año ha logrado 9 nominaciones, con importantes apartados como “vídeo del año” y “mejor artista nuevo”.

Además del protagonismo latino, estos premios se rinden ante el fenómeno asiático del K-Pop con una categoría exclusiva para el género nacido en Corea del Sur y que incluye entre sus nominados a los grupos BTS y BLACKPINK, con una gran base de seguidores en el mundo occidental.

Por su parte, otro nuevo apartado, el del “vídeo para bien”, premiará a los mejores clips musicales con motivos sociales.

El público puede votar en las categorías principales a sus artistas favoritos desde la página web de la cadena musical mientras que un panel de expertos decidirá los ganadores de los premios técnicos.(EFE).


Phoenix MediosMiércoles 3 julio, 2019
15575882w.jpg

Madrid.- Rosalía publicó este miércoles por sorpresa en plataformas digitales dos nuevos temas, “Dio$ No$ libre del dinero” y “Milionària”, este último tiene como grandes peculiaridades su ritmo de rumba y que su letra sea, por primera vez en su discografía, en catalán.

“La empecé en Sevilla mientras esperaba en el aeropuerto y la terminé en Barcelona. Con bien de guasa y alguna lagrimilla también… fuckin money man!”, escribe la compositora e intérprete en la nota de prensa lanzada por su discográfica.

Ambas canciones, de brevísima duración, aparecen recogidas dentro de un EP de nombre “Fucking Money Man” y del que desde primera hora avisaba un misterioso anuncio impreso en la periódicos del día, con el título en grande, la palabra “Rosalía” y una hora, las 6 de la tarde.

Sony Music ha confirmado a Efe que no se trata del avance de un nuevo disco de estudio, continuación de “Los Angeles” (2017) y “El mal querer” (2018).

“Un día quieres ser millonaria y al día siguiente quemarlo todo. En realidad, ¿cuánto importa el dinero? Me parece tan puro buscarlo como renegar de él y creo que todos hemos sentido amor-odio hacia el dinero alguna vez”, explica Rosalía en las declaraciones firmadas para Sony Music.

Dicho mensaje aparece en los dos nuevos temas. Así, el estribillo de “Milionària” reza: “Fucking money man / Només vull veure bitllets de cent / Fucking money man / Signe del dollar dintre la ment”.

“Dios nos libre del dinero”, repite insistentemente en el otro corte, que sigue las pautas híbridas de su anterior trabajo, con el que la barcelonesa se convirtió en una revolución internacional que mezcla flamenco, electrónica y ritmos urbanos, con temas como “Malamente”, lanzado hace algo más de un año.

Recientemente lanzó otros dos sencillos no adscritos a ningún álbum: “Aute Cuture” y “Con altura”, un homenaje al reguetón clásico que alcanzó el “top 5” de la “Lista global de vídeos de YouTube” y fue nombrada “una de las 10 mejores canciones de 2019” por la revista Time.(EFE).


Phoenix MediosLunes 3 junio, 2019
1559408935_907092_1559463152_noticia_fotograma.jpg

Lo de Rosalía es un poco como lo de la gastronomía española. Para unos, es Ferran Adrià, un tipo genial y único que, a partir de los principios de lo que somos y comemos, llegó al futuro y allí se encontró al resto del planeta aplaudiendo. Para otros, es Jamie Oliver, un tipo que le puso chorizo a la paella y logró irritar a los padres de las esencias. La de Sant Esteve de Ses Rovires (Barcelona) se subió al escenario Pull & Bear para hacer lo suyo con una ingente cantidad de gente venida de Barcelona, Valencia o incluso Newcastle, haciéndose sitio a eso de las diez de la noche del sábado para verla de cerca en uno de los momentos más esperados de la última jornada del festival Primavera Sound. Sin pensar en las dudas ni en las certezas que despierta. Ni duelos ni quebrantos.

Arrancó con Pienso en tu mirá y aquello se derritió de placer. A diferencia de las artistas que llevan ya tiempo jugando en la liga de las grandes producciones, los grandes montajes, las grandes intenciones, Rosalía aún mantiene un punto de candidez que la separa del automatismo, que hace que se largue a charlar entre tema y tema, ya sea en catalán, en castellano o en lo que haga falta. Transmite autenticidad y espontaneidad, aun a costa de ralentizar un espectáculo que podría funcionar como un Ferrari, pero es más feliz siendo un 600 recién pintado.

Y eso sucede porque ella no es una diva; cuando da las gracias, las da de verdad, y cuando se abraza al cantante británico de soul digital James Blake, tras terminar de interpretar Barefoot in The Park, se abraza de verdad. Sobre este escenario enorme, bajo unos visuales ambiciosos, rodeando a sus bailarinas y a su coro gitano, Rosalía logra parecer mucho menos de lo que es, y eso la hace ser mucho más de lo que otras jamás conseguirán ser.

 

Antes del huracán Rosalía, el festival registró otro acontecimiento meteorológico con Kate Tempest. Poeta, novelista y rapsoda, presentaba el que será su nuevo disco, The Book Of Traps And Lessons, producido junto a Rick Rubin, maestro en resucitar zombis del rock, quien, tras un intento fallido de colaboración con la inglesa, ha vuelto a llamarla para terminar la faena. Tempest se mostró relajada. Recitaba, a veces gritaba, y siempre agradecía. El escenario, como viene siendo menester estos días, se fue poco a poco vaciando. Es muy complicado en este Primavera encontrar a alguien que haya visto un concierto entero, lo cual no debería ser necesariamente malo.

Robyn, estrella global

Justo después de Tempest llegó la sueca Robyn, quien tomó al asalto el escenario. Hasta hace unos años era más compositora que intérprete, más cerebro en la sombra que cuerpo bajo los focos. Pero su mutación en estrella global ha sido tan merecida como fulminante y emocionante. Robyn se parece a Tempest en que entiende una música que hace de otra forma totalmente contracultural. Del mismo modo que aquella lleva el hip hop a los clubes de lectura, Robyn arrastra la música de baile hasta las clases de semiótica y las terapias de pareja.

Con una expresión corporal fascinante y acompañada muy de cerca, mucho, de un bailarín negro, la sueca se zampó el escenario ahondando en ese paradigma del nuevo baile: más flexible que aeróbico. Las cortinas, los tonos azules y malvas y la forma de jugar con los silencios y el vacío, resultaron en un espectáculo notable, que llegó a su cénit con Dancing On My Own. Hoy sabes que va a tocarse algo grande, cuando se encienden los móviles entre el público. Y así fue. Escuchar a la gente perder la voz gritando sin sonido el primer estribillo del tema fue realmente emocionante. Incluso un festival tan físico como este Primavera requiere de momentos tan sentimentales como el que se vivió con aquella canción que bailaba sola en su habitación Lena Dunham en Girls y que es hoy, por derecho propio, himno generacional. (E).


Phoenix MediosViernes 31 mayo, 2019
15478791w.jpg

Barcelona.- “Ilusionada de volver a casa” se mostró este viernes Rosalía, que mañana actúa en el Primavera Sound de Barcelona, ciudad donde se crió musicalmente y que ahora la recibe encumbrada por la industria musical, que la ha llevado a lo más alto sin obligarla a perder su personalidad ni su sonido, ha asegurado.

La catalana más internacional del momento ofreció una rueda de prensa en la que muchos periodistas se han quedado fuera de la sala porque todos los medios de comunicación nacionales e internacionales presentes en el festival querían estar en la primera rueda de prensa de su gira europea, que mañana empieza en Barcelona.

Rosalía, que apareció con enormes plataformas y trabajadísimas uñas, como es habitual en ella, saludó uno por uno a los periodistas que tomaron la palabra, ya que a la mayoría los conocía de las primeras entrevistas, cuando todavía no era conocida.

Cuando uno de ellos le preguntó cómo se ve Barcelona desde las alturas, ahora que es una “reina de la música”, la cantante contestó: “Yo nunca me he ido, voy y vuelvo, ahora he estado fuera, de gira, pero aquí está mi centro, mi familia”.

Su centro quizás esté en Barcelona, pero su música está en el mundo entero y el vídeo de su última canción “Aute Cuture”, que se lanzó ayer jueves, se hizo viral en cuestión de minutos.

“Es una canción que empezamos a hacer en 2017 y que ahora hemos publicado, sin prisa. Es un ejemplo de que mi posición en la industria no ha hecho cambiar mi sonido ni mi forma de trabajar”, apuntó la artista.

Sobre esta canción añadióque las uñas excesivas que luce “son un símbolo de feminidad” que le gusta porque “son estéticas, pero también pueden ser un arma” y reflejan “la fuerza femenina”.

También señaló que la nueva canción “tiene que ver con la celebración, la fantasía y el humor”, algo que le apetecía especialmente ahora, después de “El Mal Querer”, un disco con un trasfondo duro.

Estas palabras han hecho pensar a los presentes que su próximo álbum quizás sea más festivo, pero ella aclaró que de momento simplemente ha entrado en el estudio “para disfrutar de la música”, pero todavía no sabe hacia dónde irán las ideas que tiene.

No es de extrañar que le cueste concentrarse en un nuevo disco porque el último año de Rosalía ha sido de infarto: “Han pasado tantas cosas que ni me lo creo -reconoció-. He trabajado mucho y no he tenido fines de semanas, pero a veces las cosas son así y me gusta mi trabajo, me lo paso muy bien”.

Todo este trabajo ha fructificado y ahora es un referente que muchas adolescentes imitan, algo de lo que Rosalía es consciente, pero hasta cierto punto.

“Ser demasiado consciente puede ser un peso excesivo. Quiero estar conectada con mi entorno y aportar, pero muchos artistas han aportado de manera casi inconsciente, siendo simplemente ellos mismos”, reflexionó.

En este sentido, Rosalía subrayó que se esfuerza por ser fiel a sí misma y “cuidar todos los detalles”, porque la música es “el centro” de su arte. “Todo lo que me apasiona lo vuelco en mi trabajo, también el cine”.

A este respecto, reconoció que en el vídeo de su última canción hay referencias a Tarantino y se mostró muy orgullosa de haber podido trabajar con Almodóvar en su última película.

También habló de otros artistas que admira, como Miley Cyrus, que está noche actúa en el Primavera Sound y a la que quiere conocer, y de Billie Eilish, con quien está trabajando en un tema conjunto y cuya compañía le hace sentirse “menos sola” porque “sabe lo que quiere y pone el alma”, igual que Rosalía.(EFE).


Phoenix MediosMartes 28 mayo, 2019
15466762w.jpg

Nueva York.- La canción “Con altura” de la cantante española Rosalía y el reguetonero colombiano J Balvin fue seleccionada por la revista estadounidense Time como una de las mejores en lo que va de 2019, gracias a su mezcla de dembow, hip-hop y flamenco.

La publicación destaca a la “camaleónica” Rosalía y su manejo de diferentes estilos, lo que le ha permitido desenvolverse bien en la canción de Balvin “que suena como el futuro de la música pop a escala global”.

Las otras nueve elegidas incluyen temas de Mark Ronson (“Late Night Feelings”), Lizzo (“Juice”), los Jonas Brothers (“Sucker”), la brasileña Anitta (“Rosa”) o una colaboración de Lil Nas X y el cantante de country Billy Ray Cyrus.

“Cuando era más joven me encantaba escuchar reguetón y hubiera sido totalmente natural haber hecho una canción como esta antes, pero no me gusta forzar las cosas”, explicó la artista en declaraciones recogidas por Sony Music cuando se lanzó el “single”.

En ellas, Rosalía califica este tema como “un ritmo pop barcelonés-estadounidense-latino”, que nació “hace unos meses en un estudio de Miami” a partir de un extracto de música dominicana sobre el que trabajaron Frank Dudes y El Guincho.

La cantante cerró a principios de mes su aclamado tour estadounidense de “El mal querer”, su último álbum, que la llevó a debutar en el reconocido festival de Coachella y también en ciudades como Nueva York, donde actuó dos noches.

Su gira europea arrancará en su Cataluña natal, con un primer concierto en 1 de junio en el festival Primavera Sound de Barcelona, uno de los principales atractivos de la cita, donde también le acompañará el rey del reguetón.

El último concierto de la gira está previsto que sea en el Gurtenfestival de Berna (Suiza) el 18 de julio, aunque antes pasará por Bilbao, París, Glastonbury (Reino Unido) o Madrid.(EFE).


Phoenix MediosLunes 27 mayo, 2019
15463842w.jpg

Barcelona.- El rey del reguetón J Balvin y la reina del neoflamenco Rosalía son los cabezas de cartel del Primavera Sound, un festival en el que las músicas urbanas, latinas y afroamericanas destronan este año al pop y rock ‘indie’ que ha dominado durante dos décadas, en “un paso adelante hacia el futuro”.

En una entrevista con Efe, Alberto Guijarro, codirector del marcrofestival, que se celebrará en el Parc del Fòrum de Barcelona del 30 de mayo al 1 de junio, defendió este “giro estilístico, en un año decisivo” en el que el Primavera “da voz a la música urbana” y apuesta por “un cambio generacional”.

“Cambio estilístico, nuevas generaciones y paridad de géneros va ligado”, añadió en referencia a un cartel en el que la presencia de mujeres es superior al 50%.

“Aumentar el número de mujeres de la programación es una apuesta decidida del festival, pero lo ha facilitado el cambio generacional, porque las nuevas generaciones son más igualitarias y en las músicas urbanas hay más mujeres que en el rock”, sostiene.

El viraje del Primavera tiene su reflejo más claro en el nuevo escenario por el que desfilarán 17 artistas seleccionados por el trapero Yung Beef.

Pero también es muestra de ello la presencia de Solange, James Blake, Kate Tempest, Maria José Llergo, Janelle Monáe, Princess Nokia, Future, FKA Twigs, Kali Uchis, Erykah Badu y el rapero Nas.

Aunque los clásicos del festival siguen teniendo su parcela y ahí estarán Suede, Interpol, Tame Impala, Primal Scream y Jarvis Cocker.

“El ADN del festival no se ha perdido -aseguró Guijarro-, porque los nombres históricos siguen estando en el cartel, junto a los representantes de la actualidad, como hemos hecho siempre. Hay que saber de dónde venimos y a dónde vamos”.

“La actualidad cambia y nuestras voluntad es reflejar cómo los tiempos evolucionan”, de ahí la importancia que da el festival a las músicas urbanas, “que son el nuevo ‘punk'”.

El cambio estilístico que el equipo de programadores del festival ha hecho tan evidente este año ha levantado ampollas entre el público ‘indie’ y las críticas han corrido en las redes desde que se dio a conocer en cartel, pero Guijarro está convencido de que “son pocos que hacen mucho ruido” y no tiene intención de prestarles atención.

“Son actitudes tribales fuera de lugar hoy en día. Las nuevas generaciones afrontan la música de una manera más desacomplejada”, señaló Guijarro, “sin estilos, sin manías, más ‘free'”, añade el vídeo promocional del Primavera.

El ritmo de venta de entradas del festival “desmiente que el público esté descontento con la programación”, aseguó el director, convencido de que este año “el sábado será de récord”.

Lo cierto es que en anteriores ediciones por estas fechas el Primavera ya había agotado alguno de los diferentes tipos de abono, pero este año todavía no ha pasado “porque se ha incrementado el aforo”, que permitirá acoger 64.500 personas por día en el Parc del Fòrum de Barcelona del 30 de mayo al 1 de junio.

Las cifras del festival son estratosféricas: 295 artistas procedentes de 40 países ofrecerán 331 actuaciones esta semana, en los cinco escenarios repartidos por la ciudad y los 17 del Parc del Fòrum.

“Crecemos año tras año pero no perdemos en comodidad, al contrario, el recinto principal del Fòrum es cada vez más cómodo para los espectadores”, según el director.

En consonancia con las cifras anteriores, el presupuesto también crece y en la presente edición ya roza los 15 millones de euros (más de 16 millones de dolares).

El Primavera “sigue fiel a su espíritu” y es “un activo muy importante para Barcelona y para la música en general”, concluyó.(EFE).


Phoenix MediosSábado 13 abril, 2019
15330107w.jpg

Indio (EE.UU.).- En Coachella, el santuario de la cultura hípster que señala lo que es “cool” o no, se graduó hoy con nota Rosalía, que dio un concierto incontestable y que llevó con éxito su excitante fusión de flamenco y sonido urbano hasta este festival en el desierto californiano.

Coachella, que tuvo hoy a otros destacados embajadores latinos como Los Tucanes de Tijuana o Mon Laferte, vivió algunos momentos insólitos que solo se explican por el fenómeno de la española y su creciente eco internacional.

Y es que cientos de personas vibraron hoy en Indio (California, EE.UU.) de la mano de una actuación con incontables homenajes al flamenco, muchas referencias a la cultura y la vida en el extrarradio urbano en España, una versión de “Te estoy amando locamente” de Las Grecas, y en el que hasta el público, no solo hispano, se animó a gritar “olé” y dar unas palmas.

Con chaqueta y pantalón de cuero rojo y un top negro, Rosalía se presentó sobre el escenario con la baza ganadora de “Pienso en tu mirá”, uno de los temas más conocidos de su alabadísimo disco “El mal querer” (2018).

Seis bailarinas, completamente vestidas de blanco, más cuatro coristas y su “hermano” El Guincho, al mando de la base instrumental, escoltaron a Rosalía en un concierto impecable tanto en lo musical como en su detalladísima apuesta visual.

Habría que revisar al milímetro los veinte años de historia del festival, pero es más que probable que hasta la llegada de Rosalía el flamenco no hubiera sonado jamás en Coachella, donde hoy se pudieron escuchar canciones como “Que no salga la luna” o “A ningún hombre”

“Quiero practicar mi inglés con vosotros. Vengo de Barcelona, que está muy muy lejos. Y significa mucho para mí estar aquí”, afirmó la cantante en el ecuador de un concierto de unos 50 minutos que tuvo lugar en uno de los escenarios medianos de Coachella.

No obstante, los momentos más vitoreados del concierto correspondieron a las canciones de Rosalía que más beben de ritmos urbanos, como “Liturgia” o “Brillo”.

La recta final se apuntó a las coreografías enérgicas y las bases potentes gracias a “Con altura”, que plantó la pica del reguetón en el centro mundial de la cultura alternativa y de aire snob.

Y para el remate reservó “Malamente”, recibida con gritos desde que sonaron sus primeros acordes y con la que Rosalía, que en las próximas semanas tiene conciertos en ciudades estadounidenses como Los Ángeles o Nueva York, se despidió del público por todo lo alto y con una enorme sonrisa: “‘All my love’, se os quiere”.

Rosalía, que actuó antes de cabezas de cartel de la jornada inaugural de Coachella como Childish Gambino o Janelle Monáe, no fue la única representante latina de un Coachella más hispano que nunca.

Leyendas de la música mexicana, Los Tucanes de Tijuana actuaron a primera hora de la tarde y demostraron que el género norteño, la cumbia o los corridos también se pueden colar entre un evento entregado a la música electrónica y el rap.

La banda liderada por Mario Quintero interpretó temas como “El baile del tucanazo” o “La chica sexy” con tanto éxito que hasta se quedaron sin tiempo: su segunda interpretación de “La chona” fue cortada, entre pitos de un público con gran presencia mexicana, por la organización del festival, que desconectó los amplificadores porque el grupo se había pasado del horario previsto.

Con un enfoque radicalmente diferente, la chilena Mon Laferte presumió de ardiente pasión latina en un concierto de aroma clásico, casi de club nocturno de cine negro, que apostó por ritmos como el mambo, la salsa o la cumbia.

Desgarradora en ocasiones y muy seducatora en otras, la cantante, rodeada por una orquesta de lujo con vientos incluidos, brilló con temas como “Mi buen amor”, “Celos” o “Tu falta de querer”.

La delegación latina también contó hoy con el “neoperreo” de la chilena Tomasa del Real y el rock entre ruidoso y melódico de las costarricenses Las Robertas.

El country-pop de Kacey Musgraves, que ganó el premio al álbum del año en los últimos Grammy, y el rap emergente y muy versátil de Tierra Whack o Anderson .Paak fueron hoy otras opciones destacadas de Coachella en la primera de sus tres jornadas de fiesta, que el sábado y el domingo incluirán actuaciones como las de J Balvin, Bad Bunny, Ariana Grande, Billie Eilish o Tame Impala.(EFE).


Phoenix MediosViernes 29 marzo, 2019
15280274w.jpg

Buenos Aires.- Rosalía comienza este viernes en Buenos Aires la primera gira mundial de su carrera para llevar a 14 países su aclamado trabajo “El Mal Querer” y afirmó que se da cuenta de que la gente “nota” que su música está hecha desde la “pasión por la música”, un día después de estrenar su sencillo “Con Altura”.

“Una cosa que no puede creerse es llegar aquí y sentir tanto respaldo, tanto cariño, tanto amor por la música que estoy haciendo, y darte cuenta que la gente se ha escuchado ‘El Mal Querer’ me hace mucha ilusión”, dijo Rosalía en una rueda de prensa en la capital argentina.

La española actúa esta noche en la edición argentina del festival de música Lollapalooza, lugar en el que revelará su nuevo espectáculo después de publicar su segundo disco en noviembre de 2018 y cosechar críticas positivas de medios especializados de todo el mundo que colocaron el suyo entre los mejores álbumes del año.

Al concierto argentino le seguirán casi cuatro meses de gira por América del Sur, América del Norte y Europa, en países como Chile, México, Estados Unidos, Reino Unido y Francia, además de su natal España.

Sus dos conciertos en Nueva York agotaron las entradas en cuestión de horas y está programada para algunos de los mayores festivales del mundo, como el Coachella estadounidense, el Primavera Sound de Barcelona y el propio Lollapalooza.

“Al final no importa en la música que tú hagas el lenguaje que estés usando, lo importante es la forma en la que tú entiendes la música”, recalcó sobre su explosión internacional, siempre con canciones en español.

Rosalía consideró que “la gente puede notar donde sea” que sus temas están compuestos desde la pasión.

La intérprete de 25 años explicó los detalles del espectáculo que llevará por medio planeta y confesó que “nunca había tenido tantas ganas” de subirse a un escenario.

Confirmó que tocará “canciones inéditas”, que la estructura del concierto será diferente a la que empezó a enseñar en España el pasado año y que habrá coreografías y visuales nuevos.

“Nunca he trabajado tan duro en mi vida como por este espectáculo. El esfuerzo y la dedicación que le he puesto para tirarlo adelante es extremo y estoy muy orgullosa”, sostuvo la cantante de música urbana con raíces flamencas.

Rosalía fue el centro de una polémica en España la semana pasada, cuando el alcalde de Valladolid publicó en Twitter que un agente de la cantante le dijo que su caché para que tocase en las fiestas de la ciudad comenzaba en 500.000 euros, algo que ella negó.

“Se ha querido dar una visibilidad a eso y me parece que está un poco fuera de lugar la dimensión que se le ha dado a un tema de cachés”, indicó Rosalía, quien desmintió de nuevo que cobre medio millón de euros por actuación y que no está en esas cifras “ni por asomo”.

Sus próximos recitales tendrán, desde esta noche, una incorporación de última hora: el nuevo sencillo que lanzó ayer junto al colombiano J Balvin y el canario El Guincho, “Con Altura”, una incursión en el mundo del reguetón “más clásico”.

A la rueda de prensa en Argentina tuvo acceso una multitud de fans que, antes de que apareciera, corearon de memoria “Con Altura” menos de 24 horas después de que se publicara.

Una de ellas le entregó además un pañuelo verde, símbolo de la campaña proaborto en Argentina, y se lo anudó, justo cuando este tema forma parte de la campaña electoral en España.

La autora de “Malamente” aparcó los ritmos flamencos para adentrarse en un “homenaje al reguetón más clásico” que descubrió en la feria de su pueblo cuando tenía doce años.

De los coches de choque al estudio de grabación, sin el “estigma” que durante mucho tiempo sufrió el género, según ella.

“No se puede tener prejuicio con la música porque hoy en día el reguetón es el pop a nivel global, en ese sentido para mí es algo natural”, analizó Rosalía.

La catalana contó que la colaboración nació en Miami, con un sample sacado de un programa de televisión dominicano al que siguió un cruce de mensajes de WhatsApp entre ella y J Balvin.

Confirmó asimismo que se trata tan solo de un sencillo y no de un nuevo rumbo en su estilo: “se tiene que recibir como es, una canción”.

‘La Rosalía’, como se autodenomina en sus videoclips, nombró a Héctor y Tito como referentes dentro del estilo caribeño.

Al tiempo, insistió en que lo que ella quiere es “hacer discos hasta que envejezca”, momento en el que nombró a inspiraciones como la estadounidense Patti Smith y el brasileño Caetano Veloso.

Precisamente con Veloso comparte cartel en el Lollapalooza de Buenos Aires, aunque el veterano cantautor toca el domingo.

Nerviosa, confesó: “sé que está aquí, ojalá lo conozca”.(EFE).



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Newsletter

Scroll Up