viernes 30 octubre 2020
Phoenix Mediossábado 8 agosto, 2020
adelgazar-durmiendo-810x538-1.jpg

¿Adelgazar durmiendo? Es posible de forma moderada si atiendes a una serie de sencillos trucos recomendados por expertos. Te contamos hasta cinco claves para perder peso y adelgazar mientras duermes.

Si estás intentando adelgazar y perder peso de forma saludable, deberías tener en cuenta ciertas medidas que puedes adoptar mientras duermes, de sencilla aplicación y que, convertidas en un hábito rutinario, pueden suponer un importante apoyo a una dieta equilibrada y a la práctica regular de deportes como el natación, el tai chi, caminar o el yoga.

El conocimiento es poder: al igual que especias como la canela o el jengibre pueden ayudarte a quemar grasas y adelgazar, un puñado de circunstancias y rutinas determinadas para dormir pueden contribuir a que pierdas peso. Eso sí, deberás introducirlas en tu rutina en lugar de ponerlas en práctica de manera aislada. ¡Te contamos cuáles son!

5 claves para adelgazar durmiendo

  • Proteínas antes de dormir: Por si te asalta el hambre en plena noche o justo antes de dormir, los batidos o los alimentos ricos en proteína son una opción. Al respecto, investigadores de la Universidad Estatal de Florida descubrieron que aquellas personas que consumieron 30 gramos de proteína antes de acostarse experimentaron un mayor gasto de energía en reposo a la mañana siguiente en comparación con los que no comieron nada antes de acostarse. Una ventaja adicional es que la proteína también puede ayudar a reparar los músculos durante la noche. Mientras más masa muscular tenga, más calorías quemarás en reposo.
  • Duerme en completa oscuridad: Huye de la luz tanto natural como artificial, cierra las persianas y descansa en una habitación seca, limpia y ordenada. Cuando estás en completa oscuridad, tu cuerpo produce la hormona melatonina, que no solo te hace sentir somnoliento, sino que puede ayudar a quemar calorías, según un estudio publicado en el Journal of Pineal Research. Respetar tus ritmos circadianos es fundamental para cuidar tu salud en general y prevenir enfermedades.
  • Baja el termostato: Tal y como te explicábamos a fondo en este artículo, dormir en una habitación más fría de lo habitual puede ayudarte a conciliar el sueño más rápido, adelgazar y perder peso y reducir la incidencia de toda clase de enfermedades. Concretamente, la temperatura ideal debería situarse entre los 15 y los 19 grados. No se recomienda dormir a más de 23 grados ni por debajo de los 12. Esta información apareció en un artículo firmado por el doctor Christopher Winter, director médico de Charlottesville Neurology & Sleep Medicine.
  • Adiós a electrodomésticos y dispositivos tecnológicos: Antes de prepararte para ir a la cama, apaga todos los electrodomésticos. Investigadores de la Universidad de Manchester descubrieron que la luz azul de onda corta, emitida por tabletas y teléfonos inteligentes, interrumpe la producción de melatonina en el cuerpo y, como resultado, podría perjudicar y enlentecer tu metabolismo. Por ello, no te acuestes con tu smartphone y despídete de la televisión y del ordenador o la tablet un par de horas antes de acostarte. Por otra parte, investigadores de Singapur relacionaron la exposición prolongada a la televisión con niveles más altos de triglicéridos y una menor adiponectina, una proteína involucrada en la regulación de los niveles de glucosa y la descomposición de los ácidos grasos.
  • Duerme las horas suficientes: Lo ideal es que descanses entre siete y ocho horas cada noche para alcanzar un descanso saludable. Un estudio del American Journal of Clinical Nutrition encontró que el gasto de energía en reposo de las personas bien descansadas era un 5% más alto que el de sus compañeros cansados. También quemaron un 20 por ciento más de calorías después de comer que los que dormían menos horas. Investigaciones relacionadas también determinaron que la falta de sueño hace que las células grasas sean menos sensibles a la insulina, un cambio metabólico que se relaciona con la obesidad.

(Reader´s Digest).


Phoenix Mediossábado 28 septiembre, 2019
adelgazar-durmiendo-810x538.jpg

¿Adelgazar durmiendo? Es posible de forma moderada si atiendes a una serie de sencillos trucos recomendados por expertos. Te contamos hasta cinco claves para perder peso y adelgazar mientras duermes.

Si estás intentando adelgazar y perder peso de forma saludable, deberías tener en cuenta ciertas medidas que puedes adoptar mientras duermes, de sencilla aplicación y que, convertidas en un hábito rutinario, pueden suponer un importante apoyo a una dieta equilibrada y a la práctica regular de deportes como el natación, el tai chi, caminar o el yoga.

El conocimiento es poder: al igual que especias como la canela o el jengibre pueden ayudarte a quemar grasas y adelgazar, un puñado de circunstancias y rutinas determinadas para dormir pueden contribuir a que pierdas peso. Eso sí, deberás introducirlas en tu rutina en lugar de ponerlas en práctica de manera aislada. ¡Te contamos cuáles son!

5 claves para adelgazar durmiendo

  • Proteínas antes de dormir: Por si te asalta el hambre en plena noche o justo antes de dormir, los batidos o los alimentos ricos en proteína son una opción. Al respecto, investigadores de la Universidad Estatal de Florida descubrieron que aquellas personas que consumieron 30 gramos de proteína antes de acostarse experimentaron un mayor gasto de energía en reposo a la mañana siguiente en comparación con los que no comieron nada antes de acostarse. Una ventaja adicional es que la proteína también puede ayudar a reparar los músculos durante la noche. Mientras más masa muscular tenga, más calorías quemarás en reposo.
  • Duerme en completa oscuridad: Huye de la luz tanto natural como artificial, cierra las persianas y descansa en una habitación seca, limpia y ordenada. Cuando estás en completa oscuridad, tu cuerpo produce la hormona melatonina, que no solo te hace sentir somnoliento, sino que puede ayudar a quemar calorías, según un estudio publicado en el Journal of Pineal Research. Respetar tus ritmos circadianos es fundamental para cuidar tu salud en general y prevenir enfermedades.
  • Baja el termostato: Tal y como te explicábamos a fondo en este artículo, dormir en una habitación más fría de lo habitual puede ayudarte a conciliar el sueño más rápido, adelgazar y perder peso y reducir la incidencia de toda clase de enfermedades. Concretamente, la temperatura ideal debería situarse entre los 15 y los 19 grados. No se recomienda dormir a más de 23 grados ni por debajo de los 12. Esta información apareció en un artículo firmado por el doctor Christopher Winter, director médico de Charlottesville Neurology & Sleep Medicine.
  • Adiós a electrodomésticos y dispositivos tecnológicos: Antes de prepararte para ir a la cama, apaga todos los electrodomésticos. Investigadores de la Universidad de Manchester descubrieron que la luz azul de onda corta, emitida por tabletas y teléfonos inteligentes, interrumpe la producción de melatonina en el cuerpo y, como resultado, podría perjudicar y enlentecer tu metabolismo. Por ello, no te acuestes con tu smartphone y despídete de la televisión y del ordenador o la tablet un par de horas antes de acostarte. Por otra parte, investigadores de Singapur relacionaron la exposición prolongada a la televisión con niveles más altos de triglicéridos y una menor adiponectina, una proteína involucrada en la regulación de los niveles de glucosa y la descomposición de los ácidos grasos.
  • Duerme las horas suficientes: Lo ideal es que descanses entre siete y ocho horas cada noche para alcanzar un descanso saludable. Un estudio del American Journal of Clinical Nutrition encontró que el gasto de energía en reposo de las personas bien descansadas era un 5% más alto que el de sus compañeros cansados. También quemaron un 20 por ciento más de calorías después de comer que los que dormían menos horas. Investigaciones relacionadas también determinaron que la falta de sueño hace que las células grasas sean menos sensibles a la insulina, un cambio metabólico que se relaciona con la obesidad.(TB).

Phoenix Mediossábado 23 marzo, 2019
taichicerebro-m.jpg

Un estudio de investigadores de la Universidad de Florida, en Estados Unidos, y de la Universidad de Fudan de Shangai, en China, ha determinado que existe una relación directa entre practicar Tai Chi y los beneficios para el cerebro.

El estudio se realizó durante 8 meses, con voluntarios de entre 60 y 70 años en fases muy primarias de alzhéimer. Un grupo de estos voluntarios practicaban Tai Chi y otros no. Al término de la investigación, los que que no hicieron Tai Chi presentaron una merma habitual de su cerebro (medida incluso en volumen) fruto del envejecimiento y del deterioro cognitivo de esta enfermedad. Sin embargo, los que sí hacían Tai Chi no redujeron su volumen cerebral, incluso lo aumentaron, y demostraron en los test mejores índices de memoria y razonamiento.

Según los investigadores, existe una causa ya sabida de que el Tai Chi puede producir un efecto tan positivo en los pacientes, y es que entraña un tipo de ejercicio aeróbico que ya se había demostrado que es capaz de revitalizar nuestra mente. Sin embargo, cuando se pone el foco en el Tai Chi, de forma concreta, se descubre que los beneficios son mayores que con cualquier otro tipo de ejercicio físico aeróbico.

Esta investigación no puede asegurarlo, pero los científicos creen que al unir el ejercicio aeróbico y elejercicio mental que se le presupone a esta disciplina podemos estar aprovechando de forma muy especial los efectos beneficiosos de este arte marcial.

 

Ejercitarte siempre es positivo

En palabras de los científicos que han realizado este estudio, las personas que realizan ejercicio físico siempre obtienen un doble beneficio, pues por un lado es una fuente de salud física, pero también el deporte hace que movamos nuestro cuerpo, que trabajemos nuestra posición espacial y que seamos más ‘sociables’ a la hora comportarnos físicamente, y eso siempre es positivo a nivel mental.

Practica Tai Chi para hacer crecer tu cerebro (y te protege del alzheimer)

 

Según James Mortimer, epidemiólogo de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Florida, es erróneo pensar que tenemos menos riesgo de padecer alzhéimer cuando más activa tenemos la mente, pues intelectuales, científicos y mandatarios han desarrollado esta enfermedad sin que su actividad mental anterior haya podido frenarla. Sin embargo, el número de deportistas que desarrollan esta enfermedad es significativamente inferior. Es el ejercicio físico el que puede disminuir el riesgo de padecer alzhéimer y cuando este está relacionado con ejercicios de meditación podemos aprovechar aún más sus efectos positivos sobre el cerebro.

 

Nunca es tarde

Los investigadores han puesto el foco también en que no solo es positivo haber realizado ejercicio físico a lo largo de nuestra vida, y concretamente Tai Chi, sino que aunque no se haya hecho con anterioridad, los beneficios son instantáneos también, partiendo de cero, aun cuando quien los realiza está en una fase muy primaria del alzhéimer.

De hecho, el equipo de investigadores consideran que si hemos hecho Tai Chi hace años y ahora hemos abandonado esta disciplina y cualquier otra que nos haga realizar deporte como mínimo tres días a la semana, la probabilidad de vernos afectados por el alzhéimer son como las de cualquier otra persona. En este caso de nada sirve lo cosechado anteriormente, debe ser un trabajo activo, pues cuando dejamos de hacerlo, perdemos esa cobertura. (H).



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Contact us
Scroll Up