Domingo 15 diciembre 2019
Phoenix MediosDomingo 15 diciembre, 2019
16062460w.jpg

Londres(EFE).- El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, pidió este domingo disculpas a su electorado por el “duro golpe” que han supuesto los malos resultados logrados en las elecciones del pasado jueves, en que la formación perdió 59 escaños, que en gran medida fueron a parar a los conservadores.

Tras obtener 203 escaños, la cifra más baja desde 1935, Corbyn anunció su decisión de dimitir el próximo año, después de que se abra “un periodo de reflexión” y se convoque un congreso para elegir a la persona que le sucederá, entre enormes críticas desde sus propias filas.

El líder socialdemócrata se disculpó este domingo en una carta abierta, publicada por los periódicos Sunday Mirror y The Observer, en la que lamentó que el partido “se quedará corto” en su aspiración de llegar al gobierno y dijo asumir su “responsabilidad”.

“No haré ningún comentario al respecto. El resultado fue un duro golpe para todos los que tan desesperadamente necesitan un cambio real en nuestro país”, afirmó.

“APRENDEREMOS LAS LECCIONES DE LA DERROTA”

Corbyn se mostró dispuesto a recuperar la confianza de los votantes laboristas que en tradicionales bastiones de la formación como el norte de Inglaterra y la región de Gales les dieron la espalda en favor de la formación conservadora de Boris Johnson, debido al deseo de ver materializada la salida de la Unión Europea.

“Aprenderemos las lecciones de esta derrota, sobre todo escuchando a los votantes laboristas de toda la vida que hemos perdido en las comunidades de clase trabajadora”, dijo.

Hasta 24 circunscripciones tradicionalmente laboristas conocidas se decantaron por los “tories” por primera vez en casi un siglo.

Sin embargo, el líder laborista insistió en que las políticas de su programa electoral fueron recibidas de forma positiva y contribuyeron a establecer “los términos del debate” durante la campaña electoral, que finalmente demostró que el “brexit” era la cuestión fundamental para la mayoría de electores.

DEBATE: CORRIENTE DE CORBYN O MAS CENTRISMO

“No hay duda de que nuestras políticas son populares, desde la propiedad pública del ferrocarril y los servicios públicos clave hasta un programa masivo de construcción de viviendas y un aumento salarial para millones. La pregunta es ¿cómo podemos tener éxito en el futuro donde no lo tuvimos esta vez?”, indicó.

Ante la holgada mayoría del Partido Conservador, que consiguió 365 escaños, los laboristas se ven obligados ahora a repensar su estrategia como primer partido de la oposición y elegir a un nuevo líder que pueda unir a las diferentes facciones de la formación, ampliamente divididas acerca de su postura sobre el “brexit”.

El debate ahora se centra en determinar si la persona que suceda a Corbyn debe surgir de su misma corriente, que defiende una participación mayoritaria del Estado en compañías de transporte o suministros básicos, o tratarse de alguien partidario de políticas más centristas que permitan recuperar al electorado más moderado.


Phoenix MediosJueves 7 noviembre, 2019
15944432w.jpg

Londres (EFE).- El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, apelará este jueves al voto de los escoceses mientras los portavoces de Economía de su partido y el Laborista presentan sus propuestas para ganar las elecciones el próximo 12 de diciembre.

Según se ha adelantado, el jefe del Gobierno tratará de aumentar los 13 escaños que los “tories” (conservadores) obtuvieron en 2017 en Escocia con el argumento de que solo un voto por su formación logrará que se cumpla el “brexit” o salida británica de la Unión Europea (UE) y evitará que se convoque un nuevo referéndum de independencia en la nación histórica.

Johnson cree que, de ganar las elecciones, el laborismo de Jeremy Corbyn “bailaría al ritmo” del independentista Partido Nacionalista Escocés (SNP), cuya líder, Nicola Sturgeon, ha dicho que si saca un buen número de escaños en el Parlamento británico, donde ahora son la tercera fuerza con 35, pedirá otro plebiscito.

El líder “tory”, que ayer inauguró oficialmente su campaña con un acto en Birmingham (centro de Inglaterra), se desplazará hoy también al noreste inglés y a la provincia británica de Irlanda del Norte.

Simultáneamente, el ministro de Economía, el conservador Sajid Javid, defenderá en Manchester (noroeste) que su partido es el único capaz de mantener el crecimiento y la disciplina fiscal y acusará a los laboristas de proponer “una economía de fantasía”, según los extractos de su discurso.

Su rival laborista, John McDonnell, prometerá en la cercana ciudad de Liverpool “un cambio irreversible” en cómo se distribuye la riqueza en el Reino Unido, a favor del trabajador, y un programa de inversiones públicas “en una escala sin precedentes”.

El proyecto socialista de Corbyn, que hoy desvelará el autobús publicitario de su campaña, se ha visto reforzado por la inesperada dimisión anoche del líder adjunto, Tom Watson, representante del ala derecha del partido y que no concurrirá a estas elecciones “por motivos personales”.

Por otra parte, los Liberal Demócratas, el Partido Verde y los nacionalistas galeses de Plaid Cymru, unidos por su oposición a la salida británica de la UE, anunciarán este jueves un pacto de no agresión en estos comicios a fin de no hacerse la competencia en determinadas circunscripciones.


Phoenix MediosSábado 7 septiembre, 2019
15748178w.jpg

Londres (EFE).- La ministra británica de Trabajo y Pensiones, Amber Rudd, presentó este sábado su dimisión, descontenta con la expulsión de compañeros de fila dispuesta por el Gobierno de Boris Johnson a raíz de la crisis del “brexit”.

“No puedo quedarme a un lado mientras conservadores buenos, leales y moderados son expulsados”, tuiteó Rudd, al referirse a los 21 diputados “tories” retirados del grupo parlamentario por haber apoyado el veto a una salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) sin acuerdo el próximo 31 de octubre.

El Gobierno de Johnson está sumido en una profunda crisis desde que decidió el pasado agosto suspender las sesiones parlamentarias a partir de mediados de la próxima semana, lo que ha enfurecido a una parte de los conservadores y a los partidos de la oposición.

Rudd, que es proeuropea, dijo que ha hablado con Johnson para explicarle sus razones y que sigue “comprometida” con los valores conservadores de su formación que le llevaron a entrar en política.

En su carta de dimisión remitida al “premier” y hecha pública, la ahora exministra admitió que no creía que “el principal objetivo” del Gobierno sea salir del bloque europeo con un acuerdo.

“El Gobierno está dedicando mucha energía en preparar (una salida) sin acuerdo, pero no he visto el mismo nivel de intensidad en nuestras conversaciones con la UE, que nos ha pedido que presentemos arreglos alternativos a la salvaguarda irlandesa”, añadió la ahora extitular de Trabajo.

Esa garantía está pensada para evitar una frontera fija entre las dos Irlandas -para no perjudicar el proceso de paz en la provincia de Irlanda del Norte- hasta que Londres y Bruselas lleguen a un acuerdo sobre la futura relación comercial.

“Esta matanza miope de mis colegas ha despojado al partido de diputados conservadores tolerantes y dedicados. No puedo apoyar este acto de vandalismo político, insistió.

Tras conocerse la noticia, el exministro de Justicia David Gauke calificó en un tuit de “valiente” la decisión de Rudd y resaltó que seguramente “no ha sido fácil” para ella salir del Gobierno.

Por su parte, el líder del Partido del Brexit, el antiinmigración Nigel Farage, se preguntó en un tuit por qué el primer ministro ha otorgado puestos ministeriales a proeuropeos.

La oposición y 21 diputados “tories” se hicieron esta semana con el control de la agenda parlamentaria, reservada al Ejecutivo, y consiguieron tramitar una ley que veta un “divorcio” duro de la UE.

Esa pieza legislativa establece que el primer ministro tiene hasta el 19 de octubre para aprobar en el Parlamento un eventual acuerdo con la UE, de lo contrario deberá pedir a la UE un retraso del “brexit” de tres meses -hasta el 31 de enero de 2020-.

La oposición también ha vetado a Johnson la posibilidad de convocar elecciones anticipadas el próximo 15 de octubre al rechazarlas el miércoles en la Cámara de los Comunes.

Al ser un adelanto electoral -los comicios están previstos para 2022-, Johnson necesita el apoyo de dos tercios de la cámara baja.

El jefe del Gobierno ha dejado claro que preferiría estar “muerto en una zanja” antes que pedir un retraso del “brexit”.

Johnson, que llegó al poder el pasado julio tras la dimisión de Theresa May, expulsó de su partido, como medida de castigo, a los 21 diputados conservadores que se unieron a la oposición.

Entre los expulsados hay figuras destacadas del partido, entre ellas el veterano diputado Kenneth Clark, considerado “el padre de la cámara” de los Comunes, y Nicholas Soames, nieto del ex primer ministro Winston Churchil y con más de 25 años de servicio público.


Phoenix MediosMiércoles 22 mayo, 2019
15450231w.jpg

Londres.- La primera ministra británica Theresa May, confirmó este miércoles su intención de volver a someter a votación su plan de “brexit” mientras se intensifican las maniobras de los conservadores para echarla del cargo.

May presentó en la Cámara de los Comunes su última y compleja propuesta para salvar el acuerdo de salida de la Unión Europea (UE) negociado en 2018 con Bruselas, que fue recibida con hostilidad por la mayoría de diputados de todos los partidos.

En un indicio de su creciente aislamiento, estuvieron ausentes durante su intervención varios ministros y parlamentarios “tories”, que en las últimas horas han incrementado además sus peticiones para que dimita.

El diario londinense “Evening Standard”, dirigido por el ex ministro conservador George Osborne y lectura obligada para la clase política, ha informado de que un grupo de ministros se plantea pedir a su jefa que deje el liderazgo del Gobierno y del partido ante la improbabilidad de que prospere su estrategia de “brexit”.

Por su parte, el grupo parlamentario conservador se reunirá una vez más para analizar si cambia la normativa interna para forzar la salida de May, que ya superó una moción de confianza de sus colegas en diciembre, lo que la protege de ser desafiada durante doce meses.

Preguntado por si la dirigente podría dimitir tras conocerse el lunes los resultados de las elecciones europeas, en las que se augura una sonada derrota del partido gobernante, un portavoz oficial aseguró que ella sigue “comprometida” con sacar al país de la UE.

En este contexto de desgaste y tensión, la primera ministra anunció este mediodía en el Parlamento que el viernes publicará el proyecto de ley sobre el acuerdo de retirada de la UE, para que los diputados “tengan tiempo de estudiarlo” antes de que sea votado a principios de junio.

May pidió a la cámara que apoye la tramitación de esta legislación, que podrá enmendar a su gusto, para garantizar la salida del bloque antes del receso veraniego, después de que el tratado negociado con Bruselas fuera rechazado ya en tres ocasiones previas.

El proyecto de ley debía en principio votarse una vez los Comunes ratificaran el pacto negociado con los Veintisiete, pero, como esto no ha sucedido, la jefa del Gobierno ha decidido impulsar la legislación como otra vía para secundar el tratado.

La líder “tory” reiteró las diez promesas que ya hizo el martes a los diputados a cambio de que aprueben el texto, entre ellas votar eventualmente sobre si se celebra un segundo referéndum.

Sin embargo, tanto la oposición laborista como buena parte de los conservadores han adelantado que votarán en contra del proyecto legislativo en la primera fase de su trámite parlamentario.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, incidió este miércoles en que el bautizado por May como “nuevo plan de ‘brexit” no es más que “una versión reempaquetada” del anterior y lamentó que el Gobierno “no ha modificado su postura”.

May no precisó en su comparecencia en qué fecha será la primera votación del proyecto de ley -que daría paso a la presentación de enmiendas al mismo- y se limitó a señalar que será después del receso parlamentario previsto del 27 de mayo al 2 de junio.

Previamente, el Gobierno indicó que la ley se votaría en la semana del 3 de junio, que coincide con una visita de Estado al Reino Unido del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Si los diputados aprobaran el texto, May se ha comprometido a someter entonces a votación la posibilidad de convocar un nuevo plebiscito -tras el que dio la victoria al “brexit” en 2016-, en el que los británicos confirmarían o rechazarían los términos finales del divorcio.

Además, garantizaría una unión aduanera temporal con el bloque, la protección de los derechos laborales y del medio ambiente y nuevas disposiciones para salvaguardar la frontera en la isla de Irlanda.(EFE).



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Newsletter

Scroll Up