Domingo 20 octubre 2019
Phoenix MediosMartes 3 septiembre, 2019
c4177e83a2ba310fe5908381b524c6c9.jpeg

“Untouchable”, el documental que denuncia el silencio cómplice que permitió a Harvey Weinstein actuar con total impunidad durante décadas en Hollywood, traza un retrato sobrio y serio del “monstruo” con testimonios de testigos, como Rosanna Arquette y otras víctimas pisoteadas por el productor, que hablan por primera vez a cámara.

Dirigido por Ursula Macfarlane y producido para la BBC por el ganador de un Óscar Simon Chinn (“Searching for Sugar Man”), Jonathan Chinn y Poppy Dixon, el documental, recién estrenado en la plataforma Hulu, es la historia del ascenso y caída del magnate contado por sus víctimas, tanto directas como aquellas que se vieron afectadas por su comportamiento.

Entre las primeras, tres de sus secretarias personales que se despidieron por no soportarlo, la primera de ellas, asistente de su hermano Bob, Kathy Declesis, que se fue advirtiendo: “Harvey es un cerdo”.

Pero también hay rostros muy conocidos, como las actrices Rosanna Arquette y Paz de la Huerta, o la no tan conocida (ahora sabemos por qué) Erika Rosembaum, que presta al comienzo algunas de las frases más demoledoras, también esclarecedoras. “Él era enorme -dice entre lágrimas-, yo pesaba 45 kilos”.

Rosembaum cuenta que había oído rumores “de que algunas mujeres pasaban por cosas así para lograr papeles” pero ella pensó que “era suficiente con decir ‘no'”.

El documental muestra que, ya desde pequeño, Harvey apuntaba maneras dictatoriales, si no mafiosas, en comunión con su hermano Bob; estaba acomplejado por su físico, se sabía feo y gordo; nunca llevó una vida ‘normal’, no tenía amigos ni era capaz de disfrutar de un partido de béisbol y era un adicto al trabajo.

De hecho, “soy el puto sheriff de este puto pueblo” es su frase más famosa y la única que trascendió por puro azar, porque cada vez que algo empañaba su imagen de triunfador las pruebas desaparecían misteriosamente y ningún medio de comunicación las publicaba.

El modus operandi del multimillonario para tapar su comportamiento con las mujeres era siempre poner precio al silencio, pero también -lo comentan algunos de sus altos cargos en Miramax- cuando la obsesión fue a más, recurrió a investigadores para desprestigiar a las víctimas. No a cualquier empresa. Contrató a Black Cube, una agencia privada de espías que servía al Mosad.

Chinn aporta en las notas de producción de la cinta otro dato curioso: hicieron una lista con más de 600 nombres que gente que conocía bien la historia y contactaron con casi 400; 128 de ellas estaban dispuestas a hablar, aunque muchas sin aparecer. Al final, fueron 29 las personas entrevistadas ante la cámara durante los nueve meses que duró el rodaje.

“Esta historia era algo personal para casi todos con quienes hablé sobre ella”, afirma.

Además de mujeres de las que abusó, hay testimonios de antiguos colegas que hablan porque se sienten culpables y se arrepienten de no haber hecho nada para detenerlo. Además de la narración a cámara de Lauren O’Connor, la joven empleada de The Weinstein Company cuyo memorandum interno se filtró al The New York Times y, en octubre de 2017, desencadenó la publicación que terminó derrocando a Weinstein.

Estas entrevistas son la clave de la solidez del documental: desde su infancia, hasta su procesamiento, el espectador se hace perfectamente a la idea de quién y cómo era Weinstein.

“Si eres Harvey y eres un chico gordo de Queens y de repente tienes poder, lo que imaginas no es charlar con esas mujeres, simplemente tendrías sexo con ellas”, afirma Ken Auletta, escritor y periodista del The New Yorker que publicó uno de los perfiles más profundos de Weinstein: “Él solía aprovecharse de los sueños de las mujeres y tenía el poder para hacerlo”, resume.

“Depredador patológico”, Weinstein también es definido como “brillante”, “divertido”, “emocionante” y “extraordinario”, y “único” en su trabajo: obsesionado con los Óscar, cientos de actores, directores y actrices aparecen fotografiados con él en imágenes que se han difundido en treinta años de ascenso imparable.

Hace solo unos días Weinsten volvió a declararse “no culpable” ante el juez, quien decidió aplazar el proceso al 6 de enero de 2020 ante la aparición de nuevas acusaciones.

La directora aclara que nunca fue su idea seguir los entresijos del drama legal, que quedaba fuera de su alcance, sino centrarse en la historia de 2017 para “tratar de aportar claridad sobre cómo se ha llegado a este punto y hacer las preguntas más importantes sobre el caso antes de que estallara el escándalo”. (Efe).


Phoenix MediosJueves 11 julio, 2019
15596727w.jpg

El productor de cine Harvey Weinstein volvió a dejarse ver este jueves por la mañana en un tribunal de Nueva York para confirmar un nuevo cambio de defensa apenas dos meses antes de que se celebre el juicio en el que está acusado de varios delitos sexuales, el próximo 9 de septiembre.

Weinstein, de 67 años, acudió a comparecer ante el juez James Burke sobre el que será su tercer equipo legal en torno a las 9.30 hora local (13.30 GMT), vestido con un traje y corbata oscuros y cojeando visiblemente mientras caminaba rodeado de agentes de policía, aunque sin las manos esposadas.

Tras desligarse el pasado enero del letrado Ben Brafman, que lo asistió desde su arresto en mayo de 2018, Weinstein contrató a un “dream team” (equipo de ensueño) que incluía a Ronald Sullivan y Jose Baez, conocidos por casos de alto perfil en EE.UU., pero también ellos han acabado desvinculándose de él.

Sullivan, que trabajaba en la Universidad de Harvard, dejó su puesto de defensor por las protestas que generó en esa institución su aceptación para representar a Weinstein, mientras que Baez pidió al juez el mes pasado que lo liberara del caso debido a la mala comunicación con su cliente.

En una carta dirigida a Burke, juez de la Corte Suprema, Baez alegó que el productor solo se comunicaba con él a través de otros letrados y que había amenazado con denunciar a su bufete, por lo que este jueves estuvo presente para hacer oficial su retirada.

Ahora Weinstein cuenta con los abogados Damon Cheronis y Donna Rotunno, que han prometido al magistrado que no intentarán demorar más el juicio, programado inicialmente para el 3 de junio y retrasado a septiembre, según informó el medio especializado Deadline.

También conforman la defensa del productor los abogados Marianne Bertuna y Arthur Aidala, que ha trabajado con el rapero 50 Cent o con el fundador de Fox News, Roger Ailes, entre otros clientes de alto perfil.

En este proceso, el productor se enfrenta a los cargos presentados por dos mujeres, una que lo acusa de haberla violado en un hotel de Manhattan en 2013 y otra que asegura que Weinstein le forzó a dejarse hacer sexo oral en su casa en 2006, acusaciones de las que se ha declarado inocente. (Efe).


Phoenix MediosJueves 1 noviembre, 2018
14787778w.jpg

Una modelo polaca se sumó en las últimas horas a una demanda colectiva contra el exproductor de Hollywood Harvey Weinstein bajo alegaciones de agresión y acoso sexual que se remontan a 2002, cuando ella tenía 16 años.

De acuerdo al portal de espectáculos Page Six, la también aspirante a actriz, cuya identidad no se conoce, es la décima mujer que se suma a una demanda por agresión, lesiones y extorsión contra Weinstein, The Weinstein Company y el estudio de cine Miramax.

Se trata de una enmienda a la demanda colectiva interpuesta en junio por tres mujeres en un tribunal federal de Manhattan, y recoge que la joven y Weinstein habían acordado un almuerzo de negocios pero el productor la llevó a su apartamento y la presionó para mantener relaciones sexuales.

Weinstein, que había conocido a la modelo tres días antes y sabía que tenía 16 años, “no perdió tiempo en pedirle sexo agresiva y amenazantemente”, cita Page Six, que agrega que la sujetó a la fuerza para que le masajeara el pene y ante su negativa a acceder a las relaciones finalmente la dejó ir.

Los documentos legales indican que Weinstein la acosó sexualmente durante los siguientes diez años bajo el argumento de que si quería lograr una carrera en el cine debía ceder a sus demandas, pero ante su resistencia “se aseguró de que nunca recibiera trabajo”.

El exproductor, de 66 años y acusado por varias decenas de mujeres desde que en octubre del año pasado saliera a la luz su supuesta mala conducta sexual, le dio un papel de extra a la joven en la película “The Nanny Diaries” (2004) y barajó incluirla en el programa “Project Runway”.

Un juez federal pidió en septiembre que la demanda colectiva de las tres mujeres, interpuesta por la firma Hagens Berman, se consolidara con las acusaciones de otras seis, a las que se sumó este miércoles la modelo polaca, ascendiendo a un total de diez supuestas víctimas.

El abogado civil de Weinstein, Elior Shiloh, rechazó hacer declaraciones a ese medio pero el letrado que lo defiende en asuntos criminales, Ben Brafman, tildó de “absurdas” las alegaciones.

“Como muchas otras mujeres en este caso, que ya han sido expuestas como mentirosas, esta última alegación completamente sin corroborar y que tiene casi 20 años también se demostrará evidentemente falsa”, afirmó Brafman. (Efe).



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Newsletter

Scroll Up